Curso online.Iluminar la sombra Segunda Parte

Curso online.Iluminar la sombra Segunda Parte.

Hoy vimos ejercicios para descubrir la sombra.Por más perturbadora que pueda parecer la sombra,no es intrínsecamente mala.Carl Jung,llamaba a una parte de esa sombra «la sombra dorada».
Podríamos decir que la negativa del ego,a comprender y a aceptar la totalidad de nuestra personalidad,es el problema.O sea,acá el que se opone es el ego.La sombra se convierte en algo dañino,porque el ego proyecta su propio mal sobre ella.Esa parte de la mente,ese sistema de pensamiento,ego,es el que proyecta su propio mal sobre la sombra.Curso online.Iluminar la sombra Segunda Parte

La sombra nunca miente sobre sus motivaciones reales,es el ego,el que lo hace.
Por eso,el éxito de cualquier psicoterapia auténtica,depende de ser totalmente sinceros y honestos con nosotros mismos.
La primera vez que vemos claramente a la sombra ,nos quedamos espantados.Entonces algunos de nuestros sistemas de defensas egocéntricos pueden saltar en pedazos o disolverse por completo….(te invito a seguir escuchando esto en el video)

“Cada uno de nosotros proyecta una sombra tanto más oscura y compacta cuando menos encarnada se halle en nuestra vida consciente. Esta sombra constituye, a todos los efectos, un impedimento inconsciente que malogra nuestras mejores intenciones”. Carl G. Jung

Curso online.Iluminar la sombra Segunda Parte
A lo  largo de nuestra vida, y a medida que vamos creciendo, creamos un “yo” o concepto de nosotros mismos que está perfectamente adaptado a las exigencias de nuestro mundo.
Este yo que hemos construido tiene dos caras:
El personaje público: la cara que mostramos al mundo. Jung la denomina la <<máscara o personalidad>>. Y es este yo quien determina lo que está bien/mal desde el punto de vista de sus propios intereses.
La 2ª cara es la que no queremos ver. En ella se encuentran nuestros miedos, preocupaciones, culpabilidades, vergüenzas, etc. En definitiva, en ella están todos y cada uno de los aspectos reprimidos; esos aspectos de nosotros mismos que no podemos mostrar al mundo porque si lo hiciéramos no seríamos aceptados por los demás. Carl G. Jung llama a este aspecto de nuestra personalidad “la sombra”.
Para identificar cuál es tu sombra puedes hacer lo siguiente:  
Fíjate en lo que más te molesta de los demás; lo que realmente te altera. Esos son aspectos de tu lado oscuro proyectados al exterior.
Presta atención a todo aquello que te causa dolor, que te hiere de verdad y no entiendes muy bien el porqué.
Observa todo lo que juzgas o criticas exageradamente de otros.
Sé consciente de tus actos impulsivos involuntarios que normalmente son dañinos para ti (por ejemplo: adicciones, apegos emocionales, etc.)Explora cuáles son las emociones ocultas que has ido reprimiendo a lo largo de tu vida. ¿Qué emoción te cuesta más expresar? ¿cuáles son las que niegas o escondes de ti?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: