¿Cómo veo el mundo yo?

  • silvina 

¿Cómo veo el mundo yo?¿Lo veo como una prisión o como un aula de clases?

Epicteto, fue un famoso filósofo griego que vivió,en el siglo 1 en Roma.Era un estoico, lo que significa que era un miembro de la escuela filosófica estoica.Y el estoicismo básicamente enseña, que no hay nada que puedas hacer para cambiar el mundo. Era un hombre muy, muy sabio, y si lo lees a la luz del Curso, te sorprenderás.Dijo que no hay nada que puedas hacer para cambiar el mundo,pero lo que SÍ puedes hacer es cambiar tu forma de reaccionar ante el mundo.Algunos de los estoicos, enseñaron, o los filósofos griegos que el mundo realmente consistía en átomos, y los átomos cayeron y se esparcieron por el universo. Y así, la máxima expresión de estos átomos que cayeron es el universo físico que conocemos,y específicamente nuestra propia vida individual en los cuerpos. ¿Cómo veo el mundo yo?

¿Cómo veo el mundo yo?
¿Cómo veo el mundo yo?

Epicteto decía, no hay nada que puedas hacer al respecto,lo que es,es.Alguien te roba algo; bueno, ha sido robado.Lo más probable es que no puedas recuperarlo.Y no tienes control sobre eso.Pero sí tienes control sobre cómo lo percibes.Lo que significa que reconoce que nada aquí significa nada.Lo que significa algo es una vida de virtud, que es la vida dentro de ti.Sobre esto,sí tienes control. Ese fue el gran punto de Epicteto.No puedes cambiar el mundo; podrías cambiar tu forma de reaccionar ante el mundo.Y la persona virtuosa era la que actuaba de esa manera,quien miraba las cosas de una manera diferente, no dejaba que el mundo le afectara lo que importaba era cómo se sentía él o ella por dentro. En el curso,Jesús nos dice lo mismo.No podemos cambiar el universo físico,pero podemos cambiar la forma en que vemos el universo físico.Y dado que el universo físico no es más que una proyección de nuestro propio pensamiento, podemos hacer algo al respecto.Fingimos que otras personas nos hacen perder la paz porque les damos ese poder.Pero si le damos el poder a otros,somos nosotros los que se lo damos ,lo que significa que tenemos el poder.Puede que no tenga poder sobre tu cuerpo,pero tengo poder sobre cómo reacciono a tu cuerpo.Tu cuerpo puede ser capaz de hacerle todo tipo de cosas a mi cuerpo,pero no puedes hacer nada a mi mente.El único que tiene poder en mi mente soy yo.No Dios, ni el Espíritu Santo, ni Jesús, ni el ego.Solo yo tengo el poder, de ser el tomador de decisiones en mi mente.¿Cómo veo el mundo yo?
¿Cómo veo el mundo yo?
¿Cómo veo el mundo yo?

Ese es el poder que Jesús nos recuerda, una y otra vez.Pero cuando me molesto por las sombras de las limitaciones en mi cuerpo y en el mundo, estoy regalando ese poder.Y lo que es muy, muy importante de nuevo es entender que somos nosotros los que elegimos la limitación. Nosotros somos los únicos que podemos deshacerla.Hasta que no tomemos esa decisión, este mundo para nosotros será una prisión.Así es como todos con la mente equivocada,miramos el mundo. El mundo es una prisión.Es un lugar horrible, horrible. El cuerpo es una prisión,porque el cuerpo es una limitación, al igual que las rejas en una celda en una cárcel.El cuerpo es una limitación, siempre y cuando pienses que eres un cuerpo.Si eres un prisionero, un prisionero real en una celda, estás en prisión.Estás limitado por las barras en tu celda. No puedes salir.Y eso es un hecho dentro del mundo. Si tu eres prisionero en un campo de exterminio.Eres un prisionero de los guardias. Y no hay nada que puedas hacer.No puedes salir, pero tu mente no puede ser encarcelada por los guardias.Tu mente no puede ser encarcelada por los barrotes de tu celda.Tu mente no puede ser aprisionada por tu cuerpo limitado, por tu cuerpo defectuoso.El amor no puede estar limitado por un órgano enfermo o una situación social enferma en el que te encuentras, o situación política en la que te encuentras.Tu cuerpo puede ser limitado, pero no tu mente. Y ciertamente eso no es amor.El mundo puede hacerle cualquier cosa a tu cuerpo.

El amor no puede estar limitado.
El amor no puede estar limitado.


¿Qué diferencia hace eso a menos que te identifiques con un cuerpo?Entonces puede hacer una gran diferencia.Siempre estamos obsesionados con tratar de cambiar nuestro cuerpo,haciéndolo mejor, haciéndolo más joven, haciéndolo parecer menos viejo,haciéndolo saludable.Obsesionados: ser delgadas.Mientras estés identificado con un cuerpo,Todas estas experiencias pueden tener mucho sentido.Y todos los intentos de cambiar el cuerpo tienen mucho sentido.Pero si te identificas con una mente en lugar del cuerpo, todo cambia.Y así, cuando le pides ayuda a Jesús o al Espíritu Santo,la ayuda que te brindará es para cambiar tu percepción de tu cuerpo,de las limitaciones de tu cuerpo, de las limitaciones del mundo en el que vive tu cuerpo,cambiando su interpretación de una prisión a un aula.Es por eso que Jesús dice, no te preocupes por las sombras, por eso es por lo que viniste.Si te molestan las sombras, es porque crees en las sombras de tus limitaciones y / o las limitaciones del mundo que te encarcelan.Tienen un efecto nocivo en su bienestar.Podrían lastimarte. Podrían evitar que hagas lo que quieres,o pueden hacer que hagas algo que no quieres hacer.Pero, si te dejas enseñar por tu nuevo maestro ahora,que tu cuerpo y tu mundo son simplemente síntomas, son simplemente reflejos,son simplemente sombras, son simplemente proyecciones de una decisión hecha por el pensamiento limitado de que eres un ego. Y ese es el problema.Entonces todo ahora en tu mundo y tu vida cambia porque,ahora percibes todo como un aula, en la que estás aprendiendo la única lección que alguien aquí en la mente correcta puede aprender que las limitaciones que experimentamos aquí,son las proyecciones de una decisión que tomamos para ser un yo limitado,en lugar del Ser ilimitado que Dios creó.El mundo no cambia. Tu cuerpo no cambia.Las imperfecciones, los defectos, las deficiencias de su cuerpo no cambian.Lo que cambia ahora es tu percepción.Recuerda, en el curso, la percepción es interpretación.

Lo que cambia es tu percepción
Lo que cambia es tu percepción

No es lo que tus ojos ven físicamente e informan a tu cerebro,lo que constituye tu percepción. Es tu reacción a lo que percibes;es tu interpretación de lo que percibes.Entonces, mi percepción física del mundo, de mi cuerpo, no cambia necesariamente.¿Qué cambios se producen a través de los ojos de quién mira mi cuerpo?Los ojos del ego me hacen hacer las sombras reales,me hacen enojar por ellas, me perturbo por ellas, me desespero por ellas,me paralizan, especialmente cuando veo limitaciones en otros en lugar de en mí.Pero,si los ojos a través de los que miro son los ojos de Jesús, entonces veo que todo aquí es simplemente un salón de clases que me ayudará. Por lo tanto, estoy agradecido.Ayúdame a volver a la decisión de no ver limitación en mi mente,no importa de la clase de limitación que se trate.¿Cómo veo el mundo yo?

Deja un comentario