Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE

  • silvina 

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE.La personalidad, un subsistema del sí mismo.Un supuesto básico de la psicología transpersonal es que en nosotros hay algo más que nuestra personalidad.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE

La personalidad es la sensación que tenemos de una identidad aparte, diferente y peculiar. La personalidad no es, sin embargo, más que una faceta del sí mismo — de la identidad total— y es posible que ni siquiera sea una faceta central.

La misma palabra «transpersonal» significa que traspasa o trasciende la personalidad. Estar totalmente identificado
con la propia personalidad puede ser una prueba de la existencia de alguna forma de psicopatología.

Funcionar de manera adecuada

Uno de los objetivos terapéuticos es «alinear» la personalidad en el marco de la totalidad del sí mismo para que funcione de manera adecuada.

Estas ideas chocan frontalmente con la tesis comúnmente aceptada de que lo primero y principal en la vida es m ejorar la personalidad.

En el contexto de la terapia transpersonal un objetivo es estimular y desarrollar las tendencias que permiten que un individuo se desidentifique de las restricciones de la personalidad y capte su identidad con la totalidad del sí mismo.

El drama personal

Cuando tengo pacientes gravemente enfermos que son obsesivos—y la gente gravemente enferma es obsesiva por definición; les obsesiona la importancia de su drama interno y lo cosifican, lo cristalizan,lo estabilizan como si el drama no tuviera alternativas—, les pongo en contacto con un argumento real.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE

Una manera alternativa de empezar a redefinir la importancia de la personalidad es describirla como un drama personal. […] Los dramas personales son pautas de comportamiento predecibles, repetitivas y complejas, representadas con o sin la presencia o participación de otros.

Reconocer los patrones repetitivos

Es frecuente que no se reconozca su naturaleza repetitiva. […] Por ejemplo, en un grupo de terapia una
persona comienza:— Sabéis, en este momento me siento como…

Con esa línea inicial, el grupo sabe que esa persona va a dar comienzo a uno de sus dramas personales. […] «Ahora representaré “ en realidad, mi madre amaba a mi hermana más que a mí”seguido por un coro de “siento mi sexualidad como congelada dentro de mí” , para terminar con “ a veces quisiera ser lesbiana,pero si lo fuera me mataría” .»

Los dramas personales son un lujo innecesario e interfieren con un funcionamiento pleno. Son parte de nuestro bagaje emocional y por lo común es beneficioso para una persona alcanzar cierto desapego respecto de sus propios dramas, así como aprender a desapegarse de los dramas personales de otros.

Técnicas terapéuticas para el manejo de los dramas personales


Una técnica terapéutica para el manejo de los dramas personales es hacer saber a la persona que el terapeuta está observando su drama personal sin por ello confundir al autor o autora con el actor o actriz.

Con los niños esto puede asumir la siguiente forma:cuando se inicia una pataleta, el terapeuta acerca su silla y dice al
niño que está muy impresionado por su exhibición y su violencia,pero que le gustaría volver a ver una pataleta con más llantos y sofocos, com o la de la semana pasada. Así se reduce la decisión del niño a seguir adelante con la pataleta.

Inicialmente, cuando se pone a una persona ante la posibilidad de que un comportamiento no sea más que un drama personal, uno puede encontrarse con una reacción de furia y excitación, que pasa rápidamente. Si el terapeuta estima auténticamente a la persona, será frecuente que el drama termine con la risa y el alivio propios de verse desenmascarado.

¿Cómo y cuándo puede llegar una persona a un nivel de percepción desapegado que le permita descartar los viejos dramas y pasar a actitudes más adecuadas?

Una respuesta posible puede ser aprender a usar la «conciencia testigo»; el «testigo» es aquella parte de nosotros mismos que observa nuestras acciones sin elogiarlas ni reprobarlas.

La experiencia de ser testigo y diversos métodos para el entrenam iento en esta técnica están descritos en algunos sistemas de meditación, en textos de Gurdjieff y sus discípulos,en la bibliografía sobre psicosíntesis y en otros textos.


Estimular a la gente a que haga elecciones entre sus pautas de comportamiento puede ser una técnica realista.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE

Esto se puede logra valiéndose de una estrategia terapéutica que considera a la personalidad como una colección de dramas personales y que trata a cada faceta o cada drama como una representación semiautomálica que, si la persona quiere, puede ser revisada o reemplazada por otra cosa.

Esta estrategia no lleva al terapeuta a la empatia con el sufrimiento del cliente.En realidad, vistas las cosas desde esta
perspectiva, parece que la identificación con el sufrimiento del cliente tiende a reforzar el sufrimiento. No identificarse con el sufrimiento puede ser el primer paso para que el cliente lo elimine de su repertorio.

Deja un comentario