Clase 36 de Un curso de milagros

  • silvina 

Clase 36 de Un curso de milagros-El verdadero problema.La diminuta y alocada idea de la separación no fue de Dios por lo tanto,no puede ser real y no existe.Entonces cualquier problema tiene que ser no existente.Entonces el verdadero problema es la creencia de que hay un problema.

Clase 36 de Un curso de milagros
Clase 36 de Un curso de milagros

Es decir el problema es la manera en que yo estoy percibiendo el aparente problema.El problema es la creencia en la separación de Dios, el haberle creído al ego y luego nos ha convencido de que nuestra mente es un verdadero campo de batalla,así que mejor no ir ahí porque la muerte es lo que nos espera.

La estrategia del ego consiste en que creamos que existen problemas reales que exigen soluciones reales.El plan del ego fracasaría,sí el Hijo se diera cuenta de que su único problema es creer en una situación no existente y que su único problema es su forma equivocada de mirar a la diminuta y alocada idea.

Pero nosotros creemos que los problemas están en el mundo y en los cuerpos y nos las pasamos buscando soluciones mágicas a problemas imaginarios. Jesús nos habla en su curso acerca de la confusión de niveles que fomenta el ego.

Esta confusión de niveles es la responsable de todos nuestros problemas,de todas nuestras enfermedades.El milagro es dirigir la atención al nivel correspondiente que es la mente, en lugar de al cuerpo.

Al confundirnos y crear que somos un cuerpo en lugar de un pensamiento en la mente de Dios se nos hace difícil el cambiar de mentalidad.

Es decir que la única solución al problema es cambiar nuestra atención del nivel exterior a nivel interior y tomar la decisión de unirnos al amor del cual creemos habernos separado. Es esencial recordar que solo la mente puede crear y que la corrección solo puede tener lugaren el nivel del pensamiento.

Clase 36 de Un curso de milagros
Clase 36 de Un curso de milagros

El Curso enseña que no solo el mundo es una ilusión, sino que es una ilusión intencional; el propósito es crear un mundo de cuerpos, completamente enfocados en resolver la gran cantidad de problemas físicos y psicológicos que nos acosan a diario, clamando por atención y solución. De esta manera, la «mente», la verdadera fuente de nuestros problemas, se mantiene oculta de la conciencia.

Deja un comentario