Clase 27 de Un curso de milagros

Clase 27 de Un curso de milagros-La corrección-Deshacer el error.Sin diferencias,no hay ego.Mientras el concepto de diferencias sea cierto,la existencia del ego,está garantizada.

Clase 27 de Un curso de milagros
Clase 27 de Un curso de milagros
El ego sólo conoce el juicio, que se basa en su error fundamental de hacer que el error sea real. Lo que Ud. quiere hacer es vivir su vida prestando atención a lo que piensa y a cómo se siente. Si se encuentra enojado, temeroso, alegre, etc. debido a problemas en el mundo, ya sean personales o generales, reconozca que ha elegido al ego. Es este reconocimiento lo que es el "mirar". Mira las elecciones de su ego con Jesús a su lado.
Mira las elecciones de su ego con Jesús a su lado.
Mira las elecciones de su ego con Jesús a su lado.

Recordando que el ego es una elección, simplemente reconoce la elección que ha hecho sin darle el poder de quitarle su paz.

Defensas contra el dolor

Todas las relaciones de amor especiales son defensas contra el dolor abrasador en nuestra mente que proviene de la culpa que todos sentimos por haber rechazado el Amor de Dios en favor de darnos la existencia en nuestros propios términos.

Siguiendo el consejo del ego, nuestra atención se dirige lejos de nuestras mentes cargadas de culpa a individuos, sustancias o actividades específicas que pueden acallar el dolor y llenar la soledad que está en nuestras mentes.

En esencia, nuestras relaciones de amor especiales le están diciendo a Dios que no necesitamos Su Amor, y que somos perfectamente capaces de llenar el vacío y experimentar la compleción y la valía a través de las relaciones en el mundo. Este es el «contenido» subyacente a la «forma» de todas las relaciones de amor especiales.

Los buenos sentimientos que provienen de este tipo de relaciones ocultan el odio que es su base.

Clase 27 de Un curso de milagros-La corrección-Deshacer el error.
Clase 27 de Un curso de milagros-La corrección-Deshacer el error.

Al mismo tiempo, en otra parte de nuestras mentes, deseamos que nos digan que todo esto fue solo un error tonto, que hemos sido perdonados, y por lo tanto nuestra culpa y nuestras defensas contra esa culpa ya no son necesarias. Este es el “llamado” que está presente en nuestras mentes y está dividido entre estas dos actitudes o maneras de pensar.

Recordar la verdad que somos

Cualquier forma puede ser usada por el Espíritu Santo para recordarnos la verdad sobre nosotros mismos.

Una no es más o menos inspiradora que otra, en este sentido. En otras palabras, una vez que creemos que la separación ha ocurrido y estamos aquí en el mundo como cuerpos, el mundo y nuestros cuerpos se consideran neutrales.

Cualquier cosa en este mundo puede convertirse en un medio para guiarnos más allá del mundo, o más profundamente en él, dependiendo de si elegimos al ego o al Espíritu Santo como nuestro maestro.

Espíritu Santo como nuestro maestro
Espíritu Santo como nuestro maestro

Podemos estar cautivados con la estatua del David de Miguel Ángel y recordar nuestra perfección y unidad con Dios; pero la misma experiencia puede ocurrir mientras estamos mirando un árbol enfermo en nuestro patio. Cuando nos hacemos dependientes de una forma particular para tener una experiencia “espiritual”, nos hemos quedado atrapados en una relación de amor especial

Finalmente, no hay nada de malo en tener preferencias en este mundo, siempre que no las tomemos en serio. Podemos decir que una obra de arte es mejor que otra, al igual que podemos decir que una composición musical en particular es mejor que otra, un método de educación es mejor que otro, un tratamiento médico es mejor que otro, según los criterios que hemos establecido en esos campos. Desde el punto de vista del Curso, todos son igualmente ilusorios. Sin embargo, es natural evaluar las cosas de una manera algo objetiva en el mundo. La lección, no obstante, es no tomar en serio ninguna de las conclusiones a las que lleguemos sobre las cosas en el mundo — deberíamos hacerlo con una sonrisa amable en alguna parte de nuestras mentes, porque sabemos que todo es una invención.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: