Clase 23 de Un curso de milagros.

  • silvina 

Clase 23 de Un curso de milagros.LAS RELACIONES DE AMOR ESPECIAL Y DE ODIO ESPECIAL.El haber nacido en un cuerpo,creyendo que esa es nuestra identidad,se fundamenta en la estrategia del ego de reafirmar su existencia separada.

El propósito de todas las relaciones especiales desde el punto de vista del ego,es el de mantener la separación y la culpa reales en nuestra mente,sin que recordemos la existencia del Espíritu Santo,haciendo culpable a algún otro de la separación de Dios.

Clase 23 de Un curso de milagros
Clase 23 de Un curso de milagros
Así nos sentimos muy individuales ,pero libres de pecado.
Las relaciones especiales comienzan con la enseñanza del ego de que nos falta algo.De que hay algo fallido en nosotros,una torturante sensación de vacío que jamás se podrá aliviar.les

Nuestros egos no están orgullosos y utilizarán cualquier forma de trabajo especial para involucrarnos en relaciones que al final no satisfacen nuestras necesidades. Aunque generalmente no somos conscientes de esto, tenemos el objetivo subyacente de demostrar que el amor solo puede fallarnos y que somos la víctima involuntaria de las propuestas confusas y engañosas de los demás. El Curso es único — y por esta razón probablemente no sea tan popular — entre los caminos espirituales para identificar esta intención subyacente detrás de todas nuestras relaciones en el mundo, sin importar cuán buenas creamos que sean nuestras intenciones al principio, hasta que sean entregadas al Espíritu Santo para que las sane.
Y, a menudo para nuestra desilusión, el Espíritu Santo sólo trabaja con el contenido y no con la forma, de modo que no puede haber garantía de lo que sucederá en nuestras relaciones, excepto que se nos dará otra oportunidad de entrar en contacto con nuestra propia culpabilidad enterrada y sentimientos de indignidad y odio hacia nosotros mismos para que puedan ser sanados. Pero si somos capaces de poner en práctica los principios del perdón del Curso, encontraremos que con el tiempo experimentamos un sentido de paz y alegría en nuestras relaciones, sin importar si nuestros hermanos o hermanas son recíprocos de alguna manera en la forma. Y sabremos que somos verdaderos «amigos» que compartimos el propósito de curar el dolor enterrado en nuestras mentes. Pero este es un proceso que puede llevar tiempo lograrlo. Así que, mientras tanto, sepa que lo está haciendo lo mejor que puede y no deje de intentarlo. Jesús necesita nuestras relaciones especiales para enseñarnos la otra manera. Es sólo el miedo lo que nos impide permitirnos experimentar una mayor intimidad en cualquier forma.

LAS RELACIONES DE AMOR ESPECIAL Y DE ODIO ESPECIAL
LAS RELACIONES DE AMOR ESPECIAL Y DE ODIO ESPECIAL

Creemos que la separación de Dios ha ocurrido en realidad,y que ha tenido efectos reales,y por tanto esta carencia es un hecho irremediable,del cuál jamás podremos deshacernos.

El Curso nos dice que el Espíritu Santo no nos quitará ninguna de nuestras relaciones especiales, pero en cambio nos dará una interpretación diferente y un propósito diferente para ellas. Sin ellas, no seríamos conscientes de las creencias erróneas sobre nosotros mismos o los juicios (ya sean para bien o para mal) que nos mantienen en nuestro sueño profundo. Nos hemos hecho temerosos de lo que es «real» y por eso tenemos un Maestro que nos está invitando a dar pequeños pasos con Él hacia una nueva forma de pensar. Si hacemos esto con Jesús o con el Espíritu Santo a nuestro lado, no estaremos solos o «muertos». Eventualmente despertaremos completamente del sueño con la comprensión de que en realidad sólo estábamos soñando, sin pensamientos de muerte ni necesidad de morir. Mientras tanto, cada paso en el perdón nos trae más paz y nos acerca a nuestra verdad donde nuestra familia incluirá a todos y no experimentaremos ningún sentido de pérdida.

Por eso ahora,creemos estar justificados en recurrir a otros,en busca del amor que Dios nos negó,y es en esa decisión que nacen todas nuestra relaciones especiales.

Deja un comentario