Clase 18 de Un curso de milagros-FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA

Clase 18 de Un curso de milagros-FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA.Nos percibimos como personas qe existen en un cuerpo,que es regido por un cerebro.

Pero en verdad,nuestra experiencia humana,es el reflejo de las decisiones tomadas en nuestras mentes y no,en nuestros cerebros.

UCDM,nos dice que fuera del Cielo “no hay vida”.

La Vida se encuentra allí dónde Dios la creó.En cualquier otro estado que no sea el Cielo,la vida no es más que una ilusión.

El pensamiento de separación es una ilusión.

Y como ya hemos visto,cualquier forma que parezca tomar,tiene que ser igualmente ilusoria,sin excepción.Clase 18 de Un curso de milagros.FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA.

Clase 18 de Un curso de milagros-FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA
Clase 18 de Un curso de milagros-FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA

¿Qué le sucede a la mente después de la desaparición del cuerpo?

Es muy importante recordar que el Curso se refiere a la muerte como la elección en la mente de creer en la definición del ego de quiénes somos: pecadores, temerosos, culpables, individuos separados aprisionados en cuerpos.

Esta creencia es la forma en que el ego da un golpe mortal a nuestra conciencia de quiénes somos realmente como el Hijo inocente de Dios, y esto es lo que el Curso llama “muerte”. Cuando el Curso habla de “vida”, siempre se refiere a nuestra vida en el Cielo con Dios. “Fuera del Cielo no hay vida.” (T.23.II.19: 1).

Con esto en mente, hay varios pasajes en el Curso que tratan sobre la muerte, la mente, el cuerpo y el ego que son útiles para comprender los puntos que menciona.

1) El Curso nos dice que la mente no está en el cuerpo: “(La mente) no puede hacer un cuerpo, ni tampoco habitar en un cuerpo.” (W.pI.167.6: 3); “Una mente y un cuerpo no pueden ambos coexistir.

No trates de reconciliarlos, pues cada uno de ellos niega que el otro sea real. Si eres lo físico, tu mente desaparece del concepto que tienes de ti mismo, pues no tiene un lugar en el que realmente pueda ser parte de ti. Si eres espíritu, el cuerpo es entonces el que no tiene ningún sentido en tu realidad.” (WpI96.3: 4,5,6,7).

Por lo tanto, no puede haber ningún cambio en la condición de la mente debido a la desaparición del cuerpo, nada le sucede y no va a ninguna parte.

Esto nos resulta difícil de entender porque la mayoría de nosotros nos identificamos con nuestros cuerpos, pero es esencial para entender la enseñanza del Curso.

Sin embargo,UCDM,no hace real al cuerpo al verlo “como el enemigo”,que debe ser vencido por el Hijo de Dios.Por ser nada,el cuerpo,ni vive,ni muere.

Nuestra experiencia ilusoria en este sueño es el resultado de un pensamiento en la mente dormida del Hijo, que cree que la separación realmente ocurrió. La mente no vuelve a casa cuando el cuerpo muere.

La mente vuelve a casa cuando toma la decisión final de aceptar la Expiación y ya no se identifica con el sistema de pensamiento del ego.

Así se despierta a la verdad de que nunca abandonó el Cielo, nunca se separó de su Fuente.


El ego tampoco está en el cuerpo; es el pensamiento de separación en la mente que no cambia con la muerte del cuerpo: “El ego es la parte de la mente que cree en la división.” (T.5.V.3: 1).

El ego no está en el cuerpo pero «se identifica» con el cuerpo. Nosotros también nos identificamos con el cuerpo cuando elegimos el sistema de pensamiento del ego, por eso aceptamos la experiencia de la muerte del cuerpo y creemos en su significado.

Con el ego lo vemos como “… el sueño central de donde emanan todas las ilusiones … La creencia fija e inalterable del mundo es que todas las cosas nacen para morir.

Se considera que así es como “opera la naturaleza”, y ello no se debe poner en tela de juicio, sino que debe aceptarse como la ley “natural” de la vida.” (M.27.1: 1,4,5).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: