Clase 13 de UCDM-LAS CUATRO DIVISIONES

  • silvina 

Clase 13 de UCDM-LAS CUATRO DIVISIONES.

Esta aparente sucesión de divisiones no puede ser entendida por el cerebro linealmente programado.
El pensamiento contenido dentro de la mente contínuamente hace lo que esta es.

Clase 13 de UCDM-LAS CUATRO DIVISIONES
Clase 13 de UCDM-LAS CUATRO DIVISIONES

La mente dividida sólo puede dividir.La primera división que ocurrió en la mente fue el deseo del Hijo de Dios de ser Dios.De ser «auto-creado»,en vez de Dios creado.El deseo de crear la realidad por cuenta propia.

La Mente de Cristo se divide en dos,esto es lo que el Curso se refiere como la diminuta idea loca.
Quedando así,la Mente Una de Cristo,dividida en dos:-Mente(con mayúscula),y-mente (con minúscula)
La segunda división

La mente que ahora,se cree separada vuelve a dividirse en dos:-mente errada(ego),y -mente correcta(Espíritu Santo)

La tercera división

Es el comienzo de la culpa,cuando el Hijo cree haer hecho «algo malo»,al separarse de Dios(pecado),cree haber destruído a Dios.

El ego reprime este pensamiento original de asesinato,y le dice al Hijo que la amorosa presencia del Espíritu Santo,no es nada amorosa.Así es como surge el miedo,pues el Hijo niega la presencia del Amor en su mente.

¿Cómo sucedió el ego?

La pregunta «cómo sucedió el ego» y todas sus variaciones, es sin duda la pregunta más frecuente de los estudiantes de Un Curso de Milagros. Esto es algo natural para un ego que quiere saber de dónde viene, así como un niño cuestionaría a sus padres sobre su origen.

El problema es que el ego en sí no es natural. El Curso nos enseña que en realidad el ego nunca sucedió. En consecuencia, ¿cómo podríamos encontrar una respuesta intelectualmente satisfactoria al origen del ego entre las cubiertas del Curso?

Si preguntas esto es que…

Quienes preguntan cómo podría haber sucedido lo imposible deben identificarse como yoes separados e individuales, mientras que cualquiera que responda la pregunta también debe estar de acuerdo en que la separación de hecho sí ocurrió.

¿Dios o el ego?

Además, si sucedió una vez, podría ocurrir hasta el infinito, y en algunos aspectos lo hace. Día tras día se nos ofrece la opción de creer en la realidad de nosotros mismos como un ego o como un Hijo de Dios.

La separación jamás sucedió

Por lo tanto, preguntarse acerca de la separación recurrente es cometer el mismo error de creer que sucedió en primer lugar.

Como dice el Curso:“Si alguien te pide que definas al ego y expliques cómo se originó, es porque cree que el ego es real e intenta, por definición, asegurarse de que su naturaleza ilusiva quede oculta tras las palabras que parecen otorgarle realidad.

No sé

Ninguna definición que se haya hecho de una mentira puede hacer que ésta sea verdad.” (C-2.2:5–3:1) “El ego exigirá muchas respuestas que este curso no provee.

El curso no reconoce como preguntas aquellas que sólo tienen la apariencia de preguntas, pero que son imposibles de contestar. El ego puede preguntar: «¿Cómo sucedió lo imposible?», «¿A qué le ocurrió lo imposible?», y lo puede preguntar de muchas maneras.

Busca la experiencia

Mas no hay una respuesta para ello; sólo una experiencia. Busca sólo ésta y no permitas que la teología te retrase.” (C-in.4). El Amor de Dios es la experiencia de la que habla el Curso en la cita anterior.

Esta experiencia se logra a través del proceso de perdón, que elimina los obstáculos a la conciencia de la presencia del amor (T.In.1: 7). De hecho, el propósito de Un Curso de Milagros es ayudarnos a lograr esta experiencia.»La separación se produjo antes que la culpa — la culpa es simplemente la experiencia psicológica del pecado — el sentimiento que resulta de ser pecaminoso.

Clase 13 de UCDM-LAS CUATRO DIVISIONES
Clase 13 de UCDM-LAS CUATRO DIVISIONES

A medida que elijamos perdonar más y más — para dejar ir los resentimientos — nos sentiremos mejor con nosotros mismos y, por lo tanto, querremos hacer eso cada vez más.

Y mientras ese proceso continúe, comenzaremos a identificarnos cada vez más con la manera en que Jesús piensa y se acerca a nuestras vidas, lo que significa que nuestro punto de referencia para nuestras vidas cambiará gradualmente de simplemente tener nuestras necesidades satisfechas a darnos cuenta de que todos compartimos un interés común, tanto en nuestras mentes erradas como en nuestras mentes correctas.

El concepto del yo

Cuando estemos cada vez menos preocupados por usar el mundo y a otras personas para satisfacer nuestras necesidades — es decir, cuando veamos el propósito de nuestras vidas de otra manera — nuestro autoconcepto comenzará a cambiar, sin que ni siquiera nos hayamos enfocado directamente en eso.

Deja un comentario