LA SANACIÓN DE LA MENTE

La sanación de la mente-12

La sanación de la mente-12.Reconocemos lo que vemos porque nos damos cuenta de que lo que vemos fuera,es una proyección de lo que está adentro.

Y todo lo que veo, no significa nada solo ,es decir, no significa nada si se ve,estando tú, aparte del Espíritu Santo.

Esto, también significa que todo aquí está unificado en su potencial, para reflejar la verdad o la ilusión.

La verdadera percepción o la visión de Cristo es que todos los que están en el mundo están o bien expresando amor o bien pidiéndolo.

Cuando la mente esté sanada el amor fluirá a través de nosotros y pensaremos o diremos lo que sea de ayuda.

Si realmente nos importa acabar con el sufrimiento en el mundo tenemos que empezar por nosotros .

Aquí la gente sufre terriblemente, pero no podemos ayudarles si estamos sufriendo también y todos estamos sufriendo mientras creamos que somos muchos yoes individuales y separados.

La sanación de la mente-12
La sanación de la mente-12

Vamos a hablar de los tres pasos del perdón.

Lo que antes se había proyectado afuera ahora se ve adentro .Esto es lo que ocurre cuando pedimos ayuda al Espíritu Santo en una situación,en la que estamos molestos, ansiosos o temerosos.

Su Respuesta es, que lo que estamos viendo fuera es una proyección de lo que está adentro. Este es el papel del milagro que establece que somos el soñador del sueño, no la figura del sueño,el cuerpo.

Y que el contenido del sueño no es verdad .

En el primer paso, la culpa que proyectamos en el cuerpo de otro al que seguidamente atacamos es devuelta a la mente.

El segundo paso consiste en mirar la culpabilidad de la mente y afirmar que también es una fabricación,tal como el ataque contra otro solo fue obra nuestra.

La sanación de la mente-12
La sanación de la mente-12

Entonces la culpabilidad,puede desaparecer pues solo la mantenía el hecho de que la queríamos y creíamos que era verdad.

En un curso de milagros,el altar casi siempre simboliza al tomador de decisiones, la parte de nuestra mente que decide, y que está o bien ante el altar desde dónde gotea la sangre de la culpabilidad del ego, o ante el altar donde están esparcidas las azucenas del perdón.

Deshacer la disociación

Este paso feliz se produce porque hemos decidido olvidarnos del ego y recordar al Espíritu Santo deshaciendo así la disociación.

Cuando estamos ante el altar del Espíritu Santo en nuestras mentes el ego desaparece y el recuerdo de Dios alborea en la mente sanada, hemos soltado nuestra necesidad de disociación y lo que habíamos elegido olvidar ahora retorna a la conciencia a medida que el sueño de separación se disuelve suavemente en su propia nada.

Soltar la idea de «yo»

Seguimos queriendo ver los problemas fuera, para que nunca puedan ser resueltos preservando así nuestro yo individual y especial.

El problema del pecado solo puede resolverse cuando se trae dentro a la mente que lo concibió originalmente, y que le dio su aparente realidad.

La sanación de la mente-12
La sanación de la mente-12

Pero cuando se ve realmente como la ilusión que es, el pecado no puede sino esfumarse pues solo lo sostenía nuestra creencia en él.

Devolver la atención a la mente significa reevaluar la decisión anterior,de retirar la creencia en lo que nos ha producido dolor y poner el poder de nuestras mentes al servicio del Espíritu Santo.

La sanación de la mente-11

La sanación de la mente-11.Seguir Un curso de milagros y practicar el perdón día tras día soltar los juicios y nuestros amores y odios especiales en actitud mental, no siempre en la forma,nos despertará del sueño.

Esta es nuestra meta,pero si nos aferramos a nuestros juicios hacia otros o hacia nosotros mismos,quiere decir que no queremos la meta.

Si la quisiéramos emplearíamos los medios que nos conducen a ella,pero si le damos la espalda a los medios,tiene que ser únicamente porque no queremos la meta.

Jesús establece con mucha claridad que la meta es la paz ,despertar del sueño y regresar a Casa.

Y esto se logra a través del medio que es el perdón.Todos despertamos cada mañana con el mismo cuerpo que teníamos la noche anterior,la misma figura se refleja en el espejo,vemos y hacemos las mismas cosas una y otra vez.

No es importante lo que hacemos con nuestros cuerpos,en cuanto a acicalarlos, pero es importante darnos cuenta que hacemos las mismas cosas con nuestro cuerpo en cuánto a juzgar y aferrarnos a los resentimientos.

La sanación de la mente-11
La sanación de la mente-11

Lo que tenemos que hacer es ser conscientes de que estamos juzgando,porque no queremos darnos cuenta de que todo lo que nos sucede en la vida es un efecto de una frívola causa.

Apartamos la causa lo cuál es otra forma de disociación,y esta es la interpretación del ego de la diminuta idea loca, y cuando la apartamos sólo nos queda la conciencia del efecto.

Entonces el efecto sin la causa parece muy grave .

Las grandes consecuencias el mundo, es claramente una gigantesca grave consecuencia y todas las pequeñas graves consecuencias están representadas en nuestro mundo personal.

No es un pecado tenerle miedo a este Curso,pero es un error terrible fingir que no le tienes miedo.

Si finges no tener miedo,cuando en realidad lo tienes, no tendrás ningún medio de deshacer el miedo.

En este mundo todos somos criaturas de nuestro pasado y es aterrador mirarnos a nosotros mismos de nuevo para volver a nacer en el sentido que el Curso da estas palabras,sin un pasado, lo cuál significa sin problemas,historias, resentimientos, ni demás.

Recordemos que disociar es separar aquello que queremos tener,lo que deseamos es el amor en presencia, del cual nuestro yo individual desaparece.

Un curso de milagros nos permite alcanzar el fin. Cuando miramos la ilusión, este es el significado de traer la ilusión a la verdad,la ilusión se disuelve,así el milagro no mira la verdad,contempla la devastación.

Cuando uno mira la devastación trayendo la devastación al Espíritu Santo, la oscuridad del odio desaparece.

Este es el gran temor del ego que su sistema de pensamiento de culpabilidad y juicio desaparezca para siempre.

La sanación de la mente-10-Kenneth Wapnick

El ego nos dice que efectivamente estamos apartados del amor y que más nos vale permanecer así porque el amor nos destruirá.

Como no sabemos lo que es el amor ,le creemos ciegamente al ego.

Así mismo como nadie conoce a Dios ,nos creemos los mitos bíblicos de especialismo .

Sonrelativamente pocos los que han dado un paso atrás para cuestionar este retrato demente de nuestra fuente.

El ego nos ha convencido no sólo de que tenemos que apartarnos de Dios en nuestra mente sino también de como de traspasar a las barreras de la mente,y que par eso tenemos que fabricar un mundo en el que podamos escapar colectivamente y un cuerpo para que podamos escapar individualmente.

Por eso nos aferramos tanto al cuerpo y queremos que nuestra espiritualidad involucre al cuerpo y su mundo.Así si Dios o Jesus están involucrados con el cuerpo, este debe ser real.Esta es la mejor defensa de todas desde el punto de vista del ego.
La sanación de la mente-10-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-10-Kenneth Wapnick

Una vez que metemos a Dios dentro de la ilusión deja de ser Dios.

Lailusión se vuelve divina por eso la gente habla de la tierra como divina y de que los cuerpos fueron creados por Dios.

La disociación preserva esta locura,disociando los dos pensamientos y seguidamente separando la mente del cuerpo disociamos al ego separándolo de Dios o del Espíritu Santo y después creemos las mentiras que quedan.En otras palabras como nos hemos olvidado de que es el Espíritu Santo,incluso de que existe un Espíritu Santo,un recuerdo de quienes somos como el Hijo de Dios,lo único que tenemos es el sistema de pensamiento del ego que se convierte en la voz de Dios para nosotros.

Es la condición de uno o el otro,y podemos creer en cualquiera de ellos por separado y lo hacemos pero no podemos mantener la creencia en los dos simultáneamente. El perdón es la clave del mensaje de este Curso, deshace la separación la escisión de dos pensamientos mutuamente incompatibles.
La sanación de la mente-10-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-10-Kenneth Wapnick

Y en el mundo nos separamos unos de otros continuamente.

Nosseparamos de los individuos en función de nuestro especial ismo y constante estado de necesidad, nos separamos por grupos raciales religiosos ,sociales, económicos,nacionales y políticos.

Tenemos miedo de que si las juntamos,nuestro yo se disuelva porque este hecho se mantiene en su lugar disociando la ilusión de la verdad preservando la creencia de que la separación es real y la unidad es mentira.

Lo esencial es saber que lo que sucede en este mundo está ocurriendo en la mente, lo que hacemos pensamos y sentimos como cuerpos solo son símbolos de las dinámicas de la mente , sólo son símbolos de las dinámicas .

La sanación de la mente-10-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-10-Kenneth Wapnick

No hacer la ilusión real

La luz no entrará en la oscuridad si no queremos la luz y no la queremos porque nos creemos la mentira del ego de que la luz de Dios nos destruirá,esta es la razón por la que la espiritualidad que suele practicarse en este mundo es meramente especialismo,presentado de distintas formas en la espiritualidad del ego ,un Dios ,una Divinidad que el mundo conoce y puede aceptar porque hace que la ilusión de la dualidad sea real.

El mundo no acepta a un Dios que no está involucrado con él, pero la verdad no lucha contra la ignorancia su luz simplemente la disuelve.

Cuando luchas contra la ignorancia la has hecho real y esta es la razón por la que nunca funciona NADA en este mundo.

El Curso no trata sobre el comportamiento

Recuerda que este Curso no trata sobre el comportamiento,lo que está equivocado con respecto a este mundo es el propio mundo no lo que ocurre en él.La propia creencia en el mundo es el problema.Si tratamos de cambiarlo o de luchar contra él sin antes cambiar la mentalidad nos convertimos en parte de él.

El ego bendice esta dinámica ,al ego le encantan los visionarios utópicos porque parecen tan santos y espirituales y de esta forma se convierten en parte de la misma red que asegura que el cambio significativo no ocurrirá nunca.

En este mundo pasan cosas terribles de hecho todo es terrible en este mundo, la crueldad se presenta de múltiples formas algunas son patentes .No puedes pasarlas por alto.

Otrasson más sutiles,pero aquí no hay nadie que no sea cruel.

La sanación de la mente-10-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-10-Kenneth Wapnick
Es un pensamiento cruel el de abandonar el Cielo y creer que lo has destruido para satisfacer tus necesidades especiales.

Algunas personas enmascaran esto extremadamente bien,mientras que otros son muy transparentes,sin embargo no es la verdad del mundo lo que queremos cambiar, sino el pensamiento cruel que hemos elegido en la mente,de otro modo no hay esperanza.

No es necesario hacer nada externo ni,meditar largos períodos de tiempo cada día .

Pero,si es necesario dentro de nuestra mente y traerle todos nuestros pensamientos más oscuros de culpa ,de pecado y de miedos al Espíritu Santo.

Cuandolos ocultamos los hacemos reales y entonces no pueden ser deshechos.

 Sólo pueden ser deshechos cuando los traes a la luz de su amor y no los juzgas.Esto significa que el problema no son los pensamientos impuros del ego,sino que nuestra culpa hace que nos los tomemos tan en serio que tenemos que ocultarnoslos a nosotros mismos .

El proceso consiste en desear ser ayudado y por tanto a que pidamos ayuda el Espíritu Santo.

Esto no echa abajo las puertas de nuestra mente sino que la abrimos nosotros para darle acceso a la oscuridad

¿Cómo podemos saber que hay pensamientos oscuros,ni siquiera sabemos que tenemos una mente?La respuesta es simple,nos observamos cuando estamos con otras personas,observamos nuestros juicios y pensamientos de ataque y las necesidades derivadas de especialismo,eso es todo, porque eso nos ayudará a darnos cuenta de que todos ellos son oscuridades aunque parezcan estar enmarcados en luz santa.

Si hay alguna separación involucrada,sabemos que eso refleja los oscuros pensamientos del ego,por lo tanto tenemos que observar como percibimos y como interactuamos con los demás,porque es entonces cuando necesitamos pedir ayuda.

La sanación de la mente-Novena parte

La sanación de la mente-Novena parte.Creemos que fue Dios que nos echó del Cielo ,pero fuimos nosotros mismos los que nos echamos o creímos haberlo hecho.

Como el propósito lo es todo tenemos que haber abandonado el Cielo por alguna razón:El amor es intolerable para nosotros,puesto que estamos identificados con el ego.

Si en aquel momento fue intolerable,porque habría de ser menos intolerable ahora.En algún momento todos los que trabajamos con el curso tenemos que haber experimentado un instante santo en el cual realmente soltamos nuestros egos,y en ese momento tenemos una sensación clara de que algo es diferente.
La sanación de la mente-Novena parte
La sanación de la mente-Novena parte

Y luego esa sensación desaparece,y es entonces cuando sentimos una irresistible urgencia de comer o dormir,tenemos un accidente comenzamos a fantasear en torno a una pasada herida o en torno a una cosa futura que queremos,cualquier cosa salvo permanecer en el momento presente.

Cuando esto ocurre tenemos que ser conscientes de lo que está pasando.

Aún cuando no podemos impedir darnos un atracón de chocolate o de lo que sea,al menos seamos conscientes de que estamos haciendo esto porque nos asusta estar en paz

Así como también nos da miedo,vivir unos breves minutos sin juicio ni necesidades.Cuando la verdad alborea en nuestra mente nos asustamos,entonces regresamos a nuestro cuerpo y nos ponemos enfermos o nos dejamos tentar por pasadas adicciones,rumiamos sobre el pasado y cuan injustas,han sido las cosas o cuánto han abusado de nosotros. 
La sanación de la mente-Novena parte
La sanación de la mente-Novena parte

Es importante ver la conexión causal entre lo que estamos sintiendo ,ahora, tome la forma que tome y la paz que experimentábamos anteriormente.

Puede ser que leamos algo del curso y de repente se encienden las luces,y todo se vuelve claro como el cristal y esta conciencia penetra nuestras defensas

Pero al minuto siguiente nos encontramos frente a la heladera,,o encendiendo el televisor,sintiendo los furiosos con las noticias, o simplemente,olvidándonos totalmente de lo que acabábamos de recordar

Esto es resistencia.

Nuestro progreso no se puede medir por la disminución de los embates del ego o los atracones de chocolate,sino por la reducción del tiempo de reacción

Lo que va a acelerar nuestro progreso es ver la conexión entre la experiencia de amor de estar en un estado no ego y la defensa en su contra.Esto es lo único que tenemos que hacer.

Ese es nuestro progreso

La sanación de la mente-Octava Parte

La sanación de la mente-Octava Parte.Todos es un ataque. Nacer es un ataque.

 Lo que tenemos que hacer en los primeros pasos del proceso, es dejar de FINGIR que somos personas bondadosas, amorosas, amables, dulces, reflexivas y espirituales este tipo de personas se quedan en el Cielo no vienen aquí .Aquí vienen los chicos malos .
La sanación de la mente-Octava Parte
La sanación de la mente-Octava Parte

El problema no es únicamente que lo malos que somos nosotros, sino que sin ira y juicios dejaríamos de existir .

El enfado es el cimiento del muro y por lo tanto de nuestro yo especial ,por eso mantenemos la disociación .La sanación de la mente.Octava Parte

No queremos llevar la ilusión a la verdad ,no queremos traerla nada del Todo porque cuando lo hacemos la nada desaparece.

No es que tengamos miedo del Todo ,porque no sabemos lo que es el Todo .

La sanación de la mente-Octava Parte
La sanación de la mente-Octava Parte
 Tememos dejar de no ser nada. Cuando miramos la nada con el amor del Todo a nuestro lado ,se disuelve, eso es lo que nos da miedo.
 La resistencia de este curso surge del miedo de que si lo practicamos como ha de ser practicado salgamos perdiendo .No obstante lo que subyace a lo anterior es el miedo de que al practicar el curso vayamos a ganarlo todo ,pues eso significa que perderemos nuestro "yo".La sanación de la mente.Octava Parte

Mirar el miedo, el verdadero miedo y sus efectos ,esto es muy importante .

Sólo hay Uno

El tomador de decisiones es lo único que hay, siempre somos el tomador de decisiones una vez que elegimos abandonar el Cielo o creímos poder abandonar nos convertimos, en un tomador de decisiones

Bueno una vez que creímos separarnos, nuestra identidad como Cristo se convirtió rápidamente en un recuerdo cada vez más borroso por eso es posterior a la separación el tomador de decisiones .

Nosotros estamos apartados del tomador de decisiones y eso es lo que el ego quiere que hagamos. Tratamos de ocultarlo ,de fabricar historias sobre nosotros mismos de que no somos un yo tomador de decisiones.

No obstante el fondo de todo esto es que como las ideas no abandonan su fuente nunca hemos dejado de ser un tomador de decisiones.

El único propósito de Jesús en este curso es deshacer la disociación que parece separarnos de nuestro yo tomador de decisiones.

El proceso de mirarnos a nosotros mismos o a un ser querido que sufre cáncer por ejemplo, es lo que empieza acabar con esta disociación. El tú que está mirando, es el yo observador, el tomador de decisiones.

El proceso de mirarnos a nosotros mismos

El observador

Cuando el tomador de decisiones elige estar en su mente correcta se convierte en un observador, el observador está mirando a alguien que tiene cáncer y se está muriendo o está mirando a alguien que hace cualquier otra cosa .

Esto nos ayuda a acabar con la identificación con el yo ego ,con el yo corporal y empezar a re identificarnos con lo que siempre hemos sido el tomador de decisiones.

Tenemos que ser conscientes de que sentir que somos víctimas del tomador de decisiones, no es distinto de sentirnos víctimas de los padres o de cualquiera.

Todo lo que esté pasando es lo que nosotros como mentes tomadores de decisiones queremos a pesar de cómo finjamos sentirnos.

Todos estaríamos de acuerdo en que el dolor es algo que no deseamos pero sin mirásemos lo que está ocurriendo en nuestras mentes nos daríamos cuenta de que de hecho nos deleitamos en el dolor.La sanación de la mente.Octava Parte

La sanación de la mente.Séptima Parte.

La sanación de la mente.Séptima Parte.

Tenemos que volver siempre hacia la decisión de la mente de rechazar el amor como causa de todo lo que nos molesta o preocupa.

La sanación de la mente.Séptima Parte.

Lo que resiste persiste

El problema no es aquello a lo que creamos estar oponiendo resistencia ,sino más bien el que nuestra mente tomadora de decisiones ha elegido al maestro equivocado y nos resistimos a regresar a la mente para volver a elegir contra el ego y a favor del Espíritu Santo .

La resistencia dice que hay un problema subyacente al que no quiero mirar, pero de hecho no hay ningún problema subyacente. Esta resistencia subyacente afirma que hay un problema serio que no quiero mirar mi pecado de culpabilidad y es tan horrendo que no voy a querer mirarlo nunca .

Entonces la resistencia se convierte en la defensa.

Cuando soy capaz de soltar la resistencia que es mirar con Jesús o con el Espíritu Santo, entonces de repente me doy cuenta de que no había nada ,en sí esa idea es el núcleo de la Expiación.La sanación de la mente.Séptima Parte.

Refleja la verdad más profunda de que la diminuta idea loca de estar separados de nuestro creador tampoco es nada es decir en realidad no hay diminuta idea loca.

El sistema de pensamiento del mundo entero es una defensa contra el reconocimiento de que este pensamiento demente no es nada. Esta es la verdadera razón por la que estamos muy enfadados con el Espíritu Santo o conJesús. Ellos ni siquiera se ocupan de la diminuta idea loca ,pero el ego sí .

Tenemos que creer que hay una diminuta idea loca porque eso es quienes somos. La resistencia guarda relación con el reconocimiento de que intrínsecamente el yo separado no es nada .
Podemos experimentar el miedo a la nada inherente de nuestros "YOS" especiales como una sensación de pérdida y para lidiar con él a veces llegamos a resucitar viejos problemas o asuntos con los que ya hemos tratado.
La sanación de la mente.Séptima Parte.

El ego no es «una cosa»

Recordemos que el ego no es una cosa, en realidad el ego «es nosotros».

Cuando empezamos a perdonar más y más y a mirar al cuerpo de manera diferente tenemos inevitablemente una sensación de pérdida del yo, ahí es cuando esta resistencia se intensifica y como Jesús explica en el texto, las sospechas se convierte en perversidad.

Tendemos a asustarnos cuando la luz de la verdad de quién somos comienza a traspasar la oscuridad de nuestra mente y de repente reconocemos lo que eso significa ,que la luz resplandecerá sobre este yo y lo disolverá, porque aquí en el mundo donde creemos que existimos no hay un «yo».

Este yo este cuerpo continúa existiendo porque nuestro yo de mentalidad errónea elige no verlo así .

El cuerpo permanece en la oscuridad de la culpa y no podemos verlo como realmente es.

La oscuridad de la culpa lo envuelve y así pensamos que hay algo aquí pero en realidad aquí no hay nada y si alumbramos con la luz de la Expiación nuestra experiencia en efecto será que allí no hay nada.

caleidoscopio de la culpa

El muro es nuestra resistencia a mirar la nada y a darnos cuenta de que no es nada.

Ser un individuo. un cuerpo está asociado intrínsecamente con atacar a cada instante, pues estamos reviviendo ese momento original en el que creímos que habíamos destruido a Dios.

Luego, experimentamos el consiguiente terror nacido de nuestra percepción de su ira vengadora .

Cada cosa es un revivir de ese momento, porque el tiempo no es lineal simplemente revivimos ese instante original una y otra vez de distintas maneras .

Es un Caleidoscopio de culpa porque cada vez que lo giramos surge una multitud de proyecciones hechas formas .
Obtenemos figuras diferentes, puede haber pedazos de cristal coloreado que sean que sean RELACIONES de amor especial 

Pero siempre se trata de la misma culpa independientemente de cómo queremos ser el caleidoscopio sigue siendo la misma culpa.La sanación de la mente.Séptima Parte.

La sanación de la mente.Sexta Parte.

El problema es que queremos el muro y es un problema porque no hay muro. La resistencia no es una entidad ni una cosa, es el producto final de «nuestro querer». Es el resultado del miedo al amor que la resistencia oculta.La sanación de la mente.Sexta Parte.

La sanación de la mente.Sexta Parte.

Espiritualidad express

Vivimos en una sociedad que quiere que todo se haga con rapidez queremos que todo sea instantáneo desde la comida el placer sexual y el dinero hasta soluciones instantáneas a los problemas.

Esto funciona perfectamente para el propósito del ego ,porque todo esto son maneras de resolver,pero el verdadero apetito, el apetito de culpa para preservar nuestro yo individual no existe.La sanación de la mente.Sexta Parte.

el apetito de culpa para preservar nuestro yo
Lo único que tenemos que hacer con la resistencia es ser conscientes de ella,lo que implica ser conscientes del pensamiento que dice tengo demasiado miedo de la verdad de modo que quiero apartarla .

El deseo de ser especial

Queremos apartar la verdad de la ilusión,porque si juntamos ambas desapareceremos tal como los conocemos a nosotros mismos como individuos especiales.

Jesús nos enseña a tomar conciencia de que hay un muro y de que con los efectos de dicho muro no nos sentimos bien. De hecho eso queremos no sentirnos bien. Queremos el producto final que es la aparente realidad de nuestro yo separado.

Tenemos que estar dispuestos a reconocer que es ahí donde estamos y que eso está bien. No trates de arreglarte a ti mismo nos dice Jesús, porque esa necesidad de arreglarnos es el problema .

Un curso de milagros no es un curso que arregle nada.

Esta es la razón por la que mucha gente lo deja poco después de haber sentido la atracción inicial por él y esto se debe a una buena razón en realidad no es lo que ellos quieren .

Ellos quieren un remedio rápido quieren experiencias, quieren espiritualidad instantánea tal como la gente quiere un colocón instantáneo con las drogas, también quiero un colocón instantáneo con Dios .La sanación de la mente.Sexta Parte.

Un curso de milagros

No tengo que hacer nada

Este curso no lo da lo que da es mucho trabajo ,hay que trabajar muy duro para aprender a no hacer nada .Eso es duro.

Paradójicamente el trabajo duro resulta fácil porque refuerza la mentira con respecto a nosotros mismos sustenta la creencia de que hay un problema que requiere un remedio difícil.

Puede que las personas crean que son perezosas que no quieren trabajar pero la pereza forma parte del duro trabajo.

Es fácil de preservar y perpetuar la mentira de la separación y el especialismo .

El trabajo duro consiste en aprender que no tengo que hacer nada con respecto a la resistencia, lo que tengo que hacer es simplemente ser consciente .

Practicar cualquier tipo de magia que te ayude a sobrellevar el día y a superar el dolor físico o emocional ,está bien trabajar con el síntoma .

Después de todo nadie quiere sentir dolor, así que si hay una manera rápida de liberarte del dolor por supuesto utilizala ,simplemente no te engañes pensando que eso está librando de la fuente del dolor .

La sanación de la mente-QUINTA PARTE

La sanación de la mente-QUINTA PARTE.Lo que nos ayuda a ir más allá del muro cada vez más, es darnos cuenta de lo bien que nos sentimos cuando hacemos lo que Jesús dice y lo mal que nos sentimos al tener ese muro y jugar así con Jesús.

Tenemos que sentir el dolor de la de esta rebeldía infantil y lo bien que nos sentimos cuando finalmente la soltamos .

Es muy simple pero ese es el problema que es simple al ego le encanta la complejidad .

Lo peor que puedes hacer es resistirte a la resistencia o inventar técnicas para adelantar.

Las técnicas podrían funcionar y la gente de nuestros días es muy hábil en esta suerte de cosas pero,las técnicas no deshacen la resistencia.

La sanación de la mente.QUINTA PARTE

No luchar con las resistencias

 La idea es no hacer nada con la resistencia no utilices la hipnosis para hacerla desaparecer ,ni utilices técnicas para deshacerla, más bien reconoce que la resistencia está ahí y permítete sentir sus efectos la resistencia .

En esto consiste un curso de milagros en mirar al ego y mirar nuestra resistencia.

Y en pedir al Espíritu Santo que nos ayude a mirar sin juicio.

 No obstante todos queremos hacer algo más que eso.

Lo que estoy haciendo algo con respecto a sí mismo para preservar la ilusión de que allí realmente hay un EGO, un yo separado.

 El cuerpo no hace y no puede hacer nada porque solo es la marioneta animada por la mente que es el titiritero .

¿ Puedes sacar su darle vida a un esqueleto pintando sus labios de color rosado, vistiéndolo de punta en blanco, acariciándole mimándolo y puede acaso satisfacerte la ilusión de que estás vivo?

 Por lo tanto el enfoque nunca debe estar en el pedazo de madera sin vida el esqueleto sino en la cabecilla intelectual que está detrás el cuerpo .

Ciertamente parece hacer algo porque fue establecido para resolver un problema inexistente .La sanación de la mente.QUINTA PARTE

resolver un problema inexistente

En ese sentido podemos entender que la mente tampoco hace nada porque eso implicaría que hay algo que necesita deshacerse.

Eso implicaría que hay algo que necesitaría hacerse.

Lo único que tiene que ser desecho ,es la creencia en la mente de que existe un ego qué es el problema que necesita solucionarse .

Así la mente creyendo que es un ego, un algo inventa un mundo y un cuerpo que también es un algo de esta manera se nos desvía de llegar a reconocer cuál es el verdadero problema el tomador de decisiones que es creer la mentira de la separación .

Y después se cree las mentiras del mundo y el cuerpo que sustentan esa mentira y refuerzan la demente creencia de que es verdad.

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

La sanación de la mente.Cuarta Parte-Kenneth Wapnick.¿Por qué nos enfadamos?Siempre es posible discernir el significado de algo,dándote cuenta de adónde acaba llevándote.

El punto dónde acabas es el objetivo que estableciste desde el principio,y todo lo demás se convierte en un medio para llegar allí.

Así has acabado en que «yo soy el enemigo»,impaciente enfadado y dispuesto al juicio,y tú eres a víctima.

Ahí estás tú tratando de dar lo mejor de tí,y yo vengo y te hago esto.

Tú acabas siendo la víctima inocente,y yo el victimario.Lo que se deriva de esta situción es que,si yo soy el enemigo,ya no tienes que escucharme.

Una parte de tí se sentirá justificada,concluyendo que ya no tienes que prestar atención a lo que digo.La sanación de la mente.Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Cualquier cosa que esté sintiendo es porque quise,lo he deseado,de otro modo no lo sentirías

Este es mi sueño.Lo difícil es mirar esto sin juzgarme.

Descubrir el muro de la disociación nos ayuda a ponernos en contacto con este muro.La culpa es el muro.Cuando dejamos de lado todos nuestros pensamientos de separación y juicio y el constante parloteo del ego ,cede.

El Curso, si bien habla de la paz y nos invita en algunas de las lecciones del libro de ejercicios a experimentarla a través de aquietar nuestras mentes y quedarnos en silencio, realmente enfatiza el problema de nuestra resistencia y nos pide que lo examinemos.

Las resistencias

Y la resistencia se encuentra en todas nuestras proyecciones de culpabilidad y reproche por nuestra falta de paz en los demás, de modo que nunca veamos la culpa que abrigamos dentro de nuestra propia mente, que es el verdadero obstáculo para la paz.

Como la sección a la que usted se refiere, «No tengo que nada», señala: “Tu camino será diferente, no en cuanto a su propósito, sino en cuanto a los medios.

La relación santa es un medio de ahorrar tiempo.” (T.18.VII.5: 1 , 2). En otras palabras, el proceso del Curso consiste en perdonar nuestras relaciones especiales, todas las proyecciones externas de nuestra culpa interna que nos mantienen en conflicto y no en paz.

Si realmente quisiéramos estar quietos y en paz, lo estaríamos. La paz, después de todo, es nuestra herencia natural (T.3.VI.10: 1,2). Pero sólo nos permitimos vislumbrar brevemente la paz real, como observa en sus propias experiencias. No queremos mantener esa quietud debido a nuestro miedo a ella.

Y así, el Curso nos lleva por un camino indirecto hacia la quietud, centrándose en la eliminación de las barreras que hemos colocado entre nosotros y la paz, en lugar de un enfoque directo, como la meditación, que tiende a ignorar nuestra resistencia y sus orígenes.

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Lo que nos ayuda a ir más allá del muro. es darnos cuenta de lo bien que nos sentimos cuando escuchamos al Espíritu Santo,y lo mal que nos sentimos cuando cuando erigimos el muro.

Lo peor que podemos hacer es resistirnos a la resistencia o inventar técnicas para adelantarla….las técnicas no deshacen la resistencia.

Reconoce que la resistencia está ahí,y permítete sentir sus efectos.

La resistencia es el muro.Mirar al ego sin juzgar «es» mirarlo con humildad.

El ego en su arrogancia nos haría retroceder con horror cuando nos damos cuenta de la magnitud de su engaño, maquinación y maldad.

Este horror viene de la arrogancia de tratar de engañarnos para que pensemos que no tenemos ego, que somos más avanzados espiritualmente de lo que realmente somos.

O que somos capaces de evaluarnos a nosotros mismos en absoluto.La sanación de la mente.Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Para empezar, se necesita humildad para reconocer cuánto no queremos la paz de Dios, cuán firmemente nos aferramos a nuestro sistema de creencias, la búsqueda de nuestros intereses egoístas y nuestro especialismo individual.

Reaccionar con asombro y consternación al reconocer esto proviene de la arrogancia.

El Curso nos dice que es nuestra arrogancia lo que nos hace tener una imagen degradante de nosotros mismos, negando así nuestra verdadera identidad: “La arrogancia forja una imagen de ti que no es real.

Ésa es la imagen que se estremece y huye aterrorizada cuando la Voz que habla por Dios te asegura que posees la fuerza, la sabiduría y la santidad necesarias para ir más allá de toda imagen.” (W.pI.186.6: 1,2). Una de las líneas más repetidas en el Curso es «Soy tal como Dios me creó» (W.pI.94).

En nuestra arrogancia, negamos esta identidad, decidiendo por nosotros mismos quiénes somos, qué hacemos y por qué. El ego incluso nos hace creer que la humildad es considerarnos a nosotros mismos como inferiores e indignos. El Curso nos enseña todo lo contrario.

Se nos dice: “La humildad consiste en aceptar el papel que te corresponde en la salvación y en no aceptar ningún otro.” (W.pII.61.2: 3). Nos pide que aprendamos a vernos a nosotros mismos junto con todos nuestros hermanos y hermanas como dignos del amor de Dios. De hecho, se necesita humildad para mirar «honesta pero calmadamente, sin juzgar»la arrogancia del ego, y luego, como se ha dicho a menudo, «sonreírle».

Miramos al ego con humildad cuando estamos dispuestos a cuestionar nuestro punto de vista, nuestra interpretación y nuestra definición de nosotros mismos, de todos y de todo lo que encontramos.

Si estamos dispuestos a dejar de lado nuestra interpretación, podemos salir de la postura arrogante del ego y aceptar la percepción del Espíritu Santo. Esta es la verdadera humildad.

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Aunque el ego nos aseguró que estaríamos libres de culpa al proyectarnos tanto a nosotros mismos como a nuestra culpabilidad desde la mente.

Y así,terminamos sintiéndonos culpables como cuerpos en un mundo de cuerpos de todos modos.

Nos sentimos culpables cuando lo estamos haciendo bien porque en lo más profundo de nuestras mentes sabemos que lo obtuvimos todo de manera ilegítima.

Y nos sentimos culpables cuando vemos que a otros no les está yendo tan bien.

Porque en un nivel inconsciente nos sentimos responsables de su sufrimiento y pobreza.

Ello nos recuerda nuestra complicidad en un plan para tener un mundo de aflicciones y problemas irresolubles para que nunca recordemos que el único problema es que tomamos la decisión equivocada en nuestras mentes.

Y que simplemente podemos volver a nuestras mentes, guiados por Jesús o el Espíritu Santo, y ahora tomar la decisión correcta.Kenneth Wapnick

LA SANACIÓN DE LA MENTE-TERCERA PARTE

LA SANACIÓN DE LA MENTE-TERCERA PARTE.Esta dinámica de reducir la disonancia congnitiva  Esta dinámica de la disociación y la dínamica de reducir la disonancia congnitiva son las que permiten que coexistan la mente correcta y la mente errada.

Pero,en realidad no pueden coexistir.Tal como la luz y la oscuridad,el amor y el odio,sin embargo pueden hacerlo,si se mantienen apartados.Si se erige un muro entre ellos de manera que parezcan disociados.

Cuando Jesús nos dice,una y otra vez en Un curso de milagros, que traigamos la ilusión a la verdad,o la oscuridad a la luz, está habalndo de acabar con la disociación.

LA SANACIÓN DE LA MENTE-TERCERA PARTE
LA SANACIÓN DE LA MENTE-TERCERA PARTE

Cuando le traemos nuestros problemas y miramos la mente dividida con Él,la disociación acaba.Sin embargo no desaparecen si los mantenemos separados o disociados.LA SANACIÓN DE LA MENTE-TERCERA PARTE

Queremos a los dos:al ego y al Espíritu Santo

Manteniéndolos apartados conseguimos repicar y ala vez andar en la procesión.Conseguimos conservar el ego complaciéndonos en su especialismo,y aún así también tenemos al Espíritu Santo.

Un ego feliz

En otras palabras logramos tener el sistema de pensamiento del ego con nuestras vidas de especialismo,y nuestros cuerpos continúan felizmente con lo suyo,como si en una parte de nosotros no hubiera ocurrido nada,y pór otro lado está el Curso….

LA SANACIÓN DE LA MENTE-TERCERA PARTE
LA SANACIÓN DE LA MENTE-TERCERA PARTE

El Libro de Ejercicios está diseñado para ser un entrenamiento mental de un año de duración,en el que se aplican los principios del Texto a nuestra vida cotidiana.

El propósito de todos los Ejercicios y la Lecciones es acabar con la disociación entre nuestra vida y lo que el Curso enseña.

Queremos perdonar a unos si y aotros no.Transigimos o regateamos con Jesús.Siempre estamos separando y disociando.Traamos de impedir que estas verdades impregnen cada aspecto de nuestra vida.

Si no tomamos conciencia de esto Un curso de milagros acabará perjudicándonos porque tendremos la ilusión de estar haciendo lo que dice cuando no es así.Muchas personas hacen esto.LA SANACIÓN DE LA MENTE-TERCERA PARTE