CONECTA CON LOS MILAGROS

De qué nos defendemos-Conecta con los milagros

De qué nos defendemos-Conecta con los milagros.Si decidimos conscientemente, que nuestro objetivo es siempre la paz a través del perdón,independientemente de las apariencias en sentido contrario,nunca podrá haber una situación que noconcuerde con nuestra meta.

De qué nos defendemos-Conecta con los milagros

De qué nos defendemos-Conecta con los milagros

Con este compromiso, nada, nunca puede amenazarnos.

Sólo hay un atacante, que es el ego mismo.Sin embargo, en la percepción retorcida e invertida del ego, este atacante adopta mil formas distintas.

Aparentemente, parece como si nos estuviésemos defendiendo de la escasez económica, la mala salud, la inseguridad, u otras mil aparentes amenazas, pero todas ellas son efectos de un temor inconsciente que llevamos dentro.

Eso se debe a que la existencia del ego depende de que nunca descubramos la verdadera fuente de todo aquello de lo que nos defendemos.

¿De qué nos defendemos?

Del amor de Dios

El hecho de que percibamos la voluntad de Dios que es lo que somos como algo temible demuestra que tenemos miedo de lo que somos.

Por lo tanto no es de la Voluntad de Dios de lo que tenemos miedo sino de la nuestra.

El pecado no existe, la ilusión es ilusión, todo nuestro sufrimiento surge porque confundimos lo irreal con Dios.

Pero Dios y lo irreal son diametralmente opuestos.

La realidad es amor ininterrumpido, pero lo irreal es siempre una petición de amor.

Los únicos dos estados posibles son el amor y la petición de amor, no hay nada entre medias.

Todas las peticiones de amor surgen del auto odio inconsciente,aunque parece que una persona ataca a otra en verdad se está atacando a sí misma.

Dios no sabe de opuestos.

De qué nos defendemos-Conecta con los milagros

De qué nos defendemos-Conecta con los milagros

Si Dios es todo amor que todo lo abarca,y sin opuestos, cómo podría entrar en nuestras pesadillas de temor para revelar algo que no existe.

El amor de Dios es todo lo que existe, no existe nada más.

Cuando vemos,o sentimos otra cosa que no sea amor, estamos alucinando y si el amor de Dios es todo lo que hay¿ de qué nos estamos defendiendo obsesivamente?

Aún le tememos a Dios.

No confiamos en el amor, porque aún no lo conocemos directamente.

Este Dios que nos atemoriza, es el dios imaginario que el ego fabricó, un dios cruelmente exigente, que nos pone a prueba constantemente y solo nos da la libertad de la muerte.

Tu temor, dolor o preocupación, con respecto a tu propia seguridad o la de otros, es siempre una defensa contra el amor de Dios.

Ahora elijo ser consciente de todos mis miedos,elijo ver el miedo tal como verdaderamente es :el rechazo de mi Ser,cuya Identidad es amor e inocencia.

Al defenderme del miedo,y el sufrimiento creo en ellos y los hago reales,y al hacerlos reales, rechazo el amor y la ausencia de culpa que es mi verdadera seguridad.

Ahora me uno a la Voluntad de Dios y juntos elegimos en contra del miedo,y del sufrimiento en todas sus formas.

El miedo y el sufrimiento no son la Voluntad de Dios.

A medida que despertamos, aprendemos que nosotros no somos el cuerpo,el cuerpo no es un propósito, ni un objetivo en sí mismo.

Es únicamente un medio, un dispositivo de aprendizaje, para ayudarnos a recordar nuestro verdadero propósito.

A medida que la mente sana, se deshace la devoción que secretamente sentimos hacia el sufrimiento y la muerte.

El cuerpo es un efecto y nunca una causa.

Siendo un efecto, el cuerpo, no tiene capacidad para crear, causar, atacar, ponerse bien, enfermar o morir.

O la muerte es real, o Dios es real y por lo tanto verdadero.

Mientras consideremos que ambos son reales, nos mantendremos en un torbellino de confusión y temor terribles.

Inconscientemente, creeremos que la muerte viene de Dios, lo cual alimenta nuestro miedo inconsciente a Dios, el miedo al amor mismo.

Este miedo al amor se presenta bajo muchas formas, y esto es así porque aún valoramos una jerarquía de ilusiones.

La última defensa del ego es el miedo a Dios, disfrazado del miedo a la muerte.

waterfalls in forest

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane.

El ego es un maestro de la desviación,está comprometido a desviar constantemente nuestra atención de la verdadera causa de todos nuestros problemas,nuestro yo.

La culpa inconsciente

Este yo está alimentado por la culpa inconsciente, este único problema es la raíz de nuestro sufrimiento,la creencia resultante en nuestra extrema ausencia de valía.

Este es el secereto motivador que impulsa todos nuestros temores mientras la causa real de toda adversidad no sea reconocida seguiremos proyectandola libremente hacia afuera, hacia el mundo.

Y entonces se nos devolverá bajo la forma de desorden y caos.

Nos mantenemos están ocupados intentando remediar los síntomas o efectos de estos ataques del ego, que raras veces vamos dentro a pedir la curación de la única verdadera causa.

Estar atentos

Y mientras estamos distraídos y ocupados con los intentos de resolver nuestros problemas independientemente del espíritu, la verdadera causa, la culpa inconsciente queda sin sanar.

Si pedimos ver la verdadera causa de nuestros problemas en lugar de nuestra percepción de ellos la sanación sucederá automáticamente.

Mientras sigamos pensando que estos problemas requieren solución en lugar de creer que nuestra percepción es la que debe ser sanada.

Entonces,la verdadera causa de nuestros problemas seguirá intacta y continuará saboteando diversas áreas de nuestra vida.

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane
UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane

Cuando desplazamos el problema percibiendolo fuera de nosotros,siendo aparentemente causado por otros,estamos actuando sin fe.

Si no dudamos de que somos completamente merecedores de que la causa del problema en nuestra mente sea perdonada esta desaparecería.

Pero nuestra decisión de dudar no permite que la causa del problema se resuelva.

La causa única de todos los problemas es que no hemos perdonado la culpa en nuestra mente de creer que la causa de nuestro sufrimiento se halla en cualquier otra parte y no en nuestra mente.

Es nuestro derecho que el problema sea y resoluble,la causa, es decir la mente, y el efecto.

Es decir la forma, nunca pueden separarse excepto en ilusiones.

Que el problema parezca estar fuera de nosotros es sólo un truco del ego diseñado para convencernos de que la causa del sufrimiento está en otra parte.

Esto está diseñado para evitar que descubramos la fuente y la causa real qué es el ego dentro de nuestra propia mente.

No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane.

La causa siempre es el odio no perdonado,y la culpa acumulada dentro de nuestra mente,la solución siempre es perdonarnos a nosotros mismos.

Tenemos el poder de abandonar esta profunda sensación de desvalorización.

Pero mientras queramos seguir aferrados a nuestra sensación de falta de valía exigiremos el mismo grado de desvalorización a otros y les atacaremos por ello.

Lo único que tenemos que hacer es despertar de nuestro sueño de sufrimiento, victimismo y muerte.

El primer paso requiere separar las ilusiones de la verdad.

El sueño feliz es aquel en el que ya no elegimos atacar a nuestro yo por medio de nuestras proyecciones distorsionadas.

Así reconocemos que por más convincentes que puedan ser las apariencias externas son irreales.

Nos comprometemos a mirar más allá de ellas y a pedir la percepción corregida.

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane
UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane

El proceso del perdón

Este es el proceso del perdón,tanto la causa como el efecto están juntos en la mente y nunca la abandonan.

De modo que cuando hacemos un juicio contra otro agregamos un resentimiento,perpetuamos la ilusión con respecto a esa persona.

Esta ilusión bloquea toda verdad, y como dar es recibir el juicio que lanzamos sobre otro siempre es un juicio no detectado con respecto a nosotros mismos.

Y el ego siempre trata de preservar el conflicto disminuyendo el conflicto,para que no nos demos cuenta de sus verdaderas intenciones.

Y con el objetivo de convencernos de que confiemos en él para resolver todos nuestros problemas.

Esto lo hace con la promesa de que eso nos liberará del conflicto,y luego nos lleva a ver nuestros problemas fuera de nuestro yo, y que estos son causados por otros.

Y así se asegura de que sigamos creando erróneamente a través de la proyección.

No podemos evitar proyectar el juicio y la culpa mientras percibamos que la causa de nuestros problemas está fuera de nuestra mente,ya que estas acciones están interrelacionadas entre sí.

Dejar de juzgar

Lanzar los juicios hacia afuera es la manera de conservarlos,esto potencia y fortalece la culpa inconsciente que alimenta nuestros miedos y defensas y la necesidad de controlar.

Debemos recordar que todo juicio es autoataque.

Y que al juzgar estamos reforzando nuestra propia culpa, nuestra propia sensación de autodio,mediante un autoataque, creyendo que hemos sido tratados injustamente por alguien o por algo que está ahí fuera en el mundo.

En nuestra mente están ocurriendo simultáneamente dos sueños, el sueño del ego,y el sueño de la mente recta.

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane
UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane

El sueño de la mente recta solo puede ser percibido en nuestra mente a través del Espíritu Santo.

De estos dos sueños veremos y experimentaremos aquel al que le demos valor y en el que creamos.

Dios no conoce el falso yo yo que hemos fabricadopor eso nos sentimos tan solos y vulnerables cuando creemos en la percepción del ego.

Nuestra mente al estar dividida experimenta dos sueños simultáneos que se despliegan uno al lado del otro como dos películas separadas que se estuvieran proyectando al mismo tiempo sobre la misma pantalla.

Pero no podemos ver ambas películas al mismo tiempo,siempre elegimos una o la otra.

Todo lo que parecemos ver y experimentar en cualquiera de las dos películas no tiene valor intrínseco.

Y en realidad propiamente nosotros le damos a todas las cosas el significado que tienen para nosotros,todo es neutral pero nosotros elegimos mirarlo con miedo o con amor.

Causa y efecto

A medida que deshacemos nuestra creencia en que una causa externa puede afectarnos vamos reconociendo simultáneamente que todas las causas están dentro de nuestra mente.

Esto es que estamos perdonandolas y a medida que lo hacemos ocurre algo muy profundo y empezamos a reconocer que no estamos separados.

Reconocemos claramente que todo significado se deriva de cómo nos relacionamos con ello en nuestra mente,es nuestra relación con ello lo que hace de cualquier objeto o suceso parte de un sueño de separación o parte de un sueño de unidad.

No reconocemos que todas mis relaciones especiales con cualquier aspecto del mundo,o del cuerpo deben ser transformadas para poder trascender la forma,pero a través de Dios en nuestra mente.

Y ocurren milagros

Conforme superamos nuestra devoción inconsciente a la culpa y la muerte,ya no esperamos castigo y no necesitamos defensas,así vamos sacando a la luz valientemente el sistema de pensamiento del ego y lo intercambiamos por los milagros del perdón.

Así nuestra mente sana,pues reconocemos que todas son relaciones que piden en nuestra mente que aprendamos a mirar más allá de lo que los ojos del cuerpo ven.

Aparece la visión interna

Y al hacerlo nuestra visión interna se fortalece, nos damos cuenta que la película del ego que tenemos en nuestra mente no es de Dios,independientemente de las deducciones que parecemos percibir aquí,en el sueño.

Aunque creemos que estamos perdidos en el ego,solo podemos percibir lo que valoramos,si valoramos el miedo percibiremos sufrimiento, si valoramos el amor,percibiremos, experimentaremos amor.

Para esto es la Expiación, una vez que elegimos aceptar el perdón en cada circunstancia y a cada momento el mundo real quedará restaurado en nuestra conciencia, esto ocurrirá cuando decidamos valorar únicamente el amor.

man digital illustration

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar.¿Cómo encontrar la fuente del problema y la solución en el mismo lugar?

1)Encuentra un asunto personal problema qué te gustaría resolver.Mira el problema tal como se te presenta actualmente.

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar
UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar

Date cuenta de que lo ves como problema porque amenaza la idea ilusoria de que tu identidad es el cuerpo.

Algunos ejemplos de estas amenazas son: la autocrítica, la ansiedad,la depresión,la ira hacia otro, hacia uno mismo,el miedo por uno mismo o por otro,el dolor físico o emocional,la enfermedad física o mental, de la tuya o la de otro,cualquier tipo de pérdida escasez o privación,la imagen corporal problemas de peso,etcétera

2) Identifica conscientemente la causa de tu problema.La única causa real es la culpa inconsciente en tu mente.

3) Revisa el problema por muy convincente que parezca y reconoce que has estado equivocado, has creído que el problema es real y que está separado de la respuesta.

No contemples el problema como un problema haciendolo primero real y después intentando sanarlo y perdonarlo mientras mantengas que el problema es real, no estarás abierto a ver que su causa y su remedio se hallan juntos en tu mente.

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar
UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar

Debes aceptar qué causa y efecto se encuentran ambos en tu mente y no ahí fuera como insiste el ego.

Siéntate en silencio con esta comprensión,permite al Espíritu Santo que te muestre la verdad.

Quizás podrías tomar notas y permitir que el Espíritu te describa acerca de esto.

No hay problemas en el Amor de Dios’,si ves uno te estás engañando.

Reconoce tu confusión sin juzgarte a ti mismo.

Este acto de reconocer sin juzgarte te abre al milagro.

La creencia misma de que existe una amenaza,es la alarma inmediata que señala el comienzo del engaño.

Los ojos en el cuerpo no ven la verdad,y nuestras emociones no sienten la realidad.

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar
UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar

A través del ego nunca reconoceremos la verdad, ni tampoco el verdadero propósito que subyace a nuestra incomodidad.

Para sanar debemos de estar dispuestos a detectar la señal de alarma y responder como corresponde,sin analizar el problema percibido y confesando abiertamente que no sabemos para qué es esto.

Admite que hay un error perceptual en tu mente.

En un estado sin defensas, de no resistencia, pide y acepta la Expiación,la suprema corrección de la única causa de todo sufrimiento.

Todos los errores emanan de la culpa y del auto ataque inconsciente que ésta proyecta.

No reconoceremos verdaderamente que el cuerpo es una ilusión hasta haber descubierto el poder de la mente,y no podremos reconocer el poder de la mente hasta que hayamos deshecho todas las falsas creencias que hemos otorgado al cuerpo y al mundo.

El ego ha hecho de la forma un ídolo,separado de Dios,sin darnos cuenta separamos causa de efecto cuando elegimos separar la forma,del Espíritu.

La forma reside dentro de nuestra mente y no puede ser separada de ella,por lo tanto el problema nunca tiene que ver con la forma en si ,la forma es neutral.

Cualquier cosa de lo que tratemos de defendernos la atraemos a nuestra experiencia,nuestra defensa contra ella le da realidad en nuestra percepción.

Una vez que es real y que hemos hecho de ella un oponente, entonces debe atacarnos por eso el perdón es crucial para deshacer el sufrimiento.

Debemos examinar junto al Espíritu todos nuestros intentos de defendernos para poder percibir correctamente y empezar a deshacer el sufrimiento.

Si proyecto un juicio sobre otra persona,en realidad estoy conservando y reforzando la culpa que trato de descargar sobre ella.

Nuestro trabajo no es intentar controlar nuestro cuerpo, las relaciones, las finanzas, o la conducta de otros, sino soltar todos los juicios creencias y limitaciones que antes creíamos que nos protegían.

No hay diferencia entre juzgar a otros o juzgarte a ti mismo.

Todos esos ataques y todos los juicios generan culpa,el auténtico cambio se produce cuando se cambian las creencias erróneas.

Después de eso el cambio a nivel de la forma sigue de manera natural.

Hasta que el dolor no se vuelva insoportable para nosotros seguiremos dejando que el ego dicte lo que él cree que merecemos.

El grado de culpa no liberada que acumulamos determina en qué medida tendremos una sensación de carencia.

light man people woman

Un curso de milagros-¿Qué es el ego?

Un curso de milagros-¿Qué es el ego?Es la voluntad de sufrir, un deseo inconsciente de estar solo y separado.

Este sistema de pensamiento es lo que el Curso llama la mente errada.

El ego es un constructo mental,una identidad ilusoria.

Es la idea de experimentar lo que Dios no es, es mirarnos a través del miedo,es como una lente de miedo que usamos para percibirnos a nosotros mismos, a los demás y al mundo.

Jesús dice esto en el Curso con respecto al ego en el Manual para el maestro:”es la mente la que juzga lo que los ojos contemplan, la que interpreta los mensajes que le transmiten los ojos y la que les adjudica significados…

Este significado no obstante no existe en el mundo exterior,lo que se considera la realidad, es simplemente lo que la mente prefiere.

La mente proyecta su propia jerarquía de valores al exterior y luego envía a los ojos del cuerpo al encuentro.

Un curso de milagros-¿Qué es el ego?
Un curso de milagros-¿Qué es el ego?

¿Por qué persistimos en el sufrimiento?

Nuestro miedo al amor profundamente enterrado es la furia ardiente que alimenta nuestra voluntad inconsciente de sufrir.

La culpa motiva nuestro deseo de escaparnos de Dios, esta es nuestra defensa contra el Amor de Dios,culpa que es imaginaria pero la cual nosotros le hemos dado realidad porque creemos haber matado a Dios,creemos haber cometido un crimen,imperdonable.

Creemos haber pecado y que ese pecado no puede ser borrado.

Esta culpa es tan insoportable para nosotros que está enterrada, negada y olvidada.

Esta culpa al haber sido negada se proyecta fuera de nosotros en nuestra experiencia,de modo que ya no percibimos que la causa de todos nuestros miedos se encuentran en nuestra mente,sino que la vemos fuera de nosotros en otras personas en otros cuerpos o en situaciones diversas.

El resultado de esta proyección es que sus efectos parecen volver y atacarnos.

Esto parece no tener ninguna relación con la proyección original,entonces nos enseñamos que nuestros propios cuerpos los de los demás y elmundo deben ser temidos y controlados.

El ego sobrevive gracias a que mantenemos nuestra atención enfocada hacia afuera,mientras seguimos distraídos el ego nos mantiene vueltos del revés.

Mientras no nos atrevamos a mirar esta culpa seguiremos creyendo que la fuente de nuestro sufrimiento se halla en los demás, en el pasado, en ciertas situaciones,en nuestros cuerpos.

Debajo de esta falsa imagen del ego está profundamente enterrado nuestro verdadero Ser Santo.

Ambas identidades el Ser o el ego son mutuamente excluyentes, no pueden coexistir,pero para encontrar nuestro verdadero Ser necesitamos la ayuda de los otros.

Los otros nos sirven como espejos sin mancha de nuestros juicios creencias y valores retenidos y no reconocidos.

Todas las personas con las que nos encontramos en nuestra vida actúan como pantallas sobre las que proyectamos nuestra culpa negada.

Nos muestran dónde están las cosas que nos molestan, nos irritan, o nos enfadan.

Necesitamos estas experiencias de activación emocional para poder iniciar el proceso de identificar y perdonar la verdadera causa de nuestro sufrimiento que siempre está en nuestra propia mente.

Es un proceso de deshacer en la inversión de todas nuestras creencias y valores.

Atrevernos a mirar dentro,porque mientras la culpa oculta no sea detectada el ego puede proyectarla hacia el exterior para que parezca que nos ataca desde fuera de todas las maneras posibles

El ego nos mantiene atrapados en un bucle de miedo asegurándose de que retornemos siempre a él para consultar las soluciones a los problemas que el mismo proyectó.

El milagro sucede cuando causa y consecuencia se trae en frente a frente,no cuando se mantienen aparte.

Un Curso de milagros-Cómo invocar el milagro

Un Curso de milagros-Cómo invocar el milagro.La oración,la sanación y la Expiación son una sola y misma cosa.

La Expiación es el deshacimiento de la culpa y el miedo en nuestra mente.La culpa es la única causa de todo sufrimiento.

No creemos que la Expiación lo sanara todo y como no lo creemos no podemos aceptar la Expiación.

La aceptación requiere un grado de confianza que solo puede estar presente cuando entregamos voluntariamente todos nuestros valores, creencias, leyes e historias erróneas

¿Qué es el verdadero perdón?

Un Curso de milagros-Cómo invocar el milagro
Un Curso de milagros-Cómo invocar el milagro

¿Qué significa realmente aceptar la Expiación?

La Expiación es el completo perdón de lo que nunca fue.Es el deshacimiento de la única causa de cualquier tipo de sufrimiento que el ego haya aparecido fabricar.

Cuando aceptamos la Expiación de nuestra percepción errada, aceptamos la sanación y el perdón de la única causa de todas las aparencias.Es nuestra culpa que se manifiesta como auto ataque inconsciente la que se cura.

La Expiación ya ha ocurrido independientemente de lo que digan tus sentidos físicos el mundo ya ha sanado y tú también.

No hace falta tiempo para que esto ocurra porque la perfecta sanación ya está aquí.

Sin embargo, hace falta tiempo para que aprendas a transferir tu confianza del ego y sus sentidos físicos a tu visión interna y a tu Santo Ser.

Sólo valorará aquello en lo que confíes,y lo que valores lo verás y experimentarás a medida que tu confianza en el milagro se acelere.

Lo valorarás y consecuentemente contemplarás lo que valores.

Si un asunto del presente o del pasado te está produciendo sufrimiento,realiza el siguiente proceso con esta persona o situación:

Ponte cómodo y toma unas cuantas respiraciones profundas.Toma la decisión consciente de aceptarte completamente en este instante,sin importar el tipo de torbellino que puedas estar sintiendo.

Tan sólo acepta te profundamente con cada respiración,pasando por alto cualquier juicio o auto juicio que pueda surgir y déjate sentir la zona del corazón permitiendo delicadamente que la respiración la abra para recibir el sanador Amor de Dios.

Un Curso de milagros-Cómo invocar el milagro
Un Curso de milagros-Cómo invocar el milagro

Con cada respiración comienza a soltar el asunto que te está causando sufrimiento,puede ser tu propio dolor o el de otra persona.

Si te preocupa otra persona,puedes dedicarle la curación mediante este proceso aceptando a la Expiación en su nombre.

Esto ayudará a curar a ambos, a medida que repitas esta oración estarás invocando un milagro:

“Percibo que (el nombre de la persona) me está haciendo sufrir.Reconozco que este sufrimiento no es la Voluntad de Dios y que me he equivocado al elegir creer en él.

No quiero más en el sufrimiento,te pido Espíritu que sanes mi percepción,en este instante,a pesar de lo mucho que deseo esta forma de sufrimiento,acepto que debo de desear que mi percepción sane y más de lo que deseo que sane la forma aparente del problema.

Acepto que el único problema es mi percepción de que hay un problema,sin importar si el sufrimiento es grande o pequeño siempre es así.

Resumen del perdón-Nouk Sanchez

Resumen del perdón-Nouk Sanchez.Acéptate a ti mismo ahora aunque te sientas atrapado en una pérdida de paz, por más disgustado que puedas estar.

Recuerda que no eres tus pensamientos,ni tus sentimientos, o sensaciones físicas.

Tú eres el testigo callado,y eliges permitir que tu percepción errónea sea sanada en este instante.

Sólo hay un poder,”la amorosa Voluntad de Dios”.

Emplea la verdadera negación, negando a cualquier cosa que no sea el amor de Dios,el poder de hacerte daño.

El amor de Dios, es el único poder.Todo lo que no es el amor de Dios es irreal, y no existe.

Identifica dónde crees que está la causa del problema,recuerda que la causa real siempre es la culpa en tu mente.

Si sigues convencido de que la causa de cualquier problema es la causa externa del ego, tanto si está en el cuerpo, en otra persona, en el mundo, en el pasado,negarás la sanación de la única causa de todos los problemas que percibes.

Si crees que la causa está afuera, estás separando causa de efecto en tu mente.

Para sanar la única causa,debes estar dispuesto a suspender la duda, aunque sólo sea por un instante.

El milagro cura en el instante en que deshaces tu creencia en lo que el ego te dice que es real ,causa y efecto están siempre juntos en tu mente aunque los aparentes síntomas parezcan ser tan convincentes y reales ahí fuera.

Causa y efecto nunca están separados en tu mente, aunque el ego hace parecer que lo están y luego desea que dependas de su guía en lugar de la de tu Santo Ser.

Causa y efecto nunca están separados en tu mente,la sanación de cada efecto está fácilmente a tu alcance en cuanto priorices la sanación de tu percepción por encima de todas las demás preocupaciones y apariencias.

Debes desear sanar tu percepción más de lo que deseas un resultado físico particular,porque el problema sólo existe en tu percepción errónea de él.

Deja de creer en lo que los sentidos de tu ego cuerpo te dicen,y entrega tu error al Espíritu,mira más allá de las apariencias,entrega la única causa del problema al Dios Interno.

La Expiación es el deshacimiento del miedo por parte del Espíritu,tú no puedes sanar ni ser sanado mientras tengas miedo,sin embargo puedes entregar el miedo,aunque sólo sea por un instante santo.

Resumen del perdón-Nouk Sanchez
Resumen del perdón-Nouk Sanchez

Recuerda que tú eres el único responsable del miedo y por lo tanto tienes que estar dispuesto a renunciar completamente a él.

El Espíritu Santo no puede ayudarte mientras te aferres por tu propia voluntad al miedo y a la duda,date cuenta con honestidad que el problema o asunto todavía es real para ti.

Si todavía crees en su realidad no puedes perdonarlo,la verdadera sanación y el verdadero perdón solo pueden ocurrir cuando estás dispuesto a reconocer que tu propia percepción no es nada.

Es la única razón por la que ves un problema.

Al darle realidad al problema inviertes en un poder imaginario distinto del amor,y la sanación de Dios.

En el falso perdón, el ego ve un problema,y quiere resolverlo o negarlo,ninguna de estas acciones puede resolver la causa fundamental,de hecho la exacerba.

Si queremos sanar debemos de estar de acuerdo en unirnos con el Espíritu Santo,para mirar más allá del error.

Si no podemos mirar honestamente más allá de él, creeremos que nosotros, el ego,debemos deshacer el problema antes de aceptar el milagro mediante el perdón.

Pide y confía únicamente en que sea hecha la Voluntad de Dios, busca la Voluntad de Dios para sanar todo sufrimiento.

Recuerda que no hay jerarquía de ilusiones,por lo tanto no hay grados de dificultad en los milagros.

Recuerda que todo dolor enfermedad,personas o situaciones que te disgustan,comparten el sagrado propósito de traer a tu consciencia tu culpa inconsciente.

Resumen del perdón-Nouk Sanchez
Resumen del perdón-Nouk Sanchez

Esto te da la oportunidad de ser sanado a través del perdón.

Puedes sentirte agradecido por ello,perdonar es recordar que la persona o el problema que percibese no está realmente,allí,la causa, culpa imaginada, debe estar en tu propia mente.

Ahora puede producirse la curación rea.

A medida que liberas la culpa de su fuente que siempre es tu propia mente.

A %d blogueros les gusta esto: