Cómo ir más allá del ego

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE.El objetivo de la terapia.

El estado final de la psicoterapia es la experiencia cotidiana de un estado conocido en las diferentes tradiciones como certidumbre,
liberación, iluminación o gnosis.

En psicología, el término que más aproximadamente describe este nivel de funcionamiento es «autorrealización».


Las personas «autorrealizadas»

Ha sido tradicional (tradición quizá proveniente del monacato cristiano) suponer que las personas autorrealizadas o iluminadas son tranquilas, dulces, espirituales, materialmente pobres, asexuadas,aburridas y virtuosas.

Y que para el resto de nosotros ya su sola presencia es ligeramente incómoda.

Pero no podemos describir las actividades de los clientes que han pasado por una terapia transpersonal en términos tan piadosos ni tan simplistas.


Es tan probable encontrarlos en una feria mundial, dirigiendo una empresa corporativa, paladeando un plato de ostras o reparando un coche usado como haciendo cualquier otra cosa.

El objetivo del sí mismo,desligado de las cargas y de las deficiencias de la personalidad,parece ser disfrutar del mundo pero sin apegarse a él, servir al prójimo pero sin convertirse en una lapa.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE

Dentro del mundo transpersonal es axiomático reconocer nuestra necesidad de reintroducir, estudiar, practicar y asimilar los sistemas de psicología más antiguos y más ampliamente desarrollados.


Históricamente, la psicología se ha ocupado de ayudar a los individuos a responder a las cuestiones básicas de su existencia:


¿Q uién soy?
¿Por qué estoy aquí?
¿A dónde voy?

La psicología transpersonal combina los aportes de las psicologías individualistas de Occidente con los de las psicologías espiritualistas de Oriente y Medio Oriente.

Comprender que nuestra propia formación ha sido limitada y que las ideas occidentales no son el centro del universo psicológico es, al principio, inquietante.

Pero la sensación pasa cuando uno se da cuenta de que la asombrosa cantidad de trabajo ya realizado,para completarse cabalmente, espera la com probación con el instrumental científico y experimental de la psicología occidental.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE

¿Qué es la psicoterapia transpersonal?

La psicoterapia transpersonal puede ser considerada como un intento abierto de facilitar el crecimiento humano.

Y expandir la percatación más allá de los límites implícitos en la mayoría de los modelos de la salud mental tradicionales en Occidente.

Sin embargo,en el proceso de ampliación del propio sentimiento de identidad para incluir las dimensiones transpersonales del ser.

El terapeuta puede valerse tanto de técnicas terapéuticas tradicionales como de la meditación y de otros ejercicios de percatación derivados de las disciplinas orientales de la conciencia.

Será útil definir algunos objetivos de la terapia.

Uno de ellos es desarrollar la capacidad de asumir cada uno la responsabilidad de sí mismo en el mundo y en las propias relaciones.

Se puede suponer también que la persona sana es capaz de experimentar o vivenciar toda una gama de emociones al tiempo que se mantiene relativamente desapegada del melodrama personal

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE

La capacidad de auto-curación

Desde un punto de vista transpersonal, se considera que todos los pacientes tienen capacidad de autocuración.

Dicho de otra manera,el terapeuta no cura la dolencia del paciente, sino que capacita al cliente para que este conecte con sus recursos interiores y deje trabajar al proceso natural de curación o de crecimiento.

Se considera además que el organismo humano intente mejorarse y superarse en el proceso de autorrealización.

Esto implica que tiene la potencialidad de realizar o actualizar las cualidades y capacidades que puedan estar latentes o subdesarrolladas en la persona que experimenta el conflicto o el estrés.

Más allá de esto está la posibilidad de autotrascendencia o de realización transpersonal.

En la cual se puede vivenciar como ilusorio al ego separado y aislado m ientras que se vivencia como real la unidad subyacente de la existencia.

No es necesario que el terapeuta comparta los puntos de vista del cliente sobre la realidad para que los reconozca como subjetivam ente válidos.

Como cualquier punto de vista es necesariamente relativo y limitado, hay un fundamento subyacente del ser que sigue siendo indescriptible.

Descubrir nuestras creencias

El reconocimiento de la naturaleza
subjetiva de las propias creencias y el hecho de someterlas a un
exam en m ás riguroso pueden permitir que el cliente se desprenda
de las limitaciones y restricciones de la percepción que él mismo
— o ella misma— se ha im puesto.

Según se van descartando o
trascendiendo las identificaciones parciales con puntos de vista
limitados, se puede acelerar el proceso de curación de esciciones
psicológicas imaginarias, reintegración de partes no reconocidas
de la psique y solución de conflictos internos.

Idealmente, una
orientación psicoterapéutica transpersonal sirve de base a una
integración equilibrada de los aspectos físicos, emocionales, mentales
y espirituales del bienestar.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE.El sí mismo, ¿uno o muchos?
No es apropiado ver como separadas cosas que no se pueden distinguir. (Albert Einstein.)

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE

Un problema de la teoría transpersonal que se refleja en diferentes m odelos de terapia transpersonal es la cuestión de la unidad o diversidad aparente de la personalidad.

La forma en que un terapeuta individual afronta este problema puede predeterminar sus objetivos terapéuticos.

Si uno cree que somos fundamentalmente una unidad y que toda  separación termina por interferir con la percatación de una conciencia superior, entonces uno de los objetivos de la terapia es ayudar al cliente a darse
cuenta de la naturaleza ilusoria de las identificaciones parciales o sub-identificaciones interiores al sí mismo.

C omo la terapia transpersonal es, más que un sistema rígidamente definido y explícito, una posición, un lugar desde donde setrabaja, las terapias transpersonales difieren en su forma de consideraral sí mismo tanto si lo consideran uno como múltiple.Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE

Pero son pocas las que limitan su pensamiento teórico o sus prácticas alos niveles materiales o sociales del sí mismo.

No queremos cambiar

Nadie quiere cambiar Señor, hazme casto, pero todavía no. (San Agustín.)

La gente que llega a la terapia raras veces quiere cambiar.Quieren que les alivien del sufrimiento, la angustia, el dolor, elfracaso y la incertidumbre que pueblan su vida, pero no quieren cambiar su personalidad.

No queremos renunciar

En la medida en que se identifican con una neurosis, un tic facial, un funcionamiento sexual inadecuado,con su miedo a la m uerte, su sensación de falta de sentido, sus fobias y cosas semejantes, no ven el «cambio» como intercambio,sino más bien como pérdida.

La gente no renuncia, abandona o se separa de buen grado de ninguna parte de su identidad.Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE

La posición transpersonal acepta la resistencia de la personalidad al cambio.No se puede perder ningún comportamiento; sólo se puede extinguir temporalmente, del mismo modo que no se puede arrancar de raíz ningún complejo que se remonte a la infancia,sino reducir sus efectos al mínimo.  

Hacer consciente lo inconsciente

Se trata de hacer conscientes las situaciones traumáticas en vez de dejar que sigan siendo inconscientes, pero aun así ejercen sus efectos sobre los hábitos y las anticipaciones de acontecimientos futuros.Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE

Permitir

Un objetivo de la terapia transpersonal es dejar de demorarse en los aspectos de la personalidad que deberían ser desatendidos y per itir que la personalidad entera ejerza cada vez menos influencia sobre las actividades cotidianas del individuo.

No es que una persona no quiera cambiar; es que la  personalidad no quiere cambiar.

Dejar de sobrevalorar

En cuanto deja de sobrevalorar las necesidades y opinionesde la personalidad, el sí mismo global, más incluyente y más amplio, puede asumir una posición más dominante; y efectivamente,lo hace.

La personalidad se reduce en poder y dominiopero se mantiene intacta con todas sus fuerzas y debilidades esenciales.Un ejem plo de este objetivo es conseguir que los pacientesentiendan la diferencia entre deseo y ansia. El deseo es natural,normal, periódico e inevitable. Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE

Cuando uno está cansado, desea dormir; si se siente solo, desea compañía; si está inquieto,desea actividad. El ansia se da cuando no se puede satisfacerel objeto del deseo y se persiste en el desear. La terapia transpersonal puede enseñar a regular los deseos para no estarcontrolados por ellos.

Reconocer los deseos

Esto no disminuye la intensidad de losdeseos, sino que ayuda a la gente a descubrir su capacidad paradeterminar sus propias reacciones ante sus deseos. El sí mismo, tal como lo describen todas las teorías transpersonales, no desea; la personalidad es la única capaz de desear.

Los efectos compulsivos del deseo

Por ende, cualquier intervención terapéutica que disminuya la importancia central dela personalidad disminuirá a la vez los efectos compulsivos del deseo y los efectos debilitantes de las ansias no realizadas.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEXTA PARTE

 

La interfaz mente-cuerpo

Son cada vez más los datos provenientes de la investigación que indican que los síntomas mentales y físicos están interconectados de tal manera que no es realista seguir manteniendo la actual dicotomía entre la medicina mental y la física. Se han aclarado dos supuestos subyacentes.

Las enfermedades

El primero, que el cuerpo es un subsistema de la mente y que es sensato considerar todos los síntomas, desde el asma hasta el cáncer, como si el síntoma fuera parcialmente generado y mantenido por causas mentales y emocionales

La mente un subsitema del cuerpo

A la inversa, se supone también que la mente es un subsistema del cuerpo.

Esto permite afrontar todos los síntomas mentales, desde los delirios hasta las fobias, como si fueran estados generados y mantenidos parcialmente por causas físicas (ambientales, de nutrición, constitucionales).

La medicina holística

La resolución de estas dos corrientes convergentes es claramente visible en la reorganización que está llevándose a cabo dentro de la medicina denominada «holista» o «integral».

Para los terapeutas transpersonales, el problema está en decidir dónde situarse en el espectro, en qué lugar entre el «está todo en la mente» y el «está todo en el cuerpo».

La idea de tratar solamente el cuerpo o solamente la mente se considera falta de realismo y carente de justificación empírica.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE.La personalidad, un subsistema del sí mismo.Un supuesto básico de la psicología transpersonal es que en nosotros hay algo más que nuestra personalidad.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE

La personalidad es la sensación que tenemos de una identidad aparte, diferente y peculiar. La personalidad no es, sin embargo, más que una faceta del sí mismo — de la identidad total— y es posible que ni siquiera sea una faceta central.

La misma palabra «transpersonal» significa que traspasa o trasciende la personalidad. Estar totalmente identificado
con la propia personalidad puede ser una prueba de la existencia de alguna forma de psicopatología.

Funcionar de manera adecuada

Uno de los objetivos terapéuticos es «alinear» la personalidad en el marco de la totalidad del sí mismo para que funcione de manera adecuada.

Estas ideas chocan frontalmente con la tesis comúnmente aceptada de que lo primero y principal en la vida es m ejorar la personalidad.

En el contexto de la terapia transpersonal un objetivo es estimular y desarrollar las tendencias que permiten que un individuo se desidentifique de las restricciones de la personalidad y capte su identidad con la totalidad del sí mismo.

El drama personal

Cuando tengo pacientes gravemente enfermos que son obsesivos—y la gente gravemente enferma es obsesiva por definición; les obsesiona la importancia de su drama interno y lo cosifican, lo cristalizan,lo estabilizan como si el drama no tuviera alternativas—, les pongo en contacto con un argumento real.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE

Una manera alternativa de empezar a redefinir la importancia de la personalidad es describirla como un drama personal. […] Los dramas personales son pautas de comportamiento predecibles, repetitivas y complejas, representadas con o sin la presencia o participación de otros.

Reconocer los patrones repetitivos

Es frecuente que no se reconozca su naturaleza repetitiva. […] Por ejemplo, en un grupo de terapia una
persona comienza:— Sabéis, en este momento me siento como…

Con esa línea inicial, el grupo sabe que esa persona va a dar comienzo a uno de sus dramas personales. […] «Ahora representaré “ en realidad, mi madre amaba a mi hermana más que a mí”seguido por un coro de “siento mi sexualidad como congelada dentro de mí” , para terminar con “ a veces quisiera ser lesbiana,pero si lo fuera me mataría” .»

Los dramas personales son un lujo innecesario e interfieren con un funcionamiento pleno. Son parte de nuestro bagaje emocional y por lo común es beneficioso para una persona alcanzar cierto desapego respecto de sus propios dramas, así como aprender a desapegarse de los dramas personales de otros.

Técnicas terapéuticas para el manejo de los dramas personales


Una técnica terapéutica para el manejo de los dramas personales es hacer saber a la persona que el terapeuta está observando su drama personal sin por ello confundir al autor o autora con el actor o actriz.

Con los niños esto puede asumir la siguiente forma:cuando se inicia una pataleta, el terapeuta acerca su silla y dice al
niño que está muy impresionado por su exhibición y su violencia,pero que le gustaría volver a ver una pataleta con más llantos y sofocos, com o la de la semana pasada. Así se reduce la decisión del niño a seguir adelante con la pataleta.

Inicialmente, cuando se pone a una persona ante la posibilidad de que un comportamiento no sea más que un drama personal, uno puede encontrarse con una reacción de furia y excitación, que pasa rápidamente. Si el terapeuta estima auténticamente a la persona, será frecuente que el drama termine con la risa y el alivio propios de verse desenmascarado.

¿Cómo y cuándo puede llegar una persona a un nivel de percepción desapegado que le permita descartar los viejos dramas y pasar a actitudes más adecuadas?

Una respuesta posible puede ser aprender a usar la «conciencia testigo»; el «testigo» es aquella parte de nosotros mismos que observa nuestras acciones sin elogiarlas ni reprobarlas.

La experiencia de ser testigo y diversos métodos para el entrenam iento en esta técnica están descritos en algunos sistemas de meditación, en textos de Gurdjieff y sus discípulos,en la bibliografía sobre psicosíntesis y en otros textos.


Estimular a la gente a que haga elecciones entre sus pautas de comportamiento puede ser una técnica realista.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO QUINTA PARTE

Esto se puede logra valiéndose de una estrategia terapéutica que considera a la personalidad como una colección de dramas personales y que trata a cada faceta o cada drama como una representación semiautomálica que, si la persona quiere, puede ser revisada o reemplazada por otra cosa.

Esta estrategia no lleva al terapeuta a la empatia con el sufrimiento del cliente.En realidad, vistas las cosas desde esta
perspectiva, parece que la identificación con el sufrimiento del cliente tiende a reforzar el sufrimiento. No identificarse con el sufrimiento puede ser el primer paso para que el cliente lo elimine de su repertorio.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE.En su libro «El espectro de la Conciencia»,Wilber ha distinguido tres niveles de conciencia principales, a saber: el ego, el nivel existencial y el de la Mente o pura conciencia no dualista.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE

El nivel del ego se refiere a los roles,a las imágenes de sí mismo y a los aspectos analíticos de nuestra mente con que habitualmente nos identificamos.

Por otra parte, el nivel existencial concierne a nuestro sentido básico de la existencia, al significado de la vida, al enfrentamiento a la soledad y a la muerte y la experiencia central de ser-en-el-mundo.

Juntos, estos dos niveles constituyen nuestra identidad en tanto que individuos separados y existentes de suyo, y son los niveles de que se ocupan la mayor parte de las terapias occidentales.

Suponiendo que, en virtud de su existencia misma, la gente está condenada a vivir su vida individualmente, aislada y alienada, separada inherente y permanentemente del resto del universo.

Son técnicas que se proponen el reforzamiento del ego.

Más allá del nivel del ego y del nivel existencial está el de la «Mente», en el cual el individuo, varón o mujer, se vivencia como conciencia pura.

Pues ha abandonado toda identificación exclusiva y excluyente y al trascender la dicotomía yo/no yo ha alcanzado la sensación de unidad con el cosmos.

Distintas técnicas terapéuticas

Desde esta perspectiva se ven los otros niveles como ilusiones de identificación y se les concede menos importancia.»

Este proceso de nueva evaluación del propio estado de conciencia a partir de un estado nuevo se llama subracionamiento.”

Cada técnica terapéutica puede hacer su aporte a la salud y al bienestar a su manera y en su propio nivel. Lo que es apropiado en un estadio o en una situación puede no serlo en otro.

Las diferentes técnicas se dirigen, simplemente, a diferentes niveles y dimensiones de la conciencia y del crecimiento.

El enfoque transpersonal reconoce las potencialidades de todos los niveles y hace el mejor uso posible de todas las contribuciones, para intervenir en el nivel adecuado.

El psicoanálisis


Lo que sigue es un intento de comparar el punto de vista transpersonal con las principales tradiciones occidentales: psicoanálisis,psicología analítica, conductismo, psicología humanística y psicología existencial.

El psicoanálisis clásico El psicoanálisis supone que los seres humanos están incesantemente  prisioneros de conflictos mentales que se pueden reducir sin resolverlos jamás del todo .

Por ende, el individuo debe estar constantemente en guardia contra estos conflictos y mantenerlos bajo control.

Se considera que un yo fuerte —el factor mediador entre un ello irracional y un superyó excesivamente controlador— es el sello distintivo de la salud, definida negativamente como ausencia de patología.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE

Esta posición contrasta notablemente con la perspectiva transaccional, en la que se considera al ego como un producto ilusorio de la deformación perceptiva y de la identificación.

No se rechaza la premisa de que un ego fuerte y sano pueda ser una ventaja para hacer frente a las exigencias de la vida, ni siquiera que pueda ser un requisito necesario para un trabajo más avanzado

Pero el concepto transpersonal de la salud va más allá de la creencia de que el desarrollo del ego constituye el punto más alto de la salud mental.

Trascender el ego

Así pues, si bien es posible que los conflictos del ego sean efectivamente imposibles de resolver, se pueden trascender por la vía de una expansión de la identidad que supera el ego para llegar a la percepción misma.

Así como desde una perspectiva psicoanalítica se reconoce en el superyó una entidad intrapsíquica con la cual el individuo puede identificarse, pero no necesariamente lo hace, desde un punto de vista transpersonal se ve al ego de una manera similar.

Desidentificarse del ego

Un cambio tal de identidad tiene como efecto reducir en gran medida el poder de las exigencias del ego, que ahora pueden ser consideradas con mayor desapego.

En última instancia, se puede considerar que desidentificarse del ego y reconocer la propia naturaleza son equivalentes a la liberación o al despertar.

La psicología analítica  

La psicología profunda de Carl Jung, llamada también psicología analítica, es la que más se ha ocupado de los niveles transpersonales de la experiencia.

La exploración en profundidad de la psique en la obra junguiana se extiende más allá de ambos niveles, el del ego y el existencial, para ocuparse de los arquetipos y del inconsciente colectivo.

El propio Jung fue el primer psicoterapeuta occidental que afirmó la importancia de la vivencia transpersonal para la salud mental.

Escribió que el impulso principal de su trabajo no estaba dedicado al tratamiento de la neurosis, sino a un acercamiento a lo numinoso es la verdadera terapia .

Cuando se llega a la vivencia numinosa, se ve uno liberado de la maldición de la patología».

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE

  La psicología profunda reconoce que la psique lleva dentro de sí la capacidad de autocuración y de autorrealización.

La obra junguiana no deja de centrarse principalmente en los contenidos de la conciencia, más que en la conciencia misma, como contexto de toda experiencia.

La imaginación

Así, la conciencia se vivencia únicamente en relación con sus objetos; se sigue en un nivel dualista, sin abarcar la trascendencia potencial del dualismo sujeto-objeto.

La psicología analítica valora la dimensión mítica de la experiencia, la imaginería onírica y la imaginación activa como poderosos agentes terapéuticos.

Sin embargo, se detiene bruscamente ante la valoración de la percepción directa y sin imágenes que se alcanza con la práctica de algunas disciplinas meditativas.

E l conductismo

La característica definitoria del conductismo es su insistencia en la mensurabilidad y la verificación del comportamiento y el cambio de comportamiento.

A partir de un cuidadoso y metódicocrecimiento de base empírica, ha concretado técnicas sumamente efectivas para el tratamiento de problemas de conductabien delimitados.

Se ha de reconocer que la modificacióndel comportamiento es la única, entre literalmente centenares deformas de terapia, que ha demostrado claramente su eficacia.

Sin embargo, es posible que su fuerza y su debilidad coincidan.

La rígida exigencia de la medición del comportamiento observable ha tendido a excluir la consideración de la experiencia subjetiva,pasando por alto dimensiones tales como la conciencia , incluso los pensamientos y sentimientos.

El conductismo permanece, así pues, incapacitado para abarcar algunosde los aspectos más importantes de la condición humana, ypoco tiene que decir en cuanto al nivel óptimo de salud y bienestar.

Se ha limitado, en buena parte, al tratamiento de estados patológicos con características de conducta manifiestas y claramente definidas.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE

Sin embargo, en el momento actual empieza a advertirse un cambio im portante.

Se investiga cada vez más el conocimiento y la mediación cognoscitiva de las manifestaciones de conducta, con el resultado de que se va perfilando el campo de la modificación cognoscitiva del comportamiento.

Se insiste cada vez más en el autocontrol y se ha propuesto la eficacia del sí mismo como un mediador importante en el cambio terapéutico.

Muchas técnicas transpersonales son fáciles de entender desde un marco de referencia de modificación del comportamiento.

La psicoterapia humanista

La psicoterapia humanista   A primera vista, las distinciones entre la psicoterapia humanista y la transpersonal son menos aparentes.

Ambas tendencias son m odelos orientados hacia el crecimiento, que se interesan tan to por la salud como por las manifestaciones patológicas, y ambos son holistas, es decir que intentan trabajar con la totalidad de la persona.

Sin embargo, los conceptos centrales de la salud difieren.

Desde un punto de vista humanista, el individuo sano es autorrealizador y la terapia humanista se dirige en forma predominante a los niveles del ego y existencial.

Se consideran básicas la evolución de la personalidad y la obtención de los objetivos del ego.

Pero mientras que desde un punto de vista transpersonal a estas metas se les concede menos importancia e incluso es posible que se las considere como obstáculos a la realización transpersonal.

Aquí se pone en su perspectiva adecuada la capacidad humana para la autotrascendencia, más allá de la autorrealización.   El existencialismo 

El existencialismo 

El enfoque existencial coincide con el transpersonal y con el humanista en la preocupación por la búsqueda del significado y del propósito.

En la confrontación con la soledad y la muerte, la necesidad de opción y de responsabilidad y las exigencias de autenticidad.

Participa de la opinión de que con nuestras creenciascream os nuestra realidad. La libertad, por ejemplo, se vuelve real cuando creemos en ella.

Tenemos que saber que podemostenerla antes de que podamos comenzar a ejercitarla. Lo mismocabe decir del am or y de otros valores que, por elección nuestra,pueden volverse reales para nosotros.

Sólo el amor es real

Si no creemos en la realidad del amor, es improbable que lo experimentemos. 

Al enfrentarnos a estas cuestiones podemos encararlas desde una perspectiva existencial.

Además podemos pasar detrás de la máscara de nuestra individualidad alienada y separada para vivenciar la unidad y la interconexión subyacentes en toda vida.

La experiencia de la libertad, y la experiencia desnuda del ser-en-el-mundo , pueden abrir el camino hacia la transformación personal que conduce a la trascendencia.

Es posible que el existencialista quede encerrado en su identidad aparte, definida por el ego.

Puede que no llegue a dar el salto que, trascendiendo el conocimiento dualista, le lleve al conocimiento intuitivo directo y a la expansión de la conciencia .

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO CUARTA PARTE

En el existencialismo vemos un reflejo de la «primera noble verdad» del budism o, a saber, que toda vida está teñida de sufrimiento. 

Atrapado en una situación sin salida, el individuo se esfuerza continuamente por afrontar y reconciliar las manifiestas inevitabilidades de la vida.

Lo que descubrió Buda

Sin embargo, el Buda fue más allá y señaló el modo de salir de este dilema en las tres verdades restantes,en las que señaló que:— La causa de todo sufrimiento es el apego.— El alivio del sufrimiento proviene del cese del apego.—

El cese del apego se obtiene siguiendo el óctuple sendero, una prescripción para la vida ética y el trabajo mental que apunta a alcanzar la iluminación plena.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO TERCERA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO TERCERA PARTE.PSICOTERAPIA TRANSPERSONAL.Si nuestra ciencia de la salud mental ha de llegar a ser más efectiva, los psicoterapeutas tendrán que equilibrar su conocimiento de las técnicas y conceptos psicológicos con una disposición contemplativa.

La psicoterapia transpersonal, tal como la definen los psicoterapeutas cuya práctica clínica incluye este tipo de trabajo.

Es el aspecto de la terapia que trasciende los objetivos del ego y conectalo psicológico con la práctica espiritual.

Tradicionalmente, la terapiaoccidental se ha preocupado sobre todo por la psicodinámica,la modificación del comportamiento y el crecimiento personal.

Se ha considerado que una personalidad bien adaptada es sana y se haignorado mayormente todo aspecto del ser que trascienda la personalidad.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO TERCERA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO TERCERA PARTE

Durante las últimas décadas han aparecido numerosas psicologías del yo cuya meta es ayudar a los individuos a que se adapten a la sociedad y alcancen sus objetivos personales en la vida.

Además, las orientaciones existencialistas y humanísticas han asignado un lugar central a la búsqueda de significado y a la indagación de la identidad individual.

Explorar la psique

El mundo interior de la psique ha sido explorado en profundidad por la psicología analítica de Carl Jung y otros.

En la década de 1970 han empezado a interesarse por la investigación personal de la meditación y de otras técnicas orientadas a la alteración de la conciencia incorporando técnicas orientales a la práctica de la terapia.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO TERCERA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO TERCERA PARTE

En tanto que el ámbito de lo transpersonal era previamentedominio exclusivo del guru o maestro espiritual, a los psicoterapeutasque trabajan con el tipo de problemas humanos que ponen.

Surgimiento de otras técnicas

Con frecuencia se considera que la psicoterapia orientada a la resolución de conflictos psicodinámicos y al crecimiento personal es una buena preparación para las disciplinas espirituales que se ocupan exclusivamente de los dominios transpersonales del ser.

La terapia transpersonal, sin embargo, es un intento de facilitar el crecimiento de los pacientes no sólo con vistas a lograr el fortalecimiento del yo y la identidad existencial.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO TERCERA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO TERCERA PARTE

Va más allá de la identidad del ego, a pasar a los territorios de la realización transpersonal y de la trascendencia.

El dominio de la psicoterapia transpersonal se extiende, pues, más allá de los objetivos y las formas de adaptación que son tradicionales del ego.

Aunque se dirige a las necesidades y aspiraciones básicas de este, como pueden ser la necesidad de autoestima y de consolidar relaciones interpersonales satisfactorias.

No se detiene en esto; considera también los motivos, experiencias y potencialidades accesibles a los individuos que ya han alcanzado en su vida un nivel de desenvolvimiento práctico satisfactorio.

El trabajo terapéutico

Antes de empezar a estudiar los principios de la psicoterapia transpersonal quizá valga la pena considerar la importancia de la perspectiva transpersonal para el trabajo terapéutico.

Al reconocer un espectro más amplio y un mayor potencial de bienestar psicológico y de trascendencia de lo que admiten los enfoques tradicionales.

La perspectiva transpersonal ofrece a los individuos que están en condiciones de hacerlo la oportunidad de trabajar en un contexto ampliado.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE.La preparación para la meditaciónLa purificación psicológica significa podar los pensamientos que distraen.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE

El proceso de purificación es una de las tres divisiones principalesde la disciplina en el esquema budista; las otras dos sonsamadhi (concentración meditativa) y puñña (visión interior).«ver las cosas como son»

La purificación, la concentración y la visión interior están estrechamente relacionadas. Los esfuerzos por purificarla mente facilitan la concentración inicial, que a su vezpermite   mantener la visión interior.

Al desarrollar la concentracióno la visión interior, la pureza —en vez de ser un acto de la voluntad— se convierte en algo fácil y natural para el meditador.

La pureza es la base psicológica de la concentración. La esencia de la concentración es la no distracción; la purificación es la poda sistemática de las fuentes de distracción.

Unificar la mente

Ahora la tarea del  meditador consiste en alcanzar la unificación de la  mente, la unidireccionalidad. La corriente del pensamiento es normalmente azarosa y dispersa.

En meditación el objetivo de la concentración es enfocar el fluir del pensamiento fijando la mente en un único objeto, el tema de la meditación.

En las etapas posteriores de la concentración meditativa la mente no solamente se dirige hacia el objeto, sino que finalmente lo penetra; totalmente absorbida en él, la  mente  marcha hacia la unidad con el objeto.

Cuando esto sucede, el objeto es lo único que hay en la percepción del meditador.

Aumento de la concentración

Con mucha práctica llega un MOMENTO  en que estos obstáculos quedan totalmente superados; entonces se produce una notable intensificación de la concentración.

En ese MOMENTO  asumen simultáneamente un carácter dominante  los atributos mentales, tales como la unidireccionalidad y el arrobamiento, que han de  madurar hasta convertirse en absorción plena.

Cada uno de ellos ha estado presente desde antes en diferentes grados, pero cuando todos coinciden alcanzan un poder especial.

Este es el primer logro digno de mención en la meditación de concentración; debido a que es el estado que bordea la   absorción plena, se la llama concentración «de acceso»

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE

Al seguir concentrándose continuamente en el objeto de lam editación, se llega al primer m om ento que señala una rupturatotal con la conciencia normal.

Absorción plena

Es la absorción plena o jhana.Súbitamente parece que la mente se sumergiera en el objeto yquedara fijada en él. Los pensamientos que obstaculizan el procesocesan por completo.

No hay percepción sensorial ni la habitual percatación del propio cuerpo; no se puede sentir el dolor corporal.

A parte de la atención inicial y sostenida al objeto principal, laconciencia está dominada por sentimientos de arrebato, arrobamiento  y unidireccionalidad.

Estos son los factores mentales que,cuando predominan en forma conjunta, constituyen el jhana.

El pleno dominio se produce cuando el meditador puede alcanzar el jhana en el momento y lugar en que lo desea y mantenerlo durante todo el tiempo que lo desee.

El Visuddftimagga

El Visuddftimagga considera que el dominio de los jhanas y el disfrute de su sublime arrobamiento ceden en importancia ante la puñña, la sabiduría que discrimina.

El dominio del jhana es parte deun entrenamiento completo, pero sus ventajas para el meditador residenen que flexibilizan la mente, con lo cual aceleran la práctica de la puñña.

En realidad, en ocasiones se habla de los jhanas másprofundos considerándolos como «juegos de concentración» reservadospara los meditadores avanzados.

Pero lo más difícil de este entrenamiento es una senda que no incluye necesariamente losjhanas. Esta senda se inicia con la atención (satipatthana), pasapor la visión interior (vipassana) y termina en el nirvana.

La primera atención

La primera fase, atención, implica que se ha ido más allá de la percepción estereotipada. Nuestra tendencia natural nos lleva a habituarnos al m undo que nos rodea y a dejar de advertir lo que es familiar.

Además, sustituimos la percepción directa de los sentidos por nombres y preconceptos abstractos.

En la actitud de atención, el meditador se enfrenta metódicamente a los hechos desnudos de su experiencia o vivencia, viendo cada uno de ellos com o si acaeciera por primera vez.

Lo hace prestando atención continua a la primera fase de la percepción, en la cual la mente es más receptiva que reactiva.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE

Restringe la atención al mero «reparar en» sus sentidos y pensamientos, a los que atiende a medida que van surgiendo en cualquiera de los cinco sentidos o en la mente, que para el Visuddhimagga constituye un sexto sentido.

La esencia de la atención, según la expresa el moderno monje budista Nyanaponika Thera, es «la percepción clara y exclusiva de lo que realmente nos sucede y sucede dentro de nosotros en los momentos sucesivos de la percepción».

Ser testigo

En la atención, el meditador comienza a ser testigo de las unidades aleatorias de materia mental de que está hecha su realidad.D e estas observaciones parte una serie de actos de com prensiónde la naturaleza de la mente.

Esta comprensión hace que la atención madure hasta convertirse en visión interior. La prácticade la visión interior comienza en el punto en que la atención sem antiene sin interrupción.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SEGUNDA PARTE

En la meditación de visión interior(vipassana) la percepción se fija en su objeto de manera tal que lamente que contempla y su objeto surgen juntos en una sucesión ininterrumpida.

Este punto señala el comienzo de una cadena devisiones interiores — en que la mente se conoce a sí misma— que terminan en el estado nirvánico.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE.Tienes  muchas constelaciones de pensamientos, cada una de las cuales configura una identidad: sexual, social, cultural, educacional, económica, intelectual, histórica, filosófica y espiritual, entre otras.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE

Una u otra de estas identidades se hace cargo de la situación en la medida en que esta lo exige, y por lo general tú te pierdes en la identidad que en un momento dado domina tus pensamientos.

En el momento en que alguien es madre, padre, estudiante o amante, lo demás se pierde.

Si vas a ver una buena película, te dejas llevar por el argumento y cuando las luces de la sala se encienden una vez terminado el filme, te sientes ligeramente desorientado y necesitas un tiempo para poder volver a ser la persona que está sentada en la butaca.

La película

Pero si la película no es buena y no te cautiva, entonces oyes el ruido de los que comen caramelos, atiendes a la calidad técnica de la obra y percibes a la gente que hay en la sala. Tu mente no se decide a sumergirse en la película.

La calma que la meditación aporta a tu vida es como retraerse de la película. La película es tu vida y su trama es melodramática. […] ¿Llegaré a la iluminación? ¿Me casaré, tendré hijos? […] ¿Me com praré un coche nuevo?

Tales son las líneas arguméntales. O tra forma de entender el espacio al cual nos acerca la meditación es pensar en los sueños.

Tal vez nunca hayas tenido la experiencia de despertarte de un sueño dentro de un sueño, pero todas las mañanas, cuando te despiertas, ¿te despiertas de un sueño a qué? ¿A la realidad? ¿O quizás a otro sueño?Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE

Todo es un sueño

La palabra «sueño»tiene una sugerencia de irrealidad. Una forma más elegante de decirlo es que te despiertas de una realidad relativa a otra.

Crecemos en un plano de la existencia al cual llamamos real. Nos identificamos totalmente con esa realidad considerándola absoluta, y las experiencias o vivencias que no son congruentes con ella las descartamos, tachándolas de sueños, alucinaciones, insania o fantasía.

Lo que Einstein demostró en la física es igualmente válido para todos los demás aspectos del cosmos: toda realidad es relativa.

Cada realidad es verdadera sólo dentro de determ inados límites y no es más que una de las posibles versiones de cómo son las cosas. Siempre hay múltiples versiones de la realidad. Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE

Despertar del sueño

Despertar de cualquier realidad aislada es reconocer su naturaleza relativa; y la meditación es, ni más ni menos, un recurso para conseguirlo.

Sintonizar

La conciencia normal de vigilia, los estados oníricos, los estados emocionales y otros estados de conciencia son realidades diferentes, algo así como los canales del receptor de TV. Mientras vas paseando por la calle puedes sintonizar tu «receptor» con el mundo en cualquier cantidad de canales.

Cada manera de sintonizarlo crea una calle muy diferente, pero la calle no cambia; el que cambia eres tú. La percepción que se da en el proceso meditativo […] deja margen para que todas las maneras de ver existan en el espacio que rodea al acontecimiento. 

Está caracterizada por una claridad que pone al descubierto tanto el funcionamiento de la mente como el de las demás fuerzas que operan en una situación.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE

Y esta claridad te permite ver, momento a momento, los factores que determ inan tus opciones. Sin embargo, para captar todo esto no tienes que pensar. Te encuentras con que sabes, con que com prendes.

En esta quietud y claridad interiores te apercibes plenam ente de toda la gestalt, de la totalidad del cuadro.

Sin esfuerzo alguno, tu respuesta es óptima en todos los niveles sin limitarse a ser una reacción mecánica en uno solo de ellos. La respuesta es afinada, armónica, fluyente.

Lo que es tu ego

Tu ego es una serie de pensamientos que definen tu universo. Es como una habitación familiar construida de pensamientos; a través de sus ventanas ves el universo.

En esa habitación estás seguro, pero en la medida en que te da miedo aventurarte fuera de ella, se ha convertido en una prisión.

Te ha estafado; crees que para sobrevivir necesitas su m anera específica de pensar, te controla por mediación del miedo a la pérdida de identidad.

Parece como si abandonar esos pensamientos equivaliera a eliminarte, de modo que te aferras a ellos. Hay una alternativa. Para escapar de su tiranía, no necesitas destruir al ego.Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE

Puedes mantener ese cuarto familiar para usarlo cuando quieras y estar en libertad de ir y venir. Primero, necesitas saber que eres infinitamente más que la habitación-ego por la cual te defines, y una vez que lo sepas tienes el poder de hacer del ego, en vez de una prisión, una base.

Necesitamos de esa matriz de pensamientos, sentimientos y sensaciones que llamamos el ego para sobrevivir física y psicológicamente. El ego nos dice qué es causa de qué, qué debemos evitar, cómo satisfacer nuestros deseos y qué hacer en cada situación.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE

Y lo hace poniendo rótulos a todo lo que percibimos o pensamos. Estos rótulos imprimen orden a nuestro mundo y nos proporcionan una sensación de seguridad y de bienestar.

O convierte un mundo indómito en un lugar seguro. Son incontables las impresiones sensoriales y las ideas que nos acosan, de modo que si el ego no filtrara y excluyera la información que no viene al caso, la sobrecarga nos inundaría, nos abrumaría y, en última instancia, nos destruiría. O por lo menos, así parece.

El ego nos ha convencido de que lo necesitamos… y no sólo de que lo necesitamos, sino de que «somos» él. Yo soy mi cuerpo. Soy mi personalidad, mi neurosis, [estoy] enojado o deprimido. Soy buena persona, sincero. Busco la verdad. Soy un perfecto haragán.

¿Quiénes somos realmente?

Definición tras definición. Cuarto tras cuarto. Algunos están en apartamentos de mucho nivel; soy muy importantes. Algunos están en los suburbios de la ciudad, sobreviviendo apenas.

La meditación plantea la cuestión de quiénes somos realmente. Si somos lo mismo que nuestro ego, entonces si abrimos los  filtros del ego y lo inundamos, nos ahogaremos.

Por otra parte, si no somos exclusivamente tal como el ego nos define, entonces es posible que la remoción de los filtros del ego no sea una amenaza tan grave.

Es posible que, de hecho, signifique nuestra liberación. Pero mientras el ego lleve la voz cantante, jamás podremos ser otra cosa que lo que él nos diga. Como un dictador, nos ofrece una seguridad paternalista a expensas de nuestra libertad.

¿Podemos sobrevivir sin nuestro ego?

Podríamos preguntarnos cómo podemos sobrevivir sin nuestro ego. No te preocupes, que no desaparece. Y con todo, podemos aprender a aventurarnos más allá de él.

El ego está ahí en calidad de servidor nuestro; nuestra habitación está ahí. Siempre podemos valernos de ella como de un despacho, cuando necesitamos ser eficientes.

No identificarnos con nuestros pensamientos

Pero cabe dejar la puerta abierta para poder salir siempre.
La mayoría de las personas no pueden escapar, pues se identifican totalmente con sus pensamientos. Son incapaces de separar la percepción pura de los pensamientos que son sus objetos.

La meditación te permite romper esta identificación entre la percepción y los objetos de la percepción. Tu percepción es diferente tanto de tus pensamientos como de tus sentidos.

Puedes ser libre de dirigir tu percepción hacia donde quieras, en vez de estar atrapado, em pujado y tironeado por cada impresión sensorial y cada pensamiento.¿Cómo ir más allá del ego?DÉCIMO PRIMERA PARTE.

Deja en libertad tu percepción. La senda que conduce a la libertad pasa por el desapego de los viejos hábitos del ego. Lentamente llegarás a una integración nueva y más profunda de tus experiencias en una estructura del universo más evolucionada.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE

Es decir que fluirás más allá de los límites de tu ego hasta que, en última instancia, te fundas con el universo. En ese momento habrás trascendido el ego.

Romper viejas estructuras

Mientras tanto,tendrás que romper viejas estructuras, construir otras más amplias, irrumpir también a través de ellas y construir otras aún más amplias.

Hasta el final mismo del ascenso de la montaña de la liberación persiste un sufrimiento sutilísimo, pues sigue habiendo un individuo, hombre o mujer, que se identifica con su condición de entidad separada.

Todavía hay apego, todavía queda un último vínculo por romper.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO PRIMERA PARTE

En el momento de trepar al pico más alto o de recorrer la más estrecha de las cornisas, el escalador debe renunciar a todo, incluso a la conciencia de sí mismo, para convertirse en el perfecto instrumento de la escalada.

Y en los momentos finales de esta, trasciende incluso la identidad de escalador. Como dijo Cristo, en verdad hay que morir y nacer de nuevo

Después de haber llegado a la cumbre, de pasar por la transformación total del ser, de haberse liberado del miedo, la duda, la confusión y el estar pendiente de sí mismo, queda todavía un paso por dar para completar ese viaje: el regreso hacia abajo, al valle, al mundo de lo cotidiano.

Y el que regresa ya no es el que había empezado a escalar.El ser que retorna es la tranquilidad misma, es la compasión y la sabiduría, es la verdad de las edades.

Cualquiera que sea la posición, elevada o humilde, que ese ser ocupe en la comunidad, se convertirá en una luz para otros que estén en el camino, en una expresión de la libertad que se alcanza al tocar la cumbre de la montaña.

Tienes  muchas constelaciones de pensamientos, cada una de las cuales configura una identidad.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMA PARTE.En nuestro mundo moderno se ha supuesto siempre que lo único que requiere «auto-observación»,es que la persona «mire hacia adentro».

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMA PARTE

Nadie se imagina siquiera,que la auto-observación pueda ser una habilidad sumamente disciplinada que exige un entrenamiento más largo que cualquier otra habilidad que conozcamos.

La mala reputación de la introspección resulta de la peculiar idea de que,completamente solo y sin entrenamiento,ni guía,un hombre puede efectuar observaciones limpias y precisas de su propio pensamiento y de su propia percepción.

En contraste con esta idea se podrá decir que el corazón de las disciplinas psicológicas en Oriente y en la antigüedad occidental consiste en el entrenamiento en el estudio del si mismo.

Básicamente,se puede considerar meditación a cualquier disciplina que apunte a intensificar la percepción mediante la dirección consciente de la atención.

Muchas técnicas

La atención puede estar centrada en un objeto específico,o mantenerse abierta,percibiendo la totalidad de la experiencia.
La variedad de técnicas específicas es amplia.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMA PARTE

En algunas prácticas el sujeto se limita a sentarse,y procura mantenerse consciente del fluir constante de las vivencias..

Otras requieren que se fije la atención en objetos específicos como la respiración,sensaciones,sonidos o imágenes visuales.

¿Cómo meditar?

En otras se generan y vivencian emociones específicas tales como el amor o la compasión.
El comienzo de la meditación puede ser difícil.

El sólo hecho de permanecer sentado e inmóvil durante media hora puede resultar árduo al comienzo,y mantener una práctica intensiva durante un período de días puede suponer una exigencia fuerte y en ocasiones desconcertante.

Los conflictos psicológicos no resueltos tienden a emerger tan pronto como la atención se vuelve hacia adentro,y no tarda de ponerse en manifiesto la naturaleza agitada e inquieta de la mente no entrenada.

Brotes intensos de excitación y emoción pueden alternarse con una paz y un júbilo profundos..

Incluso unas pocas horas de práctica intensiva pueden demostrar facilmente que nuestros niveles habituales de percatación y percepción están toscamente insensibilizados y deformados.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMA PARTE


Rápidamente se advierte que nuestro grado habitual de control voluntario de los procesos psicológicos es mucho menor de lo  que habitualmente se supone.Cómo ir más allá del ego-DÉCIMA PARTE

Lo sorprendente es que podamos vivir toda una vida así.

Y sin reconocer que contínuamente estos procesos perceptivos controlan,crean y deforman nuestra realidad como nuestras ideas que qué y quiénes somos.

Los logros obtenidos mediante la práctica de la meditación suelen ser sutiles al comienzo.

Un aumento de la calma y la sensibilidad,la receptividad,la empatía,la interiorización y la claridad se cuentan entre las cualidades que pueden ser tempranamente vivenciadas como resultado de una práctica regular.

Cuando se practica intensamente uno es conducido al ámbito transpersonal de la experiencia.

Esto conduce a un cambio de conciencia radical y permanente que se conoce como iluminación o liberación.

Cómo ir más allá del ego-NOVENA PARTE

Cómo ir más allá del ego-NOVENA PARTE.Nuestro estado de conciencia habitual no es algo natural o dado,sino que es una construcción sumamente compleja para hacer frente a nuestro medio y a las otras personas que se encuentran en él.

Cómo ir más allá del ego-NOVENA PARTE
Cómo ir más allá del ego-NOVENA PARTE

Es un instrumento que es útil para hacer algunas cosas,pero en cuánto se trata de otras cosas no resulta útil,e incluso puede ser peligroso.

Es posible dividir a la conciencia analíticamente en muchas partes,sin embargo esas partes funcionan en conjunto,como un todo,es decir,forman un sistema.
Para entender la complejidad de la concienica es menester verla como un sistema y entender sus partes.

Cómo ir más allá del ego-NOVENA PARTE
Cómo ir más allá del ego-NOVENA PARTE

Para entender este sistema construído llamado estado de conciencia ,empezaremos por unos postulados básicos.

El primer postulado es la existencia de un darse cuenta básico,una toma de conciencia .Para esto se requiere el acto volitivo de poner foco,es decir,de atención.También podemos darnos cuenta de que nos damos cuenta.Cómo ir más allá del ego-NOVENA PARTE


Otros postulados se refieren a estructuras relativamente permanentes de la mente/crebro,que actúan sobre la información para transformarla de diversas maneras,por ejemplo,las habilidades matemáticas,que costituyen una serie de estructuras relacionadas.

Aquí la atención,el darse cuenta actúa como una energía psicológica para que se activen las estructuras deseadas y se desactiven las indeseadas.Cómo ir más allá del ego-NOVENA PARTE

El darse cuenta

¿Cuáles son las características de una salud mental óptima?

Entre ellas están:

1)El reconocimiento de que uno es responsable y fuente de su propia experiencia/vivencia,y sensación de bienestar.


2)Una mayor sensibilidad hacia los otros,que se manifiesta por un incremento del amor,la compasión,la empatía y la generosidad.

3)Una apreciación del carácter sobrecogedor y misteriorso de la vida,expresado en actitudes de reverencia,gartitud,sensibilidad y participación íntegra y sincera ante la vida,con una apertura al amor.

Te invito a escuchar el audiolibro en mi canal de youtube

Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE

Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE.Tipos de procesos inconscientes.Freud descubrió que gran parte del ego es en si mismo inconsciente..Localizó en el ego,el origen de la represión,porque consideraba que la resistencia de los pacientes se encontraba en sus egos.

Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE
Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE

La represión se origina en alguna parte del ego:lo que reprime al «ello/sombra » es algún aspecto de ego.Pero después,Freud descubrió que esa parte del ego»no estaba reprimida»,llegando a la conclusión de que la parte no reprimida del ego era la parte represora.

Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE
Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE

A esa parte la llamó «superyó»,esa parte era inconsciente,no estaba reprimida pero era «represora».
La represión es parte de ese «superyó» y que se lleva a acbo por mediación del ego,en obediencia a sus órdenes,hay porciones de ambos,del ego y del superyó que son inconscientes,pero no reprimidas.Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE

Los mecanismos de defensa


El individuo utiliza como mecanismo de defensa,la exclusión de todas aquellas pecepciones y experiencias,con el fin de no sentirse abrumado tanto por su medio externo,como interno.Deja fuera,o corrige cualquier aspecto de si mismo y del mundo que le parezca amenazador.

La represión es simplemente una forma de traducción incorrecta de la realidad,o podríamos decir una interpretación incorrecta.

La función del terapeuta


Esta traducción incorrecta da como resultado a la vez  un síntoma y un símbolo.
El terapeuta debe ayudar al individuo a «re-traducir»(la interpretación),sus síntomas simbólicos a sus formas originales,sugiriéndole «otros significados» para «esos símbolos/síntomas»(sus sentimientos de depresión,son en realidad sentimientos de cólera enmascarados).Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE

Romper la identificación


No es sólo que el indiviuo,olvida,sino que no quiere recordar.
Uno no puede darse cuenta de esa identificación si no la rompe….En el momento en que se da cuenta de que tiene una mente,puede percibirla desde otras regiones sutiles.

Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE
Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE

Es decir,uno puede ver totalmente «al que mira».Uno de los objetivos de la terapia es darse cuenta de cómo uno traduce incorrectamente el mundo.La transformación en los ámbitos sutiles o causales,requiere que la traducción del ego se debilite y se flexibilice(no que se destruya).

Las traducciones del ego se componen,de pensamientos y conceptos verbales,y de reacciones emocionales ante los mismos.

Camino a la transformación


La meditación consiste en una manera de desorganizar la traducción conceptual con el fin de abrir camino a la transformación sutil.

Es como pedirle a un niño que exprese en palabras algo que el preferiría actuar o representar.Le estamos pidiendo al ego que exprese en formas sutiles aquello en lo cuál él preferiría pensar conceptualmente.



A medida que la traducción actual del ego,comienza a debilitarse,el individuoa queda,primero expuesto a lo inconsciente sumergido no reprimido.Más adelante se accede a lo inconsciente incrustado,que son los aspectos no reprimidos pero represores.

El inconsciente empieza a emerger


A medida que el aspecto represor se afloja,el inconsciente reprimido sumergido empieza a emerger,y el individuo se ve enfrentado  a su sombra..

Liberación de los traumas

Lo que sucede es que el individuo,mediante el aflojamiento de la traducción del ego y de lo inconsciente incrustado,ha revivido su vida hasta ese momento.Se ha abierto a todos los traumas,las fijaciones,los complejos,y las sombras de todos los niveles de conciencia.Cómo ir más allá del ego-OCTAVA PARTE