abstract painting

Aprendiendo a desaprender-Segundo encuentro

Aprendiendo a desaprender-Segundo encuentro.Antonio Blay dice que para poder alcanzar esta realización necesitamos una práctica.

Antes de hablar de estos cinco trabajos o ejercicios,vamos a dar una breve explicación de dónde se realizan,y de que es lo importante para que el trabajo de resultado.

Aprendiendo a desaprender-Segundo encuentro

Él dice que para realizar este trabajo interior disponemos de una sola herramienta,que es la mente.

La mente nos plantea un problema…

Por un lado es un instrumento que nos facilita el trabajo,pero por otro lado es el principal obstáculo para cualquier trabajo.

Es la que facilita pero al mismo tiempo,es la que interrumpe.

Nuestra mente está acostumbrada a funcionar de una manera tensa, acelerada, crispada, superficial,porque estamos nosotros todos,constantemente atendiendo a nuestras necesidades.

A lo que aparentemente este exterior me exige.

Y como en estas necesidadesy exigencias,van involucradas cosas de valor para la persona,incluso de mucho valor.

La persona, no sólo pone interés e inteligencia en la solución de sus problemas sino que también pone miedo, ansia y a veces desesperación.

Esta doble función, es la que nos tiende las trampas.

Fíjense, que queremos a veces tranquilizar la mente y parece que la mente se pone peor.

La mente empieza a poner obstáculos.

Si los potenciales de energía,amor e inteligencia ,no están equilibrados,se produce como un colapso.

Nuestra mente está acostumbrada a funcionar así.

Se ha acostumbrado a buscar continuamente pasar de un objeto a otro con rapidez,sin ahondar, sin sopesar las cosas con profundidad con serenidad .

Y está corriendo siempre al galope.

Es la famosa mente acelerada que decimos todos.

Aprendiendo a desaprender-Segundo encuentro
Aprendiendo a desaprender-Segundo encuentro

Pero, fíjense que cuando nuestra mente está tranquila, estamos tranquilos.

Alrededor percibimos que los demás también están tranquilos.

Acá, lo importante es trabajar en nuestra mente para poder darnos cuenta que no es que los demás estén inquietos sino que es mi propia mi propio aceleramiento lo que me hace ver todo así.

Va tan rápido que ni siquiera nos damos cuenta en lo que estamos pensando.

Es totalmente acelerada por eso la mente sin convierte en un obstáculo cuando queremos manejarla para ahondar en nosotros para contactar con lo que pueda existir de positivo en nuestro interior.

Y cuando la persona quiero andar se encuentra con que no puede, cuando quiere concentrarse se encuentra con que la mente se le va, se le escapa.

La persona,no es capaz de contactar con su propio interior porque nunca se ha interesado por ello.

No se ha educado en esta dirección.

Aprendiendo a desaprender-Segundo encuentro
Aprendiendo a desaprender-Segundo encuentro

Otro obstáculo es,que nos hemos acostumbrado a buscar soluciones a todos los problemas de nuestra vida pensando.

Eso es un normal en nosotros, tengo un problema,tengo que pensar cómo solucionar este problema que tengo.

Como los problemas del mundo exterior los manejamos por medio de esta capacidad de simbolización que es nuestro pensamiento y nuestro lenguaje,cuando sentimos un problema interior y queremos ahondar en él no sabemos adoptar más que esta misma herramienta.

Y usar el mismo procedimiento, o sea, pensar.

Queremos, mediante el pensamiento,encontrar la solución a esto que estoy sintiendo, a este problema interno.

Y, ya no solo para los problemas externos sino también para lo interno,pues creo que lo tengo que resolver pensando aunque me voy a ir por el otro lado.

Pero, nuestra realidad interior necesita de otras capacidades mentales que no son el pensamiento.

Necesita de nuestra lucidez, de nuestro intelecto, pero no de nuestra capacidad de razonar, la cuál es una de las capacidades elementales de nuestra mente.

Pero como en la vida diaria, no utilizamos más que esta capacidad queremos utilizar esta misma capacidad,para resolver problemas interiores y ahondar en nosotros mismos.

De esta manera, la mente se convierte en un problema,en un nuevo obstáculo.

Cuando tratamos de descubrir de un modo más directo qué es nuestra esencia, nuestra realidad,nuestras fuerza vival.

Aprendiendo a desaprender-Segundo encuentro
Aprendiendo a desaprender-Segundo encuentro

Pero, a pesar de esto, la mente, es el medio la mente, es el camino.

Antonio Blay,parte del problema que tenemos con el personaje,con este con el que estamos identificados y nos va llevando

progresivamente hasta esto que él le llama autorrealización.

La autorrealización es conocerme a mí mismo, saber quién soy y poder utilizar este potencial que tengo.

Y ejercer esta capacidad de amar,esta capacidad de ser, esta capacidad de actuar.

Entonces,acá, él está utilizando la mente como una herramienta, pero explica muy bien que la mente también se puede convertir en un obstáculo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: