Anhelo de libertad-Primera parte

Anhelo de libertad-Primera parte.Por sino te has dado cuenta hay un diálogo mental incesante dentro de tu cabeza.Un diálogo que sigue y sigue sin parar.

¿Te has preguntado alguna vez por qué está esa voz ahí dentro decide que decidir y cuándo decidir?

¿Te has preguntado cuánto de lo que dice termina siendo verdad?

¿Cuánto de lo que dice es siquiera importante?

Anhelo de libertad-Primera parte

Y si ahora mismo estás oyendo esto,dirás: no sé aqué te refieres,no hay ninguna voz dentro de mi cabeza.

Esa es precisamente la voz de la que estamos hablando.

Si eres listo dedicarás un momento a dar un paso atrás para examinar esta voz con más perspectiva y llegar a conocerla mejor.

Anhelo de libertad-Primera parte
Anhelo de libertad-Primera parte

El problema es que estás demasiado cerca de ella para ser objetivo.Tienes que dar un paso atrás bien largo,para poder observar su charla.

Por ejemplo, mientras conduces tu coche,es usual que escuches diálogos internos del tipo «tendría que llamar a Alfredo»; «si tendría que haberle llamado» «¿ cómo es posible que se me haya olvidado?»;» debe estar enfadadísimo ,puede que no vuelva a dirigirme la palabra»;»quizá debería parar y llamarle ahora mismo».

En este momento date cuenta de que la voz asume los dos lados de la conversación.

No importa en cuál de los dos lados está, con tal de seguir hablando.

Cuando estás cansado e intentas dormir es la voz dentro de tu cabeza la que dice lo que estoy haciendo:» no puedo dormirme todavía «;»me he olvidado de llamar a Alfredo»;»me acordé en el coche pero no le llame,si no le llamo ahora,no podré dormir»;»pero no ,ya es demasiado tarde»;» no debo llamarlo ahora «.

No sé porque he pensado en ello, necesito dormir; o vaya ahora no puedo dormir ,ya no tengo sueño, pero mañana tengo un día muy ajetreado. Tengo que madrugar.

No es de extrañar que no puedas dormir.¿Por qué toleras que esa voz todo eltiempo?

Aunque lo que diga sea amable y agradable sigue perturbando todo lo que haces.

Si dedicas algún tiempo observar esta voz mental ,lo primero que notarás es que nunca se calla.

Cuando se le deja hacer simplemente habla sin parar.

Imagina que vieras a alguien caminando por ahí hablando se constantemente a sí mismo.

Te parecería extraño,te preguntaría si él es el que está .hablando y el que está escuchando.

Es obvio que sabe lo que va a decir antes de decirlo.

Entonces,¿ qué sentido tiene decirlo?

Lo mismo es válido para la voz que habla dentro de tu cabeza porque el que habla eres tú quién está hablando y eres tú quién está escuchando.

Y cuando la voz discute consigo misma,¿con quién está discutiendo?¿quién podría ganar la discusión?La situación resulta muy confusa…

Simplemente escucha.» creo que debería casarme»;»no sabes que no estás preparada, lo lamentarás»;»pero lo quiero»;» venga ya,también sentiste eso mismo por Tomás y bien sabes lo que habría pasado si te hubieras casado con él».

Si observas con atención verás que esa voz está simplemente tratando de hacer un lugar confortable en donde poder reposar.

Y cambiará de lado en tan sólo un instante,si eso parece que sirve de algo,y que ni siquiera se calla cuando descubre que se ha equivocado.

Simplemente ajusta su punto de vista, y sigue adelante.

Si prestas atención estas pautas mentales te resultarán obvias.

De hecho puede resultarte chocante darte cuenta por primera vez de que tu mente está hablando siempre,incluso es posible que quieras gritarle en un vano intento de acallarla.

Obviamente no lo puedes callar así.El mejor modo de librarte de esa cháchara incesante es dar un paso atrás,y contemplar la voz objetivamente. Simplemente la voz ,es como un mecanismo de vocalización que produce la apariencia de que hay alguien ahí dentro .

No pienses en ello, sólo date cuenta.No importa lo que diga la voz es igual, no importa, si dice cosas agradables o mezquindades, cosas mundanas o espirituales.

No importa, porque sigue siendo tan sólo una voz hablando dentro de tu cabeza.

De hecho el único modo de tomar distancia de esta voz es dejar de diferenciar lo que dice.

Deja de sentir que algunas de las cosas que dice eres tú quien, las dice y otras no.

Anhelo de libertad-Primera parte

Si le estás oyendo hablar es evidente que no eres tú quién habla,tú eres el que escucha la voz.

Tú eres el que se da cuenta de que esa voz está hablando.La escuchas cuando habla¿ no es así?

Haz que te diga «hola», ahora mismo. Repite unas cuantas veces. Ahora, grítalo por dentro.¿Puedes oirte decir «hola» por dentro?.

¡Por supuesto que puedes!. Así pues, por una parte es una voz que habla y por otra ,estás tú que te das cuenta de que esa voz está hablando.

El problema es que aunque es fácil darse cuenta de que algo está diciendo «hola».

Es más difícil ver que al margen de lo que esté diciendo la voz no se trata más que de una voz que está hablando,mientras tú estás escuchando.

No hay absolutamente nada que esa voz pueda decir que sea más tú mismo que cualquier otra cosa que digas.

Supón que estás mirando tres objetos :un florero ,una fotografía y un libro.

Si entonces alguien te preguntará cuál de estos objetos eres tú,sin duda responderías:» ninguno de ellos»,yo soy el que los ve.

No importa lo que pongas delante de mí,yo siempre voy a ser el que está mirando.

Es la acción de un sujeto percibiendo diversos objetos,pues esto es igualmente cierto,respecto a escuchar la voz interna.

Sea lo que sea ,lo que esté diciendo la voz, tú eres ese que se da cuenta de ella.

Mientras pienses que algunas de las cosas que dice eres tú quién las dice,pero otras de las cosas que dice, no las dices tú .

Puede que quieras creer que tú eres la parte que dice las cosas agradables,pero a pesar de todo sigue siendo la voz quién las dice.

Puede que te guste lo que dice, pero no eres tú quién lo dice.

No hay nada más importante para el verdadero crecimiento personal que darse cuenta de que tú no ERES, la voz que tú eres quien le escucha.

Si no entiendes esto tratarás de averiguar cuáles de las muchas cosas que dice la mente eres realmente tú quien las dice.

La gente asume innumerables cambios en su vida en el intento de encontrarse a sí misma.

Quieren descubrir cuáles de esas voces,cuál de esos aspectos de su personalidad,es su verdadero ser.

La respuesta es muy sencilla:»ninguno de ellos».

Si observas objetivamente la voz, llegarás a saber que buena parte de lo que dice,no tiene sentido.La mayor parte de su cháchara no es más que una pérdida de tiempo y de energía.

Lo cierto es que la vida se despliega de acuerdo con fuerzas que están por completo fuera de tu control,independientemente de lo que tu mente diga al respecto.

Anhelo de libertad-Primera parte
Anhelo de libertad-Primera parte

Es como tumbarse por la noche y decidir,si quieres que salga el sol por la mañana.

El resultado final es que el sol saldrá,y luego se pondrá,y bueno en este mundo están ocurriendo millones de cosas y por mucho que pienses en ello la vida seguirá sucediendo por sí misma.

De hecho, tus pensamientos afectan al mundo mucho menos de lo que imaginas.

Si estás dispuesto a ser objetivo, y observar todos tus pensamientos verás que en su mayor parte no tienen relevancia,no tienen efecto sobre nada, ni nadie,excepto sobre ti mismo.

Simplemente hacen que te sientas mejor o peor con respecto a lo que está ocurriendo ahora o lo que te ocurrió en el pasado ,o lo que podría ocurrir en el futuro.

Si te dedicas a anhelar que no llueva mañana estarás perdiendo el tiempo.

Te darás cuenta que la verdadera causa de los problemas no reside en la vida misma.

Lo que verdaderamente es causa de problemas,es la conmoción que la mente erige entorno a la vida.

A raíz de todo esto surge una pregunta importante:¿ si la mayor parte de lo que dice la voz carece de sentido y es innecesario entonces porque existe ?

El secreto para responder a esta pregunta consiste en entender por qué dice la voz lo que dice cuando lo dice.

Por ejemplo, en algunos casos ,la voz mental habla por una misma razón que la tetera silba,es decir ,hay una acumulación de energía interna que debe ser liberada.

Si observas objetivamente verás que cuando dentro de ti hay una acumulación de energías nerviosas temerosas o basadas en el deseo, la voz se torna extremadamente activa.

Esto resulta fácil de ver cuando estás enfadado con alguien y tienes ganas de reñirle,observa cuántas veces le riñe la voz interna incluso antes de llegar a verlo.

Cuando la energía se acumula dentro de ti ,quieres hacer algo con ella.

Esa voz aulla ,porque no estás bien por dentro y el hecho de hablar libera energía ,pero te darás cuenta de que incluso,cuando no estás especialmente molesto la voz continúa hablando.

En realidad la voz te está narrando el mundo pero,¿para qué la necesitas ?ya estás viendo lo que ocurre afuera ¿de qué sirve que la voz te lo repita?

Deberías examinar esto muy de cerca,con una simple mirada puedes fijarte instantáneamente en todos los detalles de aquello que estás observando.

Si ves un árbol ,ves sin esfuerzo todas sus ramas hojas y brotes,¿porque tienes que verbalizar lo que ya has visto?

Si tú vieses esto cuidadosamente, verás que la narración hace que te sientas más cómodo con el mundo que te rodea.

Es como cuando conduces desde el asiento de atrás del automóvil ,te hace sentir que tienes control sobre las cosas,de hecho,sientes como si tuvieras alguna relación con ellas.

El árbol que describes interiormente ya no es un árbol más en el mundo ,que nada tiene que ver contigo.

Sino que es un árbol que tú has visto,etiquetado y juzgado.

Al verbalizar mentalmente la experiencia directa del mundo la transportas al ámbito de tus pensamientos.

Allí se integra con tus restantes pensamientos, los cuales constituyen tu sistema de valores y tus experiencias históricas.

Dedica un momento a examinar la diferencia entre tu experiencia directa del mundo externo y tus interacciones con el mundo mental.

Cuando solo estás pensando eres libre de crear en tu mente cuantos pensamientos quieras y esos pensamientos se expresan a través de la voz.

Estás muy acostumbrado a instalarte en ese campo de juegos que es la mente,dedicándote a crear y manipular todo tipo de pensamientos.

Este mundo interno es un entorno alternativo que está bajo tu control,por el contrario el mundo externo,funciona de acuerdo con sus propias leyes.

Esos pensamientos mediante los cuales te cuentas el mundo se juntan con tus restantes pensamientos correspondientes al mundo mental ubicándose en paridad con ellos.

De esta manera todos estos pensamientos se entremezclan, afectando así a tu experiencia directa del mundo que te rodea.

Lo que ocurre entonces, es que lo que acabas experimentando finalmente es en realidad una mera representación personal del mundo según tu interpretación personal .

En vez de ser una percepción desnuda y sin filtros de lo que hay realmente ahí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: