Anhelo de libertad-Octava parte

Anhelo de libertad-Octava parte.La ciencia nos ha mostrado que existe un campo energético subyacente al universo físico, el cuál se manifiesta,inicialmente en forma de átomos.

Los cuáles se combinan para formar moléculas,hasta llegar a manifestar finalmente el universo físico entero.

Todo sucede en Tí.

Pues bien dentro de nosotros ocurre lo mismo,todo lo que sucede en nuestro interior tiene igualmente su fundamento en un campo energético subyacente.

Todas nuestras pautas emocionales y mentales,así como otros impulsos internos,nuestros deseos y tendencias.

Y nuestras reacciones y instintivas,son creadas por los movimientos y oscilaciones que tienen lugar en dicho campo.

Este campo de fuerza interno es conocido por diversos nombres tales como Chi,Shakti, Espíritu.

Y es una energía subyacente que fluye según pautas determinadas a través de nuestro ser interno.

Todo está dentro de Tí

Cuando contemplamos de estas pautas que moran tanto en nuestro interior, como en el ser.

Y en los restantes seres vivos,no resulta difícil ver que el flujo energético más permitido es el instinto de supervivencia.

Anhelo de libertad-Octava parte
Anhelo de libertad-Octava parte

Este instinto ha sufrido sucesivos cambios evolutivos,con el fin de que pudieran desarrollarse estructuras sociales cooperativas.

Gracias a ello muchos de nosotros ya no carecemos de alimentos, agua, ropa, o abrigos.

Así como tampoco hemos de afrontar regularmente peligros que amenazan nuestra vida.

Ese flujo energético autoprotector ha dejado de orientarse a la defensa física,para adaptarse en cambio a la defensa psicológica del individuo.

Defiendes el “concepto de tí mismo”

En la actualidad, en lugar de tener la necesidad de defender nuestros cuerpos,experimentamos la necesidad de defender nuestro concepto de nosotros mismos.

Nuestras principales luchas acaban siendo con nuestros miedos internos,inseguridades y hábitos de conducta destructivos y no tando con fuerzas amenazadoras externas.

Los mismos impulsos que hacen que un ciervo salga huyendo,nos impulsan igualmente a nosotros a salir corriendo.

Supongamos que nos encontramos ante alguien que levanta la voz o nos habla de un tema incómodo.

A pesar de que no nos encontramos en una amenaza física,esa circunstancia hace que nuestro corazón lata un poco más rápido.

Eso es exactamente lo que les pasa a los ciervos cuando ante un sonido repentino,sus corazones empiezan a bombear más rápidamente y entonces o bien se quedan congelados o bien salen corriendo.

Anhelo de libertad-Octava parte
Anhelo de libertad-Octava parte

Este tipo del miedo no nos suele hacer salir corriendo físicamente, pero nos suscita un profundo temor personal que demanda protección.

Por eso nos escondemos dentro de nosotros mismos,es así como te retiras,te cierras, te refugias detrás de tu escudo protector.

Te cierras

En realidad, lo que estás haciendo es cerrar tus centros energéticos.

Y aunque no sepas que tienes centros de energía, has estado cerrandolos desde que empezaste a iral jardín de infantes.

Aunque no te des cuenta, sabes exactamente cómo cerrar tu corazón y ponerte tu escudo protector psicológico.

También,sabes exactamente cómo cerrar los centros para así evitar estar receptivo y sensible a las diferentes energías que entran en ti y que te dan miedo.

Cuando te cierras para protegerte,estas ponen un caparazón protector alrededor de tu parte débil,esta es la parte que siente que necesita protección, aunque no se esté produciendo ningún ataque físico.

Anhelo de libertad-Octava parte
Anhelo de libertad-Octava parte

Proteges a tu ego

Estás protegiendo a tu ego a tu centro de ti mismo,aunque una situación no presenten ningún peligro físico puede hacer que experimentes perturbaciones, miedo,inseguridad.

Así como también otros problemas emocionales por tanto sientes la necesidad de protegerte.

El problema es que la parte de ti que se altera están muy bien y es tan sensible que reacciona exageradamente ante la menor cosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: