Anhelo de libertad-Novena parte

Anhelo de libertad-Novena parte.Cuando las energías internas empiecen a moverse no debes irte con ellas, por ejemplo: cuando afloren tus pensamientos,no tienes que acompañarlos.

Digamos que estás dando un paseo y pasa un lindo coche por allí, tus pensamientos dicen: ¡vaya me encantaría tener ese coche!, entonces podrías limitarte a continuar caminando sin más, pero en cambio empiezas a sentirte molesto,quieres un coche como ese, pero tu sueldo no da para tanto.

Entonces, empiezas a pensar en cómo conseguir un aumento, en buscar otro trabajo,pues bien no hace falta que hagas todo eso,el incidente también podría transcurrir así: viene el coche y se va y viene el pensamiento y se va.

Anhelo de libertad-Novena parte
Anhelo de libertad-Novena parte

Ambos se van porque simplemente tú no te has ido con ellos,a eso se le llama estar centrado,si no está centrada tu conciencia se engancha con cualquier cosa que atrapa tu atención.

No te extravíes

Pasa un automóvil a tu lado de te extravías pensando en él, otro día es un barco bonito, y entonces te olvidas del coche y quieres el barco.

Hay gente así,son personas a las que no les suele ir muy bien con el trabajo y tampoco con sus relaciones,porque están completamente dispersos y su energía está completamente desperdigada.

Pero tienes la posibilidad de no seguir ninguno de esos pensamientos,puedes asentarte en el asiento de la conciencia y soltar, de este modo si emerge un pensamiento, o emoción, te das simplemente cuenta de ello, y entonces el pensamiento o la emoción se va, porque tú permites que se vaya

Practica esta técnica

Te será posible practicar esta técnica de liberarte a ti mismo, si comprendes que los pensamientos y las emociones que afloran en ti son sólo objetos de la conciencia.

Si te percatas de que tu corazón empieza a sentirse ansioso, es evidente que hay una conciencia de que está sucediendo esta experiencia, pero la cuestión es, ¿quién es el que se da cuenta de ello?,la respuesta es que se da cuenta de ello la conciencia, es decir, el Ser que mora en tu interior,el alma,el Sí mismo.

Es evidente es él,el que ve los cambios que experimentas en tu flujo energético internos,son meros objetos para la conciencia.

No te juzgues!

Si quieres ser libre, cada vez que sientas algún cambio en el flujo energético relájate y sitúate detrás de él,no luches contra él no trates de cambiarlo,y no los juzgues,no te digas:¡ oh, no le puedo creer que siga sintiendo esto!!¡¡ me prometí que no pensaría más en ese coche!!

No, no, no ,no hagas eso, porque en lugar de ser arrastrado por los pensamientos sobre el coche acabarás siendo arrastrado por los pensamientos de culpa.

Tienes que soltar los pensamientos, todos los pensamientos y dejarlos pasar, pero no es cuestión de soltar únicamente los pensamientos y las emociones,en realidad, la clave de soltar el impulso que la propia energía ejerce sobre tu conciencia.

La energía trastornada o alterada intenta atraer a tu atención hacia ella, si empleas tu poder de voluntad interno,para evitar ser atrapado por ella, y en cambio permaneces simplemente asentado en tu interior, te percatarás de que la diferencia entre la conciencia y el objeto es tan meridiana como la que hay entre el día y la noche.

Todo viene y va

La conciencia y los objetos de la conciencia son completamente diferentes,el objeto viene y va, y la conciencia los observa ir y venir.

Y a continuación el siguiente objeto,viene y se va,y entre tanto la conciencia lo observa ,algunos objetos han venido y se han ido,pero la conciencia no se va a ninguna parte,permanece continuamente observándolo todo.

La conciencia experimenta la creación de los pensamientos y de las emociones,y tiene la suficiente realidad,como para ver de dónde proviene todo ello sin necesidad de pensar en ello.

Y de lo que está ocurriendo dentro con la misma facilidad con la que quién observa lo que está ocurriendo fuera.

La conciencia simplemente observa.

Observa cómo cambian las energías internas en concordancia con los cambios que experimentan tanto las fuerzas internas,como las externas.

Todas las energías que la conciencia observa, vienen y se van sin más,excepto cuando pierdes tu centro de conciencia,y te vas con ellas.

Echemos una mirada en cámara lenta a lo que ocurre cuando te vas con las energías.

Todo comienza cuando tienes un pensamiento, o un sentimiento,el sentimiento puede ser muy sutil, como por ejemplo cuando tu flujo energético empieza a tensarse y ponerse A LA DEFENSIVA, o bien puede tratarse de algo mucho más intenso,sea como fuere, SI estas energías capturan tu atención y todo el poder de tu conciencia se enfoca en ellasel poder de tu atención,las alimenta.

Anhelo de libertad-Novena parte
Anhelo de libertad-Novena parte

La consciencia es una fuerza tremendamente poderosa,cuando te concentras en cualquier pensamiento o emoción, estos se cargan de energía y poder.

Es por ello por lo que los pensamientosy las emociones se fortalecen tanto más,cuanta más atención les prestas.

Digamos por ejemplo, que te sientes un poco celoso o temeroso, si te enfocas en ese sentimiento, crece en importancia y te demanda más atención.

Entonces como tu atención lo alimenta el sentimiento se ve infundido de más energía todavía y ATRAE aún más atención y el círculo vicioso se prodiga.

Finalmente, lo que empezó como un pensamiento o emoción pasajeros, pueden llegar a convertirse en el centro de toda tu vida.

Si no lo sueltas puede incluso tornarse incontrolable.

Una persona sabía permanece,centrada,de suerte que cada vez que una energía cambia a una modalidad defensiva la suelta.

En cuanto tu energía empiece a moverse y sientas que tu conciencia comienza a ser atrapada por ella relájate y suelta.

Recuerda que soltar, significa dar un paso atrás ante la energía,y contemplarla en vez de sumergirte en ella.

Lo único que precisas es un momento de esfuerzo consciente para decidir que no va a seguirte, con ello entonces,simplemente las sueltas.

Es sólo cuestión de asumir el riesgo, de decidir que más te vale soltar la energía que quedarte atrapado en ella.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: