La sanación de la mente-14

La sanación de la mente-14.El pensamiento de Dios rodea tu mísero reino y espera ante la barrera que construiste para poder entrar y derramar su luz sobre el terreno yermo,mira como brota la vida por todas partes.

El desierto se convierte en un jardín,lleno de verdor profundo plácido ofreciendo descanso a todos los que se han extraviado y vagan en el polvo,para ofrecerles un lugar de refugio que el amor preparo para ellos.

Somos niños asustados.

Todo el mundo aquí es un niño asustado que quiere ser amado y está demasiado exhausto para seguir adelante.

Jesús describe la condición universal de dolor y alienación en este conmovedo rpasaje del libro de Ejercicios:

» Este mundo en el que pareces vivir, no es tu hogar y en algún recodo de tu mente ,sabes que esto es verdad,y el recuerdo de tu hogar sigue rondandote como si hubiera un lugar desde el que te llama»

El amor es lo único que las personas desean, sin importar lo que digan o hagan,verías al niño herido dentro de ellos y,no podrías sino abrazar su anhelo con amoroso consuelo.

Ver al niño atemorizado, solitario,significa permitirte ver el dolor detrás del ataque de la gente.No importa cuan perverso,o cruel sea el comportamiento, en el fondo sigue habiendo sufrimiento.

La sanación de la mente-14
La sanación de la mente-14

Es verdad,que la gente no atacaría a menos que estuviese sufriendo, por más odiosos, que sean los objetos de sus juicios no se comportarían,ni vivírían y pensarían como lo hacen a menos que los atormentar el mismo dolor de un niño que cree que le han arrebatado el amor y que lo han dejado solo en el universo sin esperanza.

Escucha tu dolor

Al escuchar el dolor de la alienación en otros como lo es el adulto tierno y amoroso con un niño atemorizado,le asegurará de la forma que sea más apropiada que todo está bien.

Pero si no oyes su lastimera petición de amor y crees que es un monstruo malvado, en vez de un niño inocente, es solo porque no quieres oír ese dolor en ti mismo.

Por lo tanto, uno podría decir que la meta de un Curso de milagros es lograr que veamos el dolor detrás del muro defensivo en todas las personas en la víctima y el victimario ,en ti y en mí.

Entonces nuestros corazones se abrirían a todo el mundo tocandolos allí donde les duele, pues la sanación es universalmente amorosa y bondadosa.

Los muros son defensas y sin ellos el amor entrará, de hecho el amor ya está ahí, y se extenderán de manera natural a todo el mundo,esto no significa que a nivel de la sociedad, condones el comportamiento descarriado de la gente.

La sanación de la mente-14
La sanación de la mente-14

No podemos, por ejemplo dejar que la gente y no respete las luces rojas de los semáforos y muchos menos que cometan asesinatos o violaciones, pero es posible impedir que alguien actúe de manera homicida o suicida o de cualquier manera destructiva, sin intención de castigarlo.

Las restricciones y limitaciones pueden imponerse sin ira, ni venganza.

Las intervenciones en el nivel de la forma pueden ser las mismas tanto, si uno se siente enojado o amoroso,pero el contenido es muy diferente,la persona sabe en algún nivel que la limitación impuesta es necesaria.

Pero puede oír el amor o la ira que es el verdadero maestro detrás de ese acto puesto que las mentes están unidas,respondemos solo al contenido de la mente.

Dejar de protegernos

En nuestras mentes erróneas buscamos proteger los muros de especialismo,juicio, y odio, pues de manera demente,creemos que esto nos protege del amor.

Nuestro miedo exige el muro, al olvidar que lo hemos erigido, conscientes solo de las cosas terribles que la gente nos ha hecho, por eso seguimos proyectando el muro.

No el muro que nos aparta de nuestro Ser,al yo del Ser, sino que al muro que aparta a nuestro yo de los yoes malvados y pecadores que hay allá afuera, de quienes siempre estamos pendientes.

La sanación de la mente-14
La sanación de la mente-14

¿ Cómo entonces podría el amor ser bondadoso ?¿Cómo podría ser uno verdadero?Sin embargo en nuestras mentes correctas,si vemos al niño herido, le extendemos la mano amorosamente a través del muro y tocamos el dolor y desaparece.

Sólo puedes sanar el dolor de otro porque lo sanaste para ti mismo.

Esta es la visión del perdón de Jesús, la sanación comienza en tu mente y luego se extiende a través de los muros del especialismo hacia los demás.

El muro no sé derriba, sino que hay una fusión,simplemente tocas el dolor con dulzura y los muros del ego desaparecen.

Simplemente aceptamos a las personas donde están sabiendo que lo que hacen con odio y miedo, a fin de cuentas no importa porque el amor está ahí.

La separación jamás sucedió

Nuestraúnica función por consiguiente es,recordarles dulcemente la verdad de que la separación no tuvo efecto alguno sobre el amor porque el amor está ahí.

De esta manera demuestro que sea cual sea tu aflicción,no tiene ningún efecto en mi amor, dando el ejemplo y lo que igualmente cualquier cosa que te hicieron no tuvo ningún efecto en el amor que hay en ti.

Aprender esta lección es nuestro objetivo desde que despertamos por la mañana hasta el momento en que nos vamos a la cama por la noche.

Aprendemos al enseñar lo cual significa demostrar, pues la única lección que hay que aprender y enseñar es que somos perdonados.

En ese instante santo, la afiliación sana pues somos uno.

Por eso es tan crucial que se acepte el concepto de unidad,y esto ocurre felizmente, mediante el reconocimiento de que todo el mundo es igual, lo cual refleja la unidad del cielo.

Esto no se puede aprender aquí,pero se nos puede enseñar que todos tenemos un niño asustado en nuestro interior que llora de dolor y sentimiento y que lo único que quiere es que los tomen en brazos y le digan que no ha pasado nada que cambie el amor.

Independientemente de lo que te hicieron,o de lo que hayas hecho tú, sigues siendo amado.

Este perdón que refleja el amor del cielo es imposible mientras nos aferramos al muro que nos rodea.

Todos como un solo Hijo sufrimos como uno solo,con nuestro dolor cercado por muros para mitigarlo,nos sentimos mal.

Pero desconocemos su origen,el ardiente dolor de la soledad ha desaparecido de nuestra conciencia,protegida por nuestros muros defensivos.

Sin embargo a través del estudio y la práctica diaria de un Curso de milagros,comenzamos a entender al ego y al mirarlo, sus muros empiezan a debilitarse,y el dolor queda expuesto.

La sanación de la mente-14
La sanación de la mente-14

No es que nunca estuviese ahí, sino que el muro lo ocultaba de nuestra conciencia.

Una vez revelada y traída a la luz del perdón, la oscuridad del dolor se desvanece.

Experimentar este perdón aunque sólo sea por un instante hace que negarlo sea cada vez más dolorosolo, que nos motiva a elegirlo de nuevo tan rápidamente como hemos elegido contra él.

La sanación de la mente-13

La sanación de la mente-13.Es importante reconocer los intentos del ego de boicotear este proceso de sanar nuestras relaciones especiales.

Así como el Curso de milagros lo expone, el consejo del ego,es:» sustituye esta relación por otra en la que puedas volver a perseguir tu viejo objetivo»,»la única manera de librarte de la angustia,es deshaciendote de tu hermano».

Y añade:»siempre es posible encontrar otra» .Es necesario que todo esto se haga,rápidamente, porque lo que es amenazante para el ego resulta de inmediato doloroso para todos los que se han identificado con su sistema de pensamiento.

¿Quién no conoce esta dinámica? .

Tan pronto como hemos terminado una relación o situación dolorosa nos encontramos en otra, a veces incluso el mismo día.

El dolor de perder el muro, es intolerable.Permitirse sentír el dolor es beneficioso, en elsentido de que es la manera de llegar al amor que está detrás.

«Quédate con el dolor» , lo que significa,que si me quedo con él voy a encontrar,en último término, me voy a dar cuenta que el dolor es un pensamiento que se defiende contra el amor,que es el final del pensamiento.

La sanación de la mente-13
La sanación de la mente-13

El dolor físico es una defensa contra el pensamiento de dolor,que a su vez se defiende contra el amor,por eso Jesús dice que el proceso de la relación santa, parece alterar la relación,descoyuntarla e incluso producir gran tensión.

De hecho nos dice que es importante ver que la relación especial comporta mucho dolor.El dolor del daño que hemos ocultado detrás de nuestros modos de negación y proyección y que no hemos querido ver.

Mirarlo es doloroso, pues es la fuente del pecado, y preferiríamos entregárselo al Espíritu Santo, para no tener que mirarlo nosotros.

Jesús no puede quitarnos el pecado porque lo rehusamos soltarlo, y por eso necesitamos superar nuestra resistencia,y traérselo a él,esto implica mirarlo y por eso a menudo parece como si las cosas se empeorasen.

Siempre estuvieron mal, simplemente no éramos conscientes de eso.

Cuando eliminamos el velo,y miramos al ego con Jesús, nos damos cuenta de cuán horrorosa,era nuestra opinión de nosotros mismos.

La sanación de la mente-13
La sanación de la mente-13

Como dice el Libro de Ejercicios;» crees ser la morada del mal, de las tínieblas y del pecado.

Pero el dolor de mirar, hace que proyectamos la culpa, para que la veamos en otros, la ataquemos y nunca la experimentemos en nosotros mismos.

El muro, no se experimenta como doloroso,hasta que comenzamos a entender su propósito,hay una soledad dolorida y una tristeza en todos nosotros, pues creemos que huimos de Casa.

El abandonar el Cielo,y el elegir contra el amor de Dios, es la fuente del dolor que procuramos parapetar detrás del muro para no sentirlo.

La sanación de la mente-13
La sanación de la mente-13

La proyección acude a rescatarnos,conforme culpamos a otros de nuestro dolor,pero la proyección de nuestro dolor,pero la protección que nos provee, no es real, porque lo que protege no es real,puesto que sólo abandonamos el Cielo en sueños.

La proyección es una ilusión, porque las ideas no abandonan su fuente,lo que parece abandonar la mente se queda allí, aunque oculto a la vista.

Siendo ilusoria,la culpa que proyectamos, el resultado de la proyección, también tiene que ser ilusorio.

La sanación es inevitable cuando reconoces que simplemente proyectas una ilusión de separación,esto te deja en un estado donde no tomas nada en serio en el mundo, puesto que reconoces su irrealidad.

A nivel práctico,esto significa que el mundo no tiene ningún efecto en ti, pues no tiene poder para arrebatarte la paz de Dios.

La sanación de la mente-13
La sanación de la mente-13

Esto,no quiere decir,que ignores,o niegues lo que le pasa al cuerpo,sólo te níegas su poder para destruir el amor en tu mente, así comenzamos con la experiencia de que el mundo nos afecta,pero llegamos a aprender que su efecto es sobre el cuerpo, el cual no es nuestra identidad.

Este pensamiento es fundamental, porque eso significa que somos mente,únicamente con este reconocimiento podemos no ser afectados por el mundo,que nos afecta, cuando le damos el poder de hacerlo.

Esto quiere decir que el problema no eres tú ni lo que la gente ha hecho.

Los estudiantes del Curso conocen muy bien una de las primeras Lecciones del Curso:»nunca estoy disgustado por la razón que creo».

Esta es la base del perdón,la razón por la cual te perdono por lo que no has hecho,puedes haber matado pero no le has hecho nada a mi mente.

Por lo tanto mirar, significa tomar la oscuridad que proyecté hacia afuera, la ira, el juicio, el especialismo y traerlos adentro,así aprendo que mi oscuridad es lo que ciño estrechamente alrededor de mi yo, a lo que tengo un gran aprecio porque bloquea la luz del amor que es tan amenazante para mi yo.

La sanación de la mente-13
La sanación de la mente-13

Al perdonar mis puntos de oscuridad proyectados, permito que la luz en mi mente se extienda por toda la Filiación,oigo la petición de ayuda de todo el mundo, porque he buscado y hallado el tranquilo lugar de amor.

Mientras permaneces en silencio cierra los ojos al mundo que no comprende lo que es el perdón, y busca amparo en el lugar en el que los pensamientos quedan transformados y donde las falsas creencias se abandonan.

El arte de soltar-Sexta parte

El arte de soltar-Sexta parte.LA VIDA HUMANA COMO CONFLICTO.

El destino del hombre tendría que ser el de vivir en armonía, en paz, en una dicha interior, pero esto parece estar lejos de la posibilidad por el momento.

Y uno se pregunta si esa dificultad en alcanzar esas cosas que anhela la personalidad humana es algo inherente al funcionamiento de la persona o de la sociedad.

O si es algo accidental que puede ser solucionado, superado, mediante una comprensión o un modo de trabajo o de disciplina.

Por esto, vamos a tratar de analizar a qué son debidos esos problemas y conflictos que vive el hombre actualmente e intentaremos sacar conclusiones prácticas en orden a una armonización de la persona dentro de sí misma.

LA DEMANDA Y LA RESPUESTA


Si observamos con atención, veremos que la vida de la persona parece desenvolverse en un clima de conflicto permanente, de lucha, una lucha que, podríamos decir, tiene lugar entre dos elementos, dos combatientes.

Por un lado, está la demanda que hay en el hombre, demanda de necesidades, de aspiraciones, por las cuales carece de una paz, un bienestar, una felicidad, una plenitud que anhela.

Y, por otro, está la respuesta a esta demanda; dicha respuesta viene condicionada por el mundo, por la sociedad, por el ambiente en que vive la persona.

El arte de soltar-Sexta parte
El arte de soltar-Sexta parte

Y que se traduce en una serie de obligaciones, obligaciones impuestas por el ritmo natural de la vida y por la sociedad .

Las cuáles están actuando como unidad sobre el individuo, por las limitaciones que la persona vive tanto en sí mismo, como en lo que el exterior es capaz de dar.

Y condicionada por las circunstancias que son siempre inestables y que en unos momentos pueden ser favorables y en otros momentos adversas.

Como si nosotros estuviéramos en constante movimiento para mantener el equilibrio entre lo que pedimos y lo que se nos da.

Estoy pidiendo unas satisfacciones, tengo unos deseos y espero que esto me sea dado por el exterior; pero el exterior, ya lo veremos ahora, a veces satisface estas necesidades, a veces no las satisface.

A su vez, el exterior actúa sobre mí de un modo activo, influyéndome, condicionándome. Así veremos cómo de esta dialéctica, de esta interacción, surgen los problemas.

LOS NIVELES DE LA DEMANDA.

A nivel individual


La demanda del individuo se manifiesta primero en un nivel interno, individual.

Es la demanda de desarrollo, de expresión y de satisfacción a nivel físico, es decir, importa la necesidad de un ambiente exterior, propicio, condiciones climatológicas favorables, una casa, seguridad, cierta estabilidad económica, etc., una serie de presupuestos que en Occidente ya no hace falta especificar.

Una necesidad a nivel vital; y por nivel vital nos referimos a lo que son instintos, las fuerzas instintivas, que buscan expresión.

Una necesidad a nivel afectivo por la que nosotros buscamos expresar nuestros sentimientos positivos y llegar a una madurez en este aspecto.

El arte de soltar-Sexta parte
El arte de soltar-Sexta parte

Y, finalmente, una necesidad a nivel mental, intelectual, por la que nosotros queremos comprender, conocer.

Tanto a nosotros mismos como al mundo que nos rodea y entendernos con él.

A nivel social, estas demandas son, en primer lugar, la necesidad de sentirse integrado con la sociedad, con el grupo, con el resto de las personas.

Lo cual tiene, como finalidad, el sentirse aceptado, protegido.

Yo necesito sentirme que pertenezco a un conjunto, que formo parte de él, porque si me siento completamente solo y excluido del grupo tengo un sentimiento frustrado de soledad, una angustia.

¿Qué estamos buscando?

Y aquí vemos también el problema de que la persona está buscando, por un lado, independencia, el respeto a su propia personalidad -quiere ser ella misma, quiere tener originalidad.

Y, por otro lado, necesita desesperadamente que la sociedad le comprenda, le acepte, le admita; necesita sentirse funcionando junto con los demás.

Hemos de ver cómo las personas tienden a ir a lugares donde hay otras personas, aunque unos y otros no se conozcan, y vivan sin decirse nada.

El hecho de sentirse en compañía es una expresión sencilla, simple, de esta necesidad fundamental de sentirnos integrados, no sólo por la presencia física, sino por la comprensión y aceptación de las demás personas.


Además, dentro de este nivel social, sentimos la necesidad de sentirnos útiles.

Yo intuyo que mi función ha de ser positiva en relación con los demás, he de sentir que hago algo, que no estoy viviendo a expensas del resto, que estoy ganándome lo que recibo y que, en cierta forma, estoy colaborando para que todo funcione más y mejor.


Y, en otro escalón más superior, necesito que la sociedad, en tanto que unidad, funcione bien, que los demás, las personas que yo conozco y que sé que existen, vivan lo mejor posible.

Aunque yo viva bien, si veo que los demás pasan muchas necesidades, muchas dificultades, a medida que mi sensibilidad va madurando esto me hace sentir incómodo, desagradable.

A nivel espiritual


Hay en mí una aspiración hacia todo lo que es el bien, una aspiración de tipo ético; una inclinación hacia todo lo que es bello, armónico, estético; una tendencia hacia el conocimiento de la verdad, de la evidencia de las cosas, de todo; un grado superior, y una participación o integración con lo que intuimos en el nombre de Poder supremo.


Aquí tenemos una gama de necesidades, de demandas, que la persona está viviendo, cada cual en grado diferente, pero que, en un sentido u otro, están en todos nosotros.

Yo-experiencia


El yo-experiencia es la noción que voy adquiriendo de mí en la medida en que voy ejercitándome, experimentando con toda mi capacidad activa de vivir. Cada vez que estoy haciendo activamente algo, adquiero una conciencia de mí en relación con aquel algo; esa conciencia, la suma de esas conciencias de mí en relación con lo que hago, es el yo-experiencia.

El yo-experiencia es el resultado de lo que hemos vivido realmente.

Lo que hemos de hacer es vivir lo que nos falta vivir en este nivel del yo-experiencia. Ya veremos que nuestro problema consiste en que hemos vivido, sí, unas cosas, pero que otras solamente las hemos pensado; y el pensar no puede sustituir al vivir; el desear, el imaginar o el razonar nunca pueden reemplazar la experiencia directa.


Por lo tanto, el yo-experiencia es nuestra realidad, psicológicamente hablando, sólida, real, auténtica. Es nuestra verdad. Yo soy exactamente lo que he ejercitado, ni más ni menos.

Podré opinar lo que quiera, podré soñar que soy un gran personaje, o imaginar que soy muy poca cosa, pero, aparte de lo que sueñe, aparte de toda fantasía u opinión, yo soy exactamente lo que he ejercitado.

Y esto en todos los niveles, desde el más material hasta el más espiritual.

Yo-idea


Dijimos que, en nuestra vida cotidiana, nos encontramos enfrentados, por un lado, con los impulsos interiores, de diversas clases, que necesitan ser expresados.

Y, por otro, con un reglamento exterior que nos dicta lo que hemos de hacer y lo que no hemos de hacer.

Entonces, nos vemos obligados a administrar estos impulsos, necesitamos reglamentar su expresión, su salida. He de poner una barrera entre mis impulsos y el exterior.

Esta barrera entre nuestro interior y el exterior es una estructura mental que se forma, a la que nos hemos acostumbrado a llamar yo. Esta estructura mental tiene por función vigilar los impulsos, frenarlos o darles paso libre, recibir los impactos del exterior, rechazarlos o aceptarlos.

El arte de soltar-Sexta parte
El arte de soltar-Sexta parte

Una estructura mental

Esa estructura mental constituye el yo-idea, la idea que yo me he formado de mí. Y este yo-idea no solamente hace esta función, diríamos, de policía, sino que va adquiriendo unas nociones, unas configuraciones sobre cómo creo ser yo.

Tales nociones se forman, por un lado, según las experiencias que voy acumulando cuando yo interpreto estas experiencias mentalmente; yo tengo un éxito, yo consigo esto, entonces yo me apunto un tanto favorable en mi yo-idea, yo soy muy bueno en esto, soy apto; tengo un fracaso, estoy a un bajo nivel en algo, entonces anoto un rasgo negativo, yo fallo aquí, no soy capaz de esto.

Por un lado, pues, se insertan en este yo-idea las experiencias que voy viviendo, tal como yo las percibo intelectualmente.

Pero, por otro, voy inscribiendo en este yo-idea todas las percepciones, todo lo que me llega referente a mí del exterior, es decir, cómo las demás personas me tratan, cómo me consideran.

Mi configuración o diseño

En la medida que las personas me respetan, me aceptan, me halagan, mi yo-idea va adquiriendo una configuración positiva; yo valgo, soy importante, soy alguien.

En la medida en que estas experiencias del exterior son negativas, me producen frustración, entonces se va inscribiendo en mi yo-idea el concepto de que yo no valgo, no soy aceptado, no sirvo.


O sea que, fijémonos bien, este yo-idea, por un lado cumple la función de control de lo interior y lo exterior, pero, por otro, configura la idea de mí mismo, idea que es resultado sólo de mi relación con el mundo.

Es en la medida en que yo me relaciono con el mundo, que me apunto tantos buenos o malos; es en la medida en que el mundo se relaciona conmigo que sigo apuntándome puntos buenos o malos.

Mis ideas acerca de mi

Por lo tanto, este yo-idea no es el modo como yo soy en mí, por mí, sino que sólo está anotando mis modos de relación, lo cual representa una diferencia fundamental.

Porque yo, en lo sucesivo tenderé a apoyarme en este yo-idea, cuya naturaleza es solamente una suma de modos de relación, y lo confundiré con mi verdadera realidad.

En el momento en que confunda ese yo-idea como mi modo auténtico de ser, es decir, cuando, debido a que los demás me dicen que soy así, que debo ser de otro modo…

Me crea entonces que soy realmente apto, que soy inteligente, que soy listo, en relación con el mundo, estaré viviendo siempre alrededor de este yo-idea.

El arte de soltar-Sexta parte
El arte de soltar-Sexta parte

No te compares

Así, querré constantemente ser más de alguna manera, o intentaré conservar mi status, social, mi valoración.

Estaré todo yo gravitando al servicio de este yo-idea, que no es mi verdadera realidad, sino una parte de mí, proyectada socialmente, y otra parte de lo social, proyectada en mí.

Así pues, el yo-idea está viviendo sólo en función de comparaciones: yo lo he hecho bien, lo he hecho mal, valgo más, valgo menos, los demás me valoran alto, me valoran bajo.

Siempre es un criterio comparativo, nunca se me dice cómo yo soy por mí mismo, en mí mismo, sino solamente cómo soy en relación con una escala de valores: soy más, soy menos.

En ningún momento se me dice lo que yo soy intrínsecamente.

No se me dice que yo, por ejemplo, soy energía, que yo soy inteligencia, sino que se me dice: «tú eres más inteligente que unos y menos inteligente que otros», «eres más hábil que unos y menos que otros»; exactamente cómo se medirá mi éxito profesional: «ha ganado tanto dinero», «tiene tantas posesiones o tiene menos».

Obsérvese que en ningún momento se está diciendo lo que yo soy,, solamente se me está comparando en algunos aspectos. Este es el pivote alrededor del cual está girando nuestra problemática personal inmediata, el hecho de que yo me valoro en función de un criterio comparativo y nunca en lo que yo soy sustantivamente.


Por esto, este yo-idea nunca puede emanciparse del factor exterior.

Aunque yo, en un momento dado, me sienta tranquilo, seguro, me sienta muy bien, en el instante en que estoy en contacto con otras personas, ya está funcionando otro modo de valoración de mí, otro modo de vivirme a mí mismo, de reaccionar, porque todo este yo-idea se ha elaborado así, está hecho de esto, de modos de relación.

Por lo tanto yo, en mi yo-idea, he de estar haciendo siempre esta función, este papel, he de estar sosteniendo a este personaje que trato de mantener y mejorar constantemente.

Nunca me vivo a mí mismo de un modo real, espontáneo, tal como yo soy, sino siempre en función de lo que pueda parecer, del juicio, del valor que los demás puedan darme o del juicio o valor que yo mismo me formule respecto a mi actuación.

Es importante que se vea clara esta distinción entre el yo-idea y el yo-experiencia: el yo experiencia es nuestro eje real, a un nivel concreto, humano, psicológico.

Pero nuestro eje real, el yo-idea es una superestructura, algo que se ha superpuesto, que se ha elaborado de un modo artificioso, que está midiendo unos modos de relación, y que no obedece a una sustancialidad propia.


Dejar salir lo que hay adentro

Decíamos que en virtud de esta política que nos vemos obligados a tener constantemente desde la infancia de reprimir los impulsos, de no dejar que salga lo que hay dentro .

Y, a la vez, de obligarnos a hacer las cosas que no nos gustan porque hay que hacerlas, porque así nos lo dicen, porque gracias a estas cosas seremos bien valorados, se produce en nosotros una falta de expresión total de una cantidad de energías -estamos en el terreno de las energías-, es decir, de impulsos y de sentimientos que no pueden salir.

No dejo que salgan por miedo a la crítica y a los inconvenientes exteriores. Estas energías que quedan entonces retenidas, que estaban destinadas a salir y quieren salir, se quedan dentro, presionando.

Yo las rechazo porque el yo-idea no puede admitir que salgan, porque el yo-idea se debe a la opinión de los demás y se debe también a mi opinión respecto a los demás.

Por tanto, no puedo permitir que salgan esto que son impulsos, muy bajos o muy altos, pero en todo caso que no son los que los demás pueden aceptar o valorar.

Estos impulsos están creando en mí un sentido de frustración, de cosa incompleta, de algo que yo no vivo, que no he realizado y, a la vez, están creando una tensión.


Yo idealizado


El resultado de esta tensión y de esta insatisfacción es que yo necesito entonces crear a través de mi mundo imaginativo. Necesito crear la idea de que yo algún día haré una cosa determinada, conseguiré unos objetivos, alcanzaré un grado de perfección.

Gracias a lo cual, conseguiré dos cosas: vivir esto que no he podido vivir y recibir el reconocimiento, la aprobación y la admiración de los demás.

El arte de soltar-Sexta parte
El arte de soltar-Sexta parte

Me formo así un yo-idealizado, en el que yo soy héroe, un yo-idealizado que a mí me da una gran satisfacción porque vivo la culminación de mí mismo y al mismo tiempo estoy recibiendo la admiración de los demás.

¿Soy como creo ser?

Véase cómo es una creación de mi mente, gracias a la cual se cumplen los dos objetivos indispensables: dar salida ideal a mis energías reprimidas y al mismo tiempo seguir mereciendo más que nunca la aceptación social.Por esto, el yo-idea está siempre tendiendo hacia ese yo-idealizado.

Yo ciertamente ahora soy así, tengo mis limitaciones, pero espero llegar a algo.

Este llegar a algo es una cosa que fabrico en mi mente con materiales socialmente buenos: quiero ser muy inteligente, muy eficaz, muy honrado; quiero ser una persona creadora, una persona, quizás, muy perfecta.

Lo estoy vistiendo con cosas que puedan merecer la aceptación social, y que, al mismo tiempo, me den a mí la impresión de que yo viviré mi propia plenitud.

Cuanto más intensa y más grande sea la cantidad de energía reprimida, mayor la frustración, más fuerte y más cargado estará este yo ideal. Cuanto más fuerte y más cargado esté este yo-idealizado, menos fuerte yo seré en el presente.

Toda la energía reprimida, procedente de mi pasado y que se proyecta hacia mi futuro, es un déficit y un lastre para mi capacidad de vivir el presente.

Anhelo de libertad-Décima parte

Anhelo de libertad-Décima parte.La exploración de lo que el que somos en esencia está vinculado de manera inseparable con el despliegue de nuestra propia vida.

Los altibajos naturales de la vida pueden generarnos poder personal o bien crear miedos.

Anhelo de libertad-Décima parte
Anhelo de libertad-Décima parte

Cuál de estas dos tendencias predominará es algo que depende por completo de cuál será nuestra actitud ante los cambios.

Podemos considerar que los cambios que nos trae la vida son excitantes o bien que son atemorizantes, pero en cualquier caso todos debemos afrontar el hecho de que el cambio forma parte de la naturaleza misma de la vida.

Si eres muy aprensivo te desagradará afrontar cualquier cambio, tratarás de crear a tu alrededor un mundo que sea previsible, controlable.

Indefectiblemente,intentarás crear un mundo que no estimule estos miedos.

El miedo no quiere sentirse a sí mismo,de hecho tienes miedo de tí mismo,por tanto tenderás a emplear la mente,con afán de manipular la vida para así no sentir miedo.

La gente no comprende que el miedo simplemente es una cosa, un objeto más, entre los innumerables objetos que somos capaces de experimentar.

Con el miedo puedes hacer una de dos cosas,puedes reconocer que lo tienes, y trabajar para soltarlo o puedes quedartelo, y tratar de esconderte de él.

La gente no entiende el miedo, debido aque no la afronta con objetividad.

La consecuencia es que las personas terminan conservando sus miedos ytratando de impedir que ocurran cosas que lo resuciten.

Pasan por la vida intentando crear seguridad,y control a base de definir cómo debe ser la vida,para que ellos puedan sentirse bien, de este modo el mundo se vuelve aterrador.

Puede que te parezca que el mundo no se vuelve aterrador,en esas circunstancias, sino más seguro,pero no es así.

Si adoptas la actitud de protegerte del miedo, el mundo acaba convirtiéndose realmente en algo amenazante.

La vida se convierte entonces en una situación de yo contra el mundo.

Cuando sientes miedo e inseguridad o debilidad dentro de ti e intentas evitar que suceda algo que puede hacerlo aflorar inevitablemente, ocurrirán antes o después sucesos y cambios en tu vida que te dan por tierra todos tus esfuerzos.

Cómo te resistes, en cambio tiene la sensación de estar luchando contra la vida,sientes que tal persona no se está comportando como debiera o que un suceso no se está desplegando como tú querrías o consideras perturbadores los acontecimientos que acaecieron en el pasado.

A la vez que contemplas el porvenir como un problema potencial, tus concepciones acerca de lo que es deseable o indeseable lo que es bueno o malo,y todo esto se deriva de que has definido como tienen que ser las cosas para poder sentirte bien.

Anhelo de libertad-Décima parte
Anhelo de libertad-Décima parte

Todos sabemos que hacemos esto, pero nadie cuestiona esta actitud.

Ello se debe a que estamos convencidos de que es nuestro deber imaginar cómo debería ser la vida,para así lograr que sea de esa manera.

Solo alguien que sea capaz de mirar más a fondo y que se cuestione la razón por la que necesitamos que los sucesos de la vida hayan de ser de una manera particular pondrá en duda esa suposición.

Nunca te olvides de reir-8

Nunca te olvides de reir-8.Hasta este punto, los acontecimientos, la formación, y las circunstancias en la vida de Bill habían conspirado para desarrollar sus muchas habilidades innatas y para adquirir experiencia de la vida en general.

Ahora la trama se espesaba.

Poco después de su nombramiento en Columbia, se le pidió a Bill que contratara a un psicólogo con habilidades en la creación de instrumentos para testar bebés y niños pequeños.

El puesto cumpliría los requisitos de una subvención ofrecida a la universidad. A pesar de que él era ciertamente conocedor en el campo general de los tests y de las mediciones, y tenía una gran experiencia en trabajar con niños, no había diseñado tests para ellos, y necesitaba a un especialista en esta área.

Llamó a un colega, bien conocido en el campo, que prometió ayudarle si podía. Poco después, Bill recibió una llamada telefónica de una mujer que se presentó así: “Mi nombre es la Dra. Helen Schucman.

Nunca te olvides de reir-8
Nunca te olvides de reir-8

Bill y Helen,se conocen

Me han dicho que te dijera que soy la persona que estás buscando”.Por supuesto, ella era la persona que Bill buscaba en más de una forma, y él la contrató, pero no para un trabajo que a ella le gustara especialmente.

La colega de Bill, también una amiga de Helen, la había llamado al escuchar la petición de Bill y le había pedido que dejara de buscar otro lugar y llamara al doctor Thetford inmediatamente.

Al oír su tono enfático, Helen decidió renunciar a sus otras opciones y llamó a Bill.Durante los años siguientes, Helen trabajó en una posición de investigación, para cambiar más tarde a la enseñanza, entrenamiento y trabajo clínico, para lo cual ella tenía una aptitud natural.

De hecho, muchos años más tarde, muchos de los que la conocían personalmente describían en términos brillantes lo talentosa que era al trabajar con pacientes, lo amable, considerada y cariñosa que podía ser, y con qué rapidez podía evaluar la situación real de una persona y ofrecer la orientación más adecuada.

Bill encontró profundos sus conocimientos psicodinámicos, y en última instancia, la promovió a la posición de psicóloga jefe del Instituto Neurológico dentro del centro médico, convirtiéndola en su asistente, lo que les permitió pasar más tiempo juntos, y por supuesto, prepararse para lo que no sabía que estaba a punto de desplegarse.

Bill describía más tarde sus circunstancias en Columbia en ese momento como absolutamente espantosas.

Los compañeros de trabajo eran suspicaces y hostiles, la atmósfera era caótica y la carga de trabajo abrumadora. Dividía su tiempo entre tareas administrativas, enseñando, realizando investigaciones, escribiendo becas de investigación, editando revistas y publicando -moviéndose a través de una montaña de trabajo sin ningún sentido sostenido de satisfacción o bienestar.

En retrospectiva, los colegas en ese momento notaron que Bill producía una prodigiosa cantidad de trabajo «regular», todo manejado de manera experta, mientras desplegaba su vida secreta con el Curso. Por un lado, Bill podía realizar múltiples tareas de una manera muy inusual; Podía, por ejemplo, escribir las notas de un proyecto de investigación al discutir los detalles de algo totalmente ajeno.

Para muchos esto era desconcertante, como si no les estuviera prestando atención, evidencia de la capacidad peculiar de Bill para compartimentar, rasgo que habitualmente aparecía en otras áreas de su vida también.

Con Helen, parte de su trabajo juntos progresaba de manera útil y eficaz, pero en otras áreas tuvieron tiempos terribles en sus relaciones personales. A pesar de que tenían grandes diferencias de personalidad, y cada uno manejaba sus trucos de manera diferente, nunca se les ocurrió a dejar de trabajar juntos.

Ambos sentían una compulsión inexplicable a estar juntos, y querían resolver sus dificultades, pero parecían no tener idea de cómo hacerlo.

Obviamente, a partir de la narración de Bill de lo que era la universidad en general y de sus relaciones con Helen y otros, él estaba proyectando su propio «lado oscuro», sus temores y quejas albergados durante mucho tiempo en su situación allí.

Cada estudiante principiante de UCDM aprende que la experiencia subjetiva de las circunstancias externas de uno refleja fielmente un estado interior de la mente.

Dicho con más franqueza, cuanta más culpa se siente, aunque sea inconsciente, más se siente uno castigado por las condiciones externas.

La proyección

Como todos nosotros, Bill ciertamente contribuyó a los problemas en su entorno proyectando sus propios juicios, temores, condicionamientos inconscientes y suposiciones no examinadas sobre cómo la vida debería ser en esa situación.

Conocía teóricamente la teoría de la proyección: el proceso de ver en otros lo que tememos poseer en nosotros mismos, pero sabía muy poco sobre cómo tratar ese proceso a nivel personal.

A pesar de su talento, entrenamiento y potencial, estaba tan dormido como el resto de nosotros. Al principio del texto de UCDM, uno encuentra,»… en la Biblia se menciona que sobre Adán se abatió un sueño profundo, mas no se hace referencia en ninguna parte a que haya despertado.

El mundo no ha experimentado todavía ningún despertar o renacimiento completo.». [UCDM, T2-I, 3]

Después de que el Curso llegara y Bill se familiarizara más con sus principios intransigentes sobre cómo causamos nuestra propia angustia, finalmente se dispuso a comenzar a cambiar su Mente, y esa voluntad tuvo éxito -su despertar real.

Nunca te olvides de reir-8
Nunca te olvides de reir-8

Sombras del pasado

Una selección del texto del Curso titulado «Sombras del pasado» lo dice todo sobre el drama en las vidas de Helen y Bill y la razón por la que alguien se siente atraído hacia relaciones basadas en el ego.

Las «sombras» en este fragmento se refieren a lo que proyectamos sobre, y luego vemos cada uno en el otro cuando miramos a desde la perspectiva de amor del ego.


Te ofrecen las «razones» por las cuales deberías entablar alianzas no santas a fin de apoyar los objetivos del ego y hacer de tus relaciones testimonios de su poder.

Son estas tenebrosas figuras las que quieren santificar al ego ante tus ojos, y enseñarte que lo que haces para mantenerlo a salvo es en realidad amor.

Estas tenebrosas figuras siempre hablan de venganza, y todas las relaciones que entablan son absolutamente dementes. Tales relaciones tienen, sin excepción, el propósito de excluir la verdad del otro, así como la verdad acerca de ti.

Por eso es por lo que ves tanto en ti como en el otro lo que no está ahí, haciendo de ambos los esclavos de la venganza.

Y por eso es por lo que cualquier cosa que te recuerde tus resentimientos pasados te atrae y te parece que es amor, independientemente de cuán distorsionadas sean las asociaciones que te llevan a hacer esa conexión.

Y finalmente, esa es la razón de que todas las relaciones de ese tipo se convierten en intentos de unión a través del cuerpo, pues solo los cuerpos pueden considerarse medios de venganza. (UCDM, T17-III, 2)

A medida que la presión se elevaba, relacionado con varias facetas de su trabajo -aparentemente siempre en crisis- y la continua agitación con Helen, Bill finalmente alcanzó su límite.

Nunca te olvides de reir-8
Nunca te olvides de reir-8

Todavía no se había dado cuenta de que llevamos esta condición aparentemente «sin amor» nosotros mismos. Se sentía rodeado de hostilidad y paranoia, y estaba decepcionado e infeliz a pesar de su fama y prestigio.

Había dominado su campo, y aún faltaba algo. Puede ser abrumador trabajar tan diligentemente y durante tanto tiempo hacia una meta, aguantando todo lo que uno tiene que soportar y finalmente lograrlo, solo para encontrarse con que la felicidad y la satisfacción todavía están ausentes.

El ego está seguro de que el amor es peligroso, y esta es siempre su enseñanza principal.

Nunca lo expresa de este modo. Al contrario, todo el que cree que el ego es la salvación parece estar profundamente inmerso en la búsqueda del amor.

El ego, sin embargo, aunque alienta con gran insistencia la búsqueda del amor, pone una condición: que no se encuentre. Sus dictados, por lo tanto, pueden resumirse simplemente de esta manera: «Busca, pero no halles».

Esta es la única promesa que el ego te hace y la única que cumplirá. Pues el ego persigue su objetivo con fanática insistencia, y su juicio, aunque seriamente menoscabado, es completamente coherente.

La búsqueda que el ego emprende está, por lo tanto, condenada al fracaso.

Y como también te enseña que él es tu identidad, su consejo te embarca en una jornada que siempre acaba en una percepción de auto-derrota. 3Pues el ego es incapaz de amar, y, en su frenética búsqueda de amor, anda en pos de lo que teme encontrar. [UCDM, T12-IV,1]

Anhelo de libertad-Novena parte

Anhelo de libertad-Novena parte.Cuando las energías internas empiecen a moverse no debes irte con ellas, por ejemplo: cuando afloren tus pensamientos,no tienes que acompañarlos.

Digamos que estás dando un paseo y pasa un lindo coche por allí, tus pensamientos dicen: ¡vaya me encantaría tener ese coche!, entonces podrías limitarte a continuar caminando sin más, pero en cambio empiezas a sentirte molesto,quieres un coche como ese, pero tu sueldo no da para tanto.

Entonces, empiezas a pensar en cómo conseguir un aumento, en buscar otro trabajo,pues bien no hace falta que hagas todo eso,el incidente también podría transcurrir así: viene el coche y se va y viene el pensamiento y se va.

Anhelo de libertad-Novena parte
Anhelo de libertad-Novena parte

Ambos se van porque simplemente tú no te has ido con ellos,a eso se le llama estar centrado,si no está centrada tu conciencia se engancha con cualquier cosa que atrapa tu atención.

No te extravíes

Pasa un automóvil a tu lado de te extravías pensando en él, otro día es un barco bonito, y entonces te olvidas del coche y quieres el barco.

Hay gente así,son personas a las que no les suele ir muy bien con el trabajo y tampoco con sus relaciones,porque están completamente dispersos y su energía está completamente desperdigada.

Pero tienes la posibilidad de no seguir ninguno de esos pensamientos,puedes asentarte en el asiento de la conciencia y soltar, de este modo si emerge un pensamiento, o emoción, te das simplemente cuenta de ello, y entonces el pensamiento o la emoción se va, porque tú permites que se vaya

Practica esta técnica

Te será posible practicar esta técnica de liberarte a ti mismo, si comprendes que los pensamientos y las emociones que afloran en ti son sólo objetos de la conciencia.

Si te percatas de que tu corazón empieza a sentirse ansioso, es evidente que hay una conciencia de que está sucediendo esta experiencia, pero la cuestión es, ¿quién es el que se da cuenta de ello?,la respuesta es que se da cuenta de ello la conciencia, es decir, el Ser que mora en tu interior,el alma,el Sí mismo.

Es evidente es él,el que ve los cambios que experimentas en tu flujo energético internos,son meros objetos para la conciencia.

No te juzgues!

Si quieres ser libre, cada vez que sientas algún cambio en el flujo energético relájate y sitúate detrás de él,no luches contra él no trates de cambiarlo,y no los juzgues,no te digas:¡ oh, no le puedo creer que siga sintiendo esto!!¡¡ me prometí que no pensaría más en ese coche!!

No, no, no ,no hagas eso, porque en lugar de ser arrastrado por los pensamientos sobre el coche acabarás siendo arrastrado por los pensamientos de culpa.

Tienes que soltar los pensamientos, todos los pensamientos y dejarlos pasar, pero no es cuestión de soltar únicamente los pensamientos y las emociones,en realidad, la clave de soltar el impulso que la propia energía ejerce sobre tu conciencia.

La energía trastornada o alterada intenta atraer a tu atención hacia ella, si empleas tu poder de voluntad interno,para evitar ser atrapado por ella, y en cambio permaneces simplemente asentado en tu interior, te percatarás de que la diferencia entre la conciencia y el objeto es tan meridiana como la que hay entre el día y la noche.

Todo viene y va

La conciencia y los objetos de la conciencia son completamente diferentes,el objeto viene y va, y la conciencia los observa ir y venir.

Y a continuación el siguiente objeto,viene y se va,y entre tanto la conciencia lo observa ,algunos objetos han venido y se han ido,pero la conciencia no se va a ninguna parte,permanece continuamente observándolo todo.

La conciencia experimenta la creación de los pensamientos y de las emociones,y tiene la suficiente realidad,como para ver de dónde proviene todo ello sin necesidad de pensar en ello.

Y de lo que está ocurriendo dentro con la misma facilidad con la que quién observa lo que está ocurriendo fuera.

La conciencia simplemente observa.

Observa cómo cambian las energías internas en concordancia con los cambios que experimentan tanto las fuerzas internas,como las externas.

Todas las energías que la conciencia observa, vienen y se van sin más,excepto cuando pierdes tu centro de conciencia,y te vas con ellas.

Echemos una mirada en cámara lenta a lo que ocurre cuando te vas con las energías.

Todo comienza cuando tienes un pensamiento, o un sentimiento,el sentimiento puede ser muy sutil, como por ejemplo cuando tu flujo energético empieza a tensarse y ponerse A LA DEFENSIVA, o bien puede tratarse de algo mucho más intenso,sea como fuere, SI estas energías capturan tu atención y todo el poder de tu conciencia se enfoca en ellasel poder de tu atención,las alimenta.

Anhelo de libertad-Novena parte
Anhelo de libertad-Novena parte

La consciencia es una fuerza tremendamente poderosa,cuando te concentras en cualquier pensamiento o emoción, estos se cargan de energía y poder.

Es por ello por lo que los pensamientosy las emociones se fortalecen tanto más,cuanta más atención les prestas.

Digamos por ejemplo, que te sientes un poco celoso o temeroso, si te enfocas en ese sentimiento, crece en importancia y te demanda más atención.

Entonces como tu atención lo alimenta el sentimiento se ve infundido de más energía todavía y ATRAE aún más atención y el círculo vicioso se prodiga.

Finalmente, lo que empezó como un pensamiento o emoción pasajeros, pueden llegar a convertirse en el centro de toda tu vida.

Si no lo sueltas puede incluso tornarse incontrolable.

Una persona sabía permanece,centrada,de suerte que cada vez que una energía cambia a una modalidad defensiva la suelta.

En cuanto tu energía empiece a moverse y sientas que tu conciencia comienza a ser atrapada por ella relájate y suelta.

Recuerda que soltar, significa dar un paso atrás ante la energía,y contemplarla en vez de sumergirte en ella.

Lo único que precisas es un momento de esfuerzo consciente para decidir que no va a seguirte, con ello entonces,simplemente las sueltas.

Es sólo cuestión de asumir el riesgo, de decidir que más te vale soltar la energía que quedarte atrapado en ella.

Anhelo de libertad-Octava parte

Anhelo de libertad-Octava parte.La ciencia nos ha mostrado que existe un campo energético subyacente al universo físico, el cuál se manifiesta,inicialmente en forma de átomos.

Los cuáles se combinan para formar moléculas,hasta llegar a manifestar finalmente el universo físico entero.

Todo sucede en Tí.

Pues bien dentro de nosotros ocurre lo mismo,todo lo que sucede en nuestro interior tiene igualmente su fundamento en un campo energético subyacente.

Todas nuestras pautas emocionales y mentales,así como otros impulsos internos,nuestros deseos y tendencias.

Y nuestras reacciones y instintivas,son creadas por los movimientos y oscilaciones que tienen lugar en dicho campo.

Este campo de fuerza interno es conocido por diversos nombres tales como Chi,Shakti, Espíritu.

Y es una energía subyacente que fluye según pautas determinadas a través de nuestro ser interno.

Todo está dentro de Tí

Cuando contemplamos de estas pautas que moran tanto en nuestro interior, como en el ser.

Y en los restantes seres vivos,no resulta difícil ver que el flujo energético más permitido es el instinto de supervivencia.

Anhelo de libertad-Octava parte
Anhelo de libertad-Octava parte

Este instinto ha sufrido sucesivos cambios evolutivos,con el fin de que pudieran desarrollarse estructuras sociales cooperativas.

Gracias a ello muchos de nosotros ya no carecemos de alimentos, agua, ropa, o abrigos.

Así como tampoco hemos de afrontar regularmente peligros que amenazan nuestra vida.

Ese flujo energético autoprotector ha dejado de orientarse a la defensa física,para adaptarse en cambio a la defensa psicológica del individuo.

Defiendes el «concepto de tí mismo»

En la actualidad, en lugar de tener la necesidad de defender nuestros cuerpos,experimentamos la necesidad de defender nuestro concepto de nosotros mismos.

Nuestras principales luchas acaban siendo con nuestros miedos internos,inseguridades y hábitos de conducta destructivos y no tando con fuerzas amenazadoras externas.

Los mismos impulsos que hacen que un ciervo salga huyendo,nos impulsan igualmente a nosotros a salir corriendo.

Supongamos que nos encontramos ante alguien que levanta la voz o nos habla de un tema incómodo.

A pesar de que no nos encontramos en una amenaza física,esa circunstancia hace que nuestro corazón lata un poco más rápido.

Eso es exactamente lo que les pasa a los ciervos cuando ante un sonido repentino,sus corazones empiezan a bombear más rápidamente y entonces o bien se quedan congelados o bien salen corriendo.

Anhelo de libertad-Octava parte
Anhelo de libertad-Octava parte

Este tipo del miedo no nos suele hacer salir corriendo físicamente, pero nos suscita un profundo temor personal que demanda protección.

Por eso nos escondemos dentro de nosotros mismos,es así como te retiras,te cierras, te refugias detrás de tu escudo protector.

Te cierras

En realidad, lo que estás haciendo es cerrar tus centros energéticos.

Y aunque no sepas que tienes centros de energía, has estado cerrandolos desde que empezaste a iral jardín de infantes.

Aunque no te des cuenta, sabes exactamente cómo cerrar tu corazón y ponerte tu escudo protector psicológico.

También,sabes exactamente cómo cerrar los centros para así evitar estar receptivo y sensible a las diferentes energías que entran en ti y que te dan miedo.

Cuando te cierras para protegerte,estas ponen un caparazón protector alrededor de tu parte débil,esta es la parte que siente que necesita protección, aunque no se esté produciendo ningún ataque físico.

Anhelo de libertad-Octava parte
Anhelo de libertad-Octava parte

Proteges a tu ego

Estás protegiendo a tu ego a tu centro de ti mismo,aunque una situación no presenten ningún peligro físico puede hacer que experimentes perturbaciones, miedo,inseguridad.

Así como también otros problemas emocionales por tanto sientes la necesidad de protegerte.

El problema es que la parte de ti que se altera están muy bien y es tan sensible que reacciona exageradamente ante la menor cosa.

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios.Lección 44.Dios es la luz en la que veo.
“Jesús continúa aquí su serie de declaraciones de Nivel Uno: sólo Dios es verdadero; sólo Dios es luz. Todo lo demás es una expresión de la oscuridad del ego.

Estamos tan seguros que estamos en lo correcto de lo que percibimos, pensamos y sentimos, que es a lo que se refiere Jesús cuando dice: “Puedes fabricar obscuridad y luego pensar que ves en ella”.

Estamos tan seguros de que tenemos razón, pero eso es solo porque fabricamos el mundo de los opuestos – la luz y la oscuridad – y luego olvidamos de dónde proviene: la nada de nuestros pensamientos ilusorios.

Ciegos,guiando a otros ciegos

Pero debido a que vemos el mundo, creemos que es real, y luego tratamos de reunir a la mayor cantidad posible de personas para confirmar nuestras percepciones y experiencias, sin darnos cuenta de que simplemente estamos pidiendo a los ciegos que enseñen a los ciegos.


La “luz” de la que habla Jesús no es perceptual, lo cual será aclarado en el siguiente párrafo, sino que es otro símbolo para expresar una característica del Cielo. La oscuridad representa el ego y su sistema de pensamiento de culpa, odio y especialismo; mientras que la luz representa el sistema de pensamiento del Espíritu Santo, que afirma que la oscuridad no tiene efecto sobre la realidad.

Ver,en la Luz

Cuando Jesús dice “Dios es la luz en la que veo”, no está hablando de lo que vemos a simple vista. La visión proviene del pensamiento de mentalidad recta, y por eso no vemos la luz fuera de nosotros. Recuerda la Lección 15, a la que me he referido varias veces, donde Jesús no está hablando de ver literalmente los bordes de luz alrededor de los objetos.

Si tienes esa experiencia, comprende que no es más que un reflejo de un pensamiento de perdón en tu mente. Estas lecciones dejan muy claro que la luz no es externa. Recuerda, «no hay» nada externo.

Jesús nos informa que el problema que encontraremos es nuestra propia resistencia, nacida del miedo a perder los pensamientos que inventamos, que, por cierto, ¡incluyen nuestros mismos seres!

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios

Las resistencias a la verdad

Ya hemos discutido cuán temerosamente resistentes nos volvemos cuando estamos en presencia de la verdad.

El lector puede recordar las palabras de Jesús en el texto acerca de por qué «él» fue percibido como una amenaza:
“Muchos pensaron que yo les estaba atacando, aunque es evidente que eso no era cierto.

Un alumno desquiciado aprende lecciones extrañas.

Lo que tienes que reconocer es que cuando no compartes un sistema de pensamiento, lo debilitas. Los que creen en él perciben eso como un ataque contra ellos. Esto se debe a que cada uno se identifica con su propio sistema de pensamiento, y todo sistema de pensamiento se centra en lo que uno cree ser.” (T-6.V-B.1:5-9)

(5:4) «Al practicar de esta manera, te desprendes de todo lo que ahora crees y de todos los pensamientos que has inventado.»
Él quiere decir “«todo» lo que ahora crees, y «todos» los pensamientos”, no solo algunos de ellos.

La base del miedo

Esa es la base de nuestro miedo, y por qué todos tratan de transigir con lo que Un Curso de Milagros está enseñando, haciendo que Jesús diga algo que no está diciendo en absoluto.

Él te está diciendo de manera bastante explícita que si prácticas como él instruye, tu ego desaparecerá. Por lo tanto, es importante entender por qué «no» practicas las lecciones específicas, y mucho menos las lecciones que tenemos entre nosotros.

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios


Las malas interpretaciones del Curso

Muy a menudo la gente pregunta dónde en Un Curso de Milagros dice lo que acabo de decir. Este es uno de esos lugares, y Jesús lo dice en un lenguaje muy simple también; sin estructura de oraciones complicadas.

Una vez más, aquí está la declaración del problema: “Al practicar de esta manera, te desprendes de todo lo que ahora crees y de todos los pensamientos que has inventado.”

Otro punto: Jesús está hablando del ego como si fuera una entidad separada. Pero el ego es simplemente un pensamiento que hemos hecho real, con el que nos hemos identificado.

¿Qué es el ego?

En otras palabras, el ego es la parte de nuestras mentes divididas que disfruta de estar separada. Por lo tanto, representa nuestra oposición al principio de Expiación del Espíritu Santo.

Si somos sinceros en querer encontrar a Dios y tomar la mano de Jesús y experimentar su amor, debemos dejar de lado nuestra identificación con la oscuridad. La forma en que reforzamos y expresamos nuestro amor por Jesús es mirando nuestro odio. De nuevo, aquí queda muy claro: la forma de alcanzar la luz es escapar de la oscuridad.

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios

Pero ¿qué significa esto?

Ya que somos nosotros quienes hemos hecho real la oscuridad eligiéndola, entonces escapar de ella significa que tenemos que cambiar nuestras mentes.

Ese es el papel de Jesús: no ayudarnos a hacer lo que es correcto, sino ayudarnos a «deshacer» lo que está errado. Esto garantiza que de manera automática lo que haremos, pensemos, digamos y sintamos será lo que sea correcto.

El viaje hacia la Luz

Es el escape de la oscuridad, el deshacimiento de lo negativo, la negación de la negación de la verdad lo que constituye el viaje hacia la luz. Por lo tanto, podemos decir que este no es un curso en lo positivo, sino en deshacer lo negativo.

«Vigila tu mente».

Cuando te sientes culpable, cuando juzgas tus pensamientos o tus acciones, los estás haciendo reales y te opones a ellos. Pero debes mirarlos, lo que no significa mirar y luego continuar con tus pensamientos y acciones no amorosos. Significa mirar sin juzgar, dándote cuenta exactamente de lo que estás haciendo.

Eso te motivaría a dejarlos ir, porque verías el dolor que te causa la elección del ego. El proceso de mirar al ego con Jesús, por lo tanto, inevitablemente implica comprender el «costo» para nosotros cuando elegimos al ego en lugar de a Jesús, la separación en lugar de la unidad, el odio en lugar del perdón.

Cuando vemos claramente que la elección en favor del juicio conduce al sufrimiento y al dolor, lo cual es no natural – mientras que la elección en favor de la visión conduce a la paz y la dicha – lo natural – la motivación para elegir la curación se vuelve lo suficientemente fuerte como para traerla a nuestra conciencia.

Anhelo de libertad-Séptima parte

Anhelo de libertad-Séptima parte.Cuando vas conduciendo por la carretera probablemente ves miles de árboles que no dejan impresiones en ti, en cuanto los percibes desaparecen.

Mientras conduces ves árboles, los edificios, los automóviles .

Y ninguna de estas visiones deja una impresión duradera en ti,lo único que se produce es la impresión momentánea que te permite verlos y ya está.

Liberar las impresiones

Aunque entran a través de tus sentidos e impresionan en tu mente, la impresión se libera con la misma rapidez con que cuando no interfiere ninguna cuestión personal.

Las impresiones se procesan con total libertad y fluidez.

El sistema perceptivo está diseñado para funcionar de esta manera,está concebido para captar las cosas,permitirte experimentarlas y a continuación dejarlas pasar únicamente a través de ti para permitirte así estar plenamente presente en el momento.

Todo es experiencia

Si bien mientras este sistema se halla en un estado operativo funcional tú estás bien y todo está bien simplemente vas teniendo experiencias tras y experienias.

Conducir es una experiencia, los árboles que vas viendo son también una experiencia y los automóviles que están pasando,son también una experiencia.

Más estas experiencias son dones que se te van entregando como si se tratara de una película estupenda,pasan a través de ti despertandote.

El mejor maestro

En realidad están teniendo un profundo efecto en ti.

Momento tras momento,las experiencias van entrando en ti y tú vas aprendiendo y creciendo, tu corazón y tu mente se van expandiendo y vas siendo tocado.

La experiencia es el mejor maestro, no hay nada que pueda siquiera aproximarse a la magnificencia que es experimentar la vida, el sentido de vivir la vida es experimentar el momento que te está atravesando.

Y después el momento siguiente,y después siguiendo innumerables experiencias.

Deja que todo te atraviese

Este es un sistema estupendo cuando funciona adecuadamente.Si pudieras vivir en ese estado sería un ser plenamente consciente.

Un ser despierto en el ahora, está presente no olvida estar presente,y la totalidad de la vida lo atraviesa sin cesar.

Imagina que estuvieras plenamente presente durante cada experiencia de la vida, cada una de ellas te tocará en lo más profundo de tu ser.

Cada momento será una experiencia estimulante y conmovedora, porque estarás completamente abierto y la vida estará fluyendo en la mente a través de ti.

Pero no es esto lo que sucede en el interior de la mayoría de nosotros, por el contrario lo que ocurre es que vas conduciendo por la calle y vienen los árboles y vienen los autos.

Y todo ello te atraviesa y pasa fluidamente sin problema y entonces de manera inevitable,llega algo que no pasa, no pasa a través de ti .

Anhelo de libertad-Séptima parte
Anhelo de libertad-Séptima parte

Por ejemplo te has cruzado con un automóvil en particular un Ford azul claro, parecido al de tu novia y cuando ese auto pasó a tu lado te percataste de que las dos personas que iban en el asiento delantero estaban abrazadas.

Al menos parecía que estaban abrazados,y lo que no cabe duda es que ese automóvil se parecía al de tu novia,pero era un auto como cualquier otro.

Las impresiones visuales

Vamos a examinar detenidamente lo que ha sucedido.

Está claro que para la cámara que son tus ojos no hay diferencia entre ese vehículo, de los demás.

Se trata simplemente de un haz de luz que rebota en el objeto atraviesa tu retina y traza una impresión visual en tu mente,de modo que a nivel físico no ha ocurrido nada diferente.

Pero a nivel mental la impresión te ha atravesado, cuando llega el momento siguiente tú ya no te percatas de los demás árboles que siguen pasando a tu lado ya no ves los restantes.

Entonces tu corazón y tu mente están fijados en ese foco e incluso a pesar de que ya se ha ido.

Los bloqueos

Ahora estás metido en un problema, hay un bloqueo, un evento se ha atascado,todas las experiencias subsiguientes tratan de pasar a través de ti.

Pero ha ocurrido algo en tu interior que ha dejado inacabada esta experiencia pasada .

Si no se desvanece en la memoria profunda como todos los demás,antes o después tendrás que dejar de enfocarte en esa imagen.

Para así poder afrontar cualquier otro asunto como por ejemplo el próximo semáforo.

Anhelo de libertad-Séptima parte
Anhelo de libertad-Séptima parte

De lo que note das cuenta,es de que tu experiencia de la vida está a punto de verse transformada por completo debido a que esa imagen no ha pasado a través de ti,ahora la vida debe competir con ese suceso bloqueado.

Y esa impresión bloqueada no se limita a quedarse ahí sentada ante tí,sino que comprobarás que tiendes a pensar en ella constantemente debido a que intentas encontrar el modo de procesarla a través de tu pensamiento.

Cuando no eres capaz de dejar que los sucesos de la vida pasen de ti,estos permanecen en tu interior y se convierten en un problema,y pueden permanecer retenidas dentro de ti durante períodos muy largos.

El arte de soltar-5

El arte de soltar-5.Cuando no tienes nada que ocultar, la luz de tu atención consciente, ya no está limitada por una vergüenza secreta.

Fííjense, los términos que usa…una vergüenza secreta…ya no es necesario mantener las mentiras,tus relaciones no están repletas de intenciones ocultas,la sencillez y la claridad rigen tu vida,pues no hay engaño.

El arte de soltar-5
El arte de soltar-5

Expresa lo que sientes

Cada uno de ustedes tiene esta claridad a su disposición en este momento,si tiene la valentía de comunicar todo lo que piensa y siente sin titubeos.

Este es un gesto de confianza hacia tu hermano y tu hermana,esta es tu voluntad de hacerte visible y de ser vulnerable.

Si tienes un miedo y lo compartes, el miedo y la culpa subyacente ya no permanecen ocultos.

Si tienes un pensamiento que condena a otra persona puedes negarlo, disfrazarlo,o proyectarlo sobre alguien más,o puedes sacarlo a la luz para que reciba atención y curación.

Puedes ocultar tus pensamientos de ataque o puedes confesarlos.

El ritual de la confesión al igual que la mayoría de los rituales ha dejado de incorporar el propósito que tenía,no tiene nada que ver con recibir la absolución de otros, tiene todo que ver con rechazar la densidad del engaño y con traer el miedo y la culpa a la conciencia.

Quien escucha la confesión no es un juez,sino un testigo.

Cuando el testigo entienda que su papel no es juzgar o condenar sino simplemente,escuchar con compasión,no habrá nadie que cometa errores.

Cometerás errores y te exhorto a sentirse agradecido por cada error que cometas.

La equivocación es un regalo,porque te lleva a la corrección.Celebra la oportunidad de llevar toda manipulación y todo engaño a la superficie agradece la invitación a llegar a los lugares oscuros de tu mente,y traer los contenidos de esos lugares a la luz de la Conciencia.

Sé consciente,cuando justificas tus equivocaciones,y te aferras a ellas forzandote a defenderlas,una y otra vez.

Esto consume una gran cantidad de tiempo y energía, de hecho si no tienes cuidado puede convertirse en el tema dominante de tu vida.

¿Por qué no confesar tus errores para no tener que dedicar tanto tiempo a defenderlos?

Admite tu error para que no tengas apego a las limitaciones del pasado,permite que cada transgresión sea reconocida abiertamente.

El arte de soltar-5
El arte de soltar-5

Si no piensas bien de tu hermano dicelo,y pídele que te perdone, haz esto no para elevarlos sobre un pedestal,sino para evitar caer en el abismo sin fondo del odio a ti mismo y la desesperación .

La medicina que necesitas para vivir sin miedo es honestidad ,toma esta medicina.

La densidad de este mundo es resultado de su falta de valentía para admitir sus errores, es un resultado del juego de fingimiento que juegas con tu hermano.

Esconder tus errores es un juego triste y contraproducente.Te pido que dejes de jugarlo, que confíes en tu hermano y que sepas que él no se alza por encima de ti, para juzgarte sino,a tu lado como tú ,igual,no puedes condenar sin condenarte a tí mismo.

El arte de soltar-5
El arte de soltar-5

¡Libérate!!

No te preocupes de lo que piensa la gente. Olvida todo lo que te han enseñado otros,y considera la verdad en tu propio corazónes, allí es donde debemos encontrarnos y no en algún edificio pretencioso que es una burla de mis enseñanzas y de mi vida.

Y para terminar con el sufrimiento tienes que acabar con todas las formas de engaño que hay en tu vida y eso únicamente puede hacerse diciendote la verdad a ti mismo.

¿O prefieres conservar tus secretos y permanecer en el laberinto?¿No es mejor confesarlos y liberarte de las calles oscuras y tortuosas?

La elección es tuya, pero no te engañes.No hay salvación en los secretos o en la oscuridad.