¿A qué tipo de» unión» se refiere UCDM?

  • silvina 

¿A qué tipo de» unión» se refiere UCDM?-Parece que el Curso tuviese un «doble discurso».Este también es uno de los conceptos en el Curso, que se presta fácilmente a malentendidos: la idea de unirnos.

Se nos pide unirnos con nuestro hermano todo el tiempo.Se nos pide unirnos con el Espíritu Santo todo el tiempo.

¿A qué tipo de" unión" se refiere UCDM?
¿A qué tipo de» unión» se refiere UCDM?

Pero, al igual que con todo en este Curso, en realidad, no quiere decir exactamente lo que las palabras dicen. El concepto de unirse encierra un sentido mucho más profundo.


Cuando pensamos en unirnos, en el nivel del cuerpo,pensamos en un cuerpo que se une a otro.De modo que, en lugar de verte como mi enemiga/o, te veo como mi amiga/o;ese es otro tema muy importante en el Curso.

Sin embargo, como aquí no hay nadie, ¿con quién me estoy uniendo?¿Y quién es el «yo» que se une?.Uno de los temas principales de este Curso, tanto en lo que se refiere al sistema de pensamiento de mentalidad errónea como al de mentalidad correcta, que es la culminación del sistema de mentalidad errónea es la relación especial,y el Curso habla mucho de la relación especial: lo que hacemos los unos con los otros

La corrección para eso, en el nivel de la mente correcta, es la relación santa.En esencia, la mayoría de nuestras relaciones —si no es que todas—ciertamente empiezan siendo especiales. Y, cuando las perdonamos, se tornan santas.Ese es uno de los temas del Curso.

Pero, si solo interpretas eso en el nivel de las palabras mismas,quedaremos bien atrapados en la confusión, porque pensaremos que Jesús está hablando del cuerpo.
¿A qué tipo de" unión" se refiere UCDM?
¿A qué tipo de» unión» se refiere UCDM?

Si el cuerpo no existe, porque «las ideas no abandonan su fuente»y todo está en la mente, entonces ha de estar hablando en otro nivel.


Las palabras están escritas para llegar a dónde creemos estar o, para citar una frase en el Curso, en la condición en la que creemos existir,que es la condición dualista de estar en un cuerpo.

Unirse según Un curso de milagros
Unirse según Un curso de milagros

No hay cuerpos

Las palabras así parecen sugerir que mi cuerpo hace algo con el tuyo.Pero cuando entiendes que no hay cuerpo, esto ha de tener un sentido más profundo.


Y ese sentido es el siguiente: no hay más que una sola relación especial,que es cuando el tomador de decisiones se une con el ego. Eso es lo único que hay.
Recuerdemos que, la mente es lo único que existe.

Y solo existen dos relaciones posibles en la mente:o me uno con el ego, o bien me uno con el Espíritu Santo.Cuando me uno con el ego, es la relación especial,la mota de oscuridad, la mota de polvo ,al hablar de una mota de polvo,nos estamos refieriendo al lente del proyector.

¿A qué tipo de" unión" se refiere UCDM?
¿A qué tipo de» unión» se refiere UCDM?

Una vez que ese polvo se encuentra sobre el lente ,cada película sin excepción, que pasa por ahí y se proyecta sobre la pantalla,mostrará una marca negra, una mota oscura.

Asimismo, cuando elijo al ego de maestro y me vuelvo dependiente de su sistema de pensamiento,es decir, entablo una relación especial con él,el ego tendrá algo especial que satisface mi necesidad especial.¿Y qué cosa es ese algo especial? Reforzará mi yo separado,y mi necesidad es que el yo separado siga para siempre vivito y coleando.El ego, el sistema de pensamiento del ego, es lo que hará eso.

Todas nuestras relaciones son especiales

De modo que me uno a él. Esa es la mota de oscuridad.

En ese instante, el instante profano cuando elijo a mi ego,cada una de las relaciones en mi vida, sin excepción, se verá mancillada por esa mota de culpabilidad.

Eso significa que, en ese momento, todas las relaciones en el mundo se volverán especiales para mí: ¡todas!Mi relación con Dios, mi relación con el Espíritu Santo y con Jesús,y mi relación con todos los demás.

mota de polvo en un lente
mota de polvo en un lente

Lo que proyecto

Así tiene que ser. «Las ideas no abandonan su fuente.»«La proyección da lugar a la percepción.» Miro adentro.Me uno con la negra mota de culpabilidad. Eso es lo que proyecto hacia fuera.

Eso es lo que veo a mi alrededor, y como las ideas no abandonan su fuente,lo que está afuera nunca ha abandonado la fuente en la mente.Esa oscura mota de culpabilidad, que está sobre el lente de mi mente, siempre la estoy viendo proyectada sobre todo el mundo. Cada película, cada cuadro de cada película llevará esta mota oscura mientras yo no limpie el lente.

Cuando elijo a mi ego, no es que solo tenga ciertas relaciones especiales.Todo el mundo es una relación especial, porque me he unido con mi ego.


En cambio, cuando reconozco que me he equivocado y me uno con el Espíritu Santo,ahora mi lente está limpio porque, en el instante santo, no hay culpabilidad.

Ya estamos unidos

Ahora cada película, cada cuadro de cada película que pasa por mi proyector se proyectará sobre la pantalla y estará limpia.Cada relación en mi vida será santa.

Ahora bien, esto significa que yo no me uno contigo.

Dejemos al margen, por el momento, que ahí fuera no hay nadie con quien unirme,y que en mí no hay ningún «yo» que pueda unirse con alguien más.Dejando eso al margen por el momento, unirse no tiene sentido,porque, en un nivel literal, unirnos significa que tú y yo estamos separados,y ahora corrijo eso al unirme contigo.

Pero la verdad es que tú y yo no estamos separados,a pesar de lo que nos dice el ego. Un sueño sigue siendo un sueño;una ilusión es una ilusión es una ilusión. Todos somos uno.
Por lo tanto, cuando el Curso dice que te unes con tu hermano, quiere decir,que aceptas el hecho de que ya están unidos.

Es una gran diferencia, porque si yo creo que tengo que unirme contigo, hay algo que debo hacer contigo.Si acepto el hecho de que tú y yo somos uno, no hago nada;deshago. ¿Y qué es lo que deshago?
Mi tomador de decisiones mira al ego y mira mi elección previa a favor del ego y dice: «Esto ya no lo quiero».

En ese momento, estoy con el principio de Expiación del Espíritu Santo, que dice que la separación nunca ocurrió.

Y si nunca ocurrió, no solo no me separé de Dios, tampoco crucifiqué al Hijo de Dios, lo cual significa que soy uno con todos los Hijos de Dios,no importa cuántos fragmentos aparentes anden correteando por el universo.He aceptado lo que ya está allí. Eso es lo que realmente significa unirme.

¿Y cómo me uno —o acepto mi unión— con todos aquí?Me uno con el Espíritu Santo. Y, en el instante en que me uno con Él o con Jesús,ya estoy unido con todos.

La diferencia podrá parecer muy trivial, pero no lo es.Es sutil, pero sumamente importante y significativa.Si crees que unirte es algo que haces con otra persona,estás haciendo real el error, estás fabricando a la otra persona allí,pero, sobre todo, estás haciendo que el mundo de la inconciencia sea el objeto de tu corrección, en lugar de utilizar el mundo de la inconciencia,como la manera de retornar a la fuente del sueño, para que puedas elegir de nuevo.

En este Curso, «unirte» es aceptar la unidad que ya está ahí,aceptar que tú y yo ya somos uno.
Y en el sueño, significa aceptar el hecho de que tú y yo somos iguales.

¿Cuáles son esas barreras?

Así que no hago nada.

Simplemente deshago mi decisión a favor del ego.

Tu tarea no es ir en busca del amor, sino buscar y encontrar todas las barreras que has colocado entre tú y el amor. ¿Cuáles son esas barreras?

Hemos enumerado concretamente dos de ellas:el sueño secreto de separación, pecado, culpabilidad y miedo, que culmina en el campo de batalla;y luego el sueño del mundo. Esas son las barreras,los obstáculos que impiden tomar conciencia de la presencia del amor.

Situarse en la conciencia

Retiramos esas barreras, y automáticamente ya estamos de regreso en la mente tomadora de decisiones.

Esta esboza una dulce sonrisa ante la demencia de estos sistemas de pensamiento,y entonces, con toda facilidad y sin duda alguna, elige la mente correcta.


Unirte, pues, no es nada que hagas de forma activa.Dices: «Me equivoqué al unirme con el ego; ahora me uno con el Espíritu Santo»,y, en ese instante santo, ya estoy unido con todos

Deja un comentario