Mes: enero 2020

¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?

¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?Es posible que,nos cueste que aparezca,porque está tan triste y enfadado o desesperanzado que no se vea motivado a comunicarse con un nuevo ADULTO AMOROSO.

¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?
¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?

Él sigue esperanzado de obtener lo que necesita y por eso lo sigue buscando.

Dejar ir…

Lo busca en las relaciones con otras personas.Se siente ansioso o tiene miedo.
Al dejar ir la emoción asociada a un recuerdo doloroso,lo haremos también con nuestra creencia.

Transformar lo que hemos aprendido

Podemos transformar todas las limitaciones que hemos aprendido.
Debemos traer a la conciencia el recuerdo o la memoria,rememorando la experiencia con la emoción asociada para quitarle la energía,la carga,y cambiar así nuestra manera de interpretarla.

Se modifica nuestra experiencia las limitaciones aprendidas.Si las cambiamos, se modifica nuestra experiencia.
Como estas nos han llevado a tener ciertas creencias,al cambiar las experiencias modificamos nuestras creencias y nuestro presente.

¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?
¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?

Para reprogramarnos,es necesario volver al niño que fuimos con sus sentimientos y pensamientos.
Todos tenemos miedo a dejar salir el dolor.

No malgastar nuestra energía

PERO,SI TOMAMOS CONCIENCIA DE LA ENERGÍA QUE GASTAMOS EN TAPAR EL DOLOR,LO HAREMOS.
ES NORMAL QUE EXISTA ESTA TENDENCIA AL AUTO SABOTAJE.Una parte nuestra tiene miedo de que la otra parte quiera cambiar.

¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?
¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?

¿A qué le tenemos miedo?

Tenemos miedo a lo desconocido,a mirar de frente a esta parte con amor y agradecimiento.

Preguntas que podemos hacerle a Nuestro Niño/a Interior:

  • -¿Cómo te sientes?
  • -¿Qué tipo de sensaciones estás experimentando en tu cuerpo?
  • -¿Cuáles son las reacciones físicas sientes?

Puede ser que Nuestro Niño/a Interior no quiera acudir,que se esconda,porque tenga miedo,o porque no lo estamos tratando como necesita.


Tenemos que asegurarle que no le vamos a fallar,que lo esperaremos pacientemente y que puede tomarse el tiempo que quiera,que le prestaremos toda la atención que necesita,que respetaremos sus tiempos.

Es muy probable que al principio lo veamos llorar.Es importante dejarlo llorar.

Pero después,si esto continúa hay que decirle:”Me doy cuenta que tienes mucha pena y dolor,pero no lo podemos sacar todo así de golpe,porque dejaríamos un vacío y algo tendría que ocupar su lugar,así que lo liberaremos poco a poco.

ASEGURARLE QUE AUNQUE ESTÉ ENFADADO VAMOS A ENTENDERLO.

Frases para decirle a Nuestro Niño/a Interior:

-Eres muy importante para mí.

-Esto ya pasó

-Estás a salvo.

-Yo estoy siempre aquí para tí.

-No te voy a abandonar.

-Estás seguro conmigo.

Permitir…

Recuerda:No podemos sentir más dolor recordando lo que hemos vivido.A medida que permitimos que el Niño se convierta en parte integral de nuestra vida,dialogando con él,haciéndole saber que nunca lo abandonaremos,empieza a emerger un nuevo poder y una mayor creatividad.

El Niño/a maravilloso

El Niño que comienza a emerger es el Niño Maravilloso.
El estado natural de ese niño es la creatividad..Y al ponernos en contacto con esta,descubrimos nuestra esencia,nuestro más profundo y único Ser.


Este proceso de recuperar al Niño Herido,es un proceso de revelación.

¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?
¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?

Es recuperar nuestra fuerza espiritual.
Carl Jung descubrió los arquetipos dentro del inconsciente colectivo.

¿Qué es un arquetipo?

Es la representación de la experiencia acumulada y colectiva de la humanidad,un potencial universal en cada ser humano.

Los arquetipos son predisposiciones psíquicas congénitas derivadas de patrones heredados .Estos fueron creados en generaciones pasadas.

Los patrones

Estos emergen cuando se llega a ciertos umbrales de la experiencia humana.
Los arquetipos comprenden los aspectos positivos y negativos de los patrones que representan.


San Francisco de Asís dijo:”A quién buscamos es a quién estamos mirando”
Los psicólogos transpersonales llaman a “este que está mirando”,el “yo testigo”,o “el yo que mira”.

¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?
¿Cómo conectar con Nuestro Niño/a Interior?

Cuando experimentamos la conexión con nuestro Niño Maravilloso,empezamos a ver nuestra vida desde una perspectiva más amplia.


Entonces,ya el niño maravilloso no tiene que esconderse detrás de las defensas del ego para sobrevivir.
Así podemos ver las cosas desde un nivel de conciencia diferente.

El Niño Maravilloso aparecerá si hay un adulto para apoyarlo y protegerlo.


Podemos ver que todo lo que nos pasó en nuestra vida fue perfecto.Fue exactamente lo que necesitábamos para experimentar a fin de realizar el trabajo que estamos haciendo ahora.

Es la parte nuestra que posee en forma humana el poder de la divinidad:la regeneración creativa.

¿Cuáles son los elementos esenciales para fomentar la creatividad?

  • -La espontaneidad.
  • -La habilidad para vivir en el presente.
  • -La capacidad de asombro.
  • -La habilidad para concentrarse.
  • -La capacidad de evaluarse a uno mismo.

La creatividad.Su importancia

La mayoría de nosotros vivió en familias dónde prevalecía la regla”prohibido hablar”.Esto coarta nuestra creatividad,la bloquea.
La creatividad es la gloria del ser humano.Esto no es sólo una gloria humana,es nuestra verdadera imagen de Dios.

¿Cómo sanar a Nuestro Niño Interior?

Sanar a Nuestro Niño Interior,nos permite liberarnos de nuestra carga neurótica.

-Confiar

-Aceptar.

-Shock

-Ira.

-Tristeza.

-Remordimiento.

-Soledad.

RECUPERAR A NUESTRO NIÑO/A INTERIOR-tercer parte

RECUPERAR A NUESTRO NIÑO/A INTERIOR-tercer parte.El Niño/a Interior necesita que tú le brindes tiempo y atención.Al hacer esto,le demostramos que realmente lo estamos cuidando.


Si queremos sentirnos bien con nosotros mismos,considerarnos felices,estar en paz y armonía,y además tener una vida plena,tenemos que sanarnos.
Sanarnos significa rememorar nuestro pasado y dejar salir el dolor que nos sigue afectando en el presente.

RECUPERAR A NUESTRO NIÑO/A INTERIOR-tercer parte
RECUPERAR A NUESTRO NIÑO/A INTERIOR-tercer parte


Lo que nos sigue afectando en el presente es la energía de la emoción que sigue activa,y la interpretación que le hemos dado a la experiencia,nuestras creencias.

Esta energía se puede reactivar en cualquier momento,ante un estímulo y obligarnos a revivir la experiencia,en el presente tal cómo sucedió en ese momento pasado.


RECUPERAR A NUESTRO NIÑO/A INTERIOR-tercer parte
RECUPERAR A NUESTRO NIÑO/A INTERIOR-tercer parte

Un trauma es el resultado de un dolor físico o emocional,en el que nos sentimos vulnerables e incapaces para asimilarlo porque nos vemos indefensos y sin recursos,y no hay una persona que nos pueda acompañar y ayudar a liberar la emoción y procesarlo mentalmente,por ello no se procesa y sigue presente,aunque pueda ser inconsciente.


Es decir,el trauma es una experiencia con carga emocional en la que nos hemos sentido indefensos:percibíamos que peligraba nuestra estabilidad física o emocional,que puede que hayamos retirado de nuestra conciencia pero sigue estando presente y para el que necesitamos una acción reparadora.

TODA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA PROVOCA UNA DIVISIÓN INTERIOR,LA SEPARAMOS PARA QUE ESTO NO PUEDA ACCEDER A NUESTRA CONCIENCIA


EL TRABAJO DEL TRAUMA IMPLICA POR ELLO UNA RECONEXIÓN DE LAS PARTES QUE SE SEPARARON.


Una manera de hacer esa reconexión es el diálogo con Nuestro Niño/a Interior.


Para reconectar con Nuestro Niño/a tenemos que crear una condición de protección y seguridad para que se sienta protegido.

Expresar el dolor

El Niño Interior herido tiene que poder expresar sus dolor sintiéndose entendido,protegido y apoyado por tí(adulto).


Vamos a necesitar recursos que nos ayuden a procesar los pensamientos y creencias que se originaron a raíz de la experiencia original,que nos ayuden a liberar las emociones y sensaciones que se quedaron bloqueadas en nuestro cuerpo y que nos crean malestar,manifestaciones psicosomáticas o compulsiones y adicciones que no logramos manejar.


También vamos a necesitar recursos que nos enseñen a terminar las acciones que no se concluyeron en el momento del trauma.


Establecer un plan de tiempos y ritmos que sea adecuado para trabajar el trauma.


Tenemos que permitirnos ir poco a poco.


Tenemos miedo de desbordarnos y no lograr modular y regular los sentimientos.
Dentro de nosotros existen como tres partes:el padre,el adulto y el niño.
Estos tres aspectos componen la estructura de nuestra personalidad.


Estos tres estados del yo o del ego funcionan como si fueran entidades separadas dentro de cada uno de nosotros.El padre es la parte nuestra que dicta las reglas,que juzga,moraliza y dice:”Tienes que hacer esto,o hacer esto otro”
El adulto es nuestra parte más racional,más lógica,que obtiene la información y la procesa buscando soluciones a los problemas.

RECUPERAR A NUESTRO NIÑO/A INTERIOR-tercer parte
RECUPERAR A NUESTRO NIÑO/A INTERIOR-tercer parte


El niño e el que siente, sueña, desea y expresa.
Cada una de estas partes tiene una voz que escuchamos en nuestro interior y nos mueve en distintas direcciones, si no están de acuerdo,vamos a tener conflictos.


Por eso es fundamental aprender a escuchar estas voces o diálogos internos.

Podemos tener diferentes voces adultas y diferentes voces de niños.Esto va a depender mucho de las personas significativas que hayan estado presentes en nuestra vida.


Estas personas son modelos que yo he imitado consciente o inconscientemente y que son los patrones sobre los que he ido construyendo mi identidad o mi sentido de mi mismo.


Ahí es dónde entra en juego el adulto,uno amoroso que nos ayude a conseguir reconciliar todas nuestras partes.


Pero lo que está desconectado se puede conectar,para ello tenemos que tener en cuenta lo siguiente:


1)Darnos cuenta del malestar o conflicto.
2)Darnos cuenta de que tenemos la posibilidad de elegir.
3)Darnos cuenta de que cada elección tiene una consecuencia.


Si nos comportamos como un adulto amoroso,lo primero que haremos será escuchar atentamente para ver que podemos hacer.

Preguntar al niño que necesita,indagar,que es una forma de establecer una conexión.Así comenzaremos a establecer un diálogo,que es la base de toda relación.Que el niño sienta que él es importante.Así el niño se sentirá seguro,aceptado y apoyado,entonces se irá abriendo.


Ofrecerle amor,protección y cuidado.Se producen las mismas conexiones neuronales tanto si imaginamos que si hacemos algo de verdad.

Imaginar a Nuestro Niño Interior

Si nos cuesta imaginar que amamos a nuestro Niño/a Interior,podemos imaginar que queremos a un niño/a que tiene las mismas características que nosotros y que vemos fuera de nosotros.
Una vez que podamos hacer esto lo conseguiremos,podremos empezar a amarnos.


Podemos crear el adulto amoroso o una madre/padre ideal.
Par esto tenemos que pensar en los atributos positivos y negativos que tienen o tenían nuestros padres reales.Esto nos permitirá descubrir nuestras carencias,o lo que hubiéramos necesitado que no tuvimos.


En realidad vamos a describir a estos atributos como nosotros “los hemos vivido”,eso es lo que importa.
Por eso no debemos preocuparnos por sentir lo que sentimos


LISTAS


MADRE REAL MADRE IDEAL

-estricta -tolerante
-criticona -alentadora
-metida -respetuosa
-incongruente -consistente
-distante -cariñosa
-falsa -genuina
-deshonesta. -honesta


PADRE REAL PADRE IDEAL


-ausente -presente
-distante -cercano
-no involucrado -involucrado
-autoritario -democrático
-criticón -comprensivo
-porque lo digo yo -tolerante
-vago -trabajador
-cansado -vital

LECCIÓN 27 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIOS

LECCIÓN 27 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIOS.”En esta lección, Jesús nos dice que la idea del día “expresa algo más fuerte que una simple resolución. Le da prioridad a la visión por encima de todos tus demás deseos.” Por eso es una práctica tan poderosa el que te recuerdes a ti mismo a lo largo del día que quieres ver.

Querer ver es querer la Verdad más que cualquier otra cosa. ¿Qué deseos podrían bloquear mi vista? Bueno, todos ellos.

Por ejemplo, mi deseo de ser tratado con respeto, de ser escuchado cuando hablo o de ser visto como conocedor son todos deseos que refuerzan la idea de mí mismo como un individuo separado con necesidades que vienen de la perspectiva del individuo.

La lección afirma que “Puede que sientas una gran tentación de creer que se te está pidiendo algún tipo de sacrificio cuando dices que por encima de todo quieres ver.” Asumir que tengo necesidades que se anteponen a la verdad es asumir que de alguna manera soy carente. LECCIÓN 27 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIOS

Es esta “amenaza” la que implica un sentido de sacrificio cuando se nos llama a afirmar y reafirmar nuestro verdadero deseo. ¿Quieres decir que debería querer ver más de lo que quiero ser amado? ¿Más de lo que quiero estar seguro? ¿Más de lo que quiero…?

LECCIÓN 27 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIOS

Observar nuestros patrones mentales

Es la creencia de que debemos comenzar a protegernos para no estar solos, no amados e inseguros lo que podría hacernos cuestionar nuestra honestidad al repetir la lección de hoy.

Lo que en realidad se requiere es la voluntad de recordar que nuestros patrones habituales de prestar atención no nos han traído la felicidad, la seguridad y la paz mental que parecen prometer.

Esta lección nos pide que abandonemos nuestra lealtad a esas viejas formas de ser y nos enfoquemos en nuestro verdadero deseo. Nos está pidiendo que nos tomemos un descanso de creer en nuestras interpretaciones – que salgamos del bucle de “Lo que creo, lo veo; lo que veo, lo experimento; lo que experimento, lo creo”

Nuestro verdadero deseo es el deseo de ir más allá del modo autoprotector al que nos hemos acostumbrado

Recuerdo la escena de “Hermano Sol, Hermana Luna” en la que Santa Clara suplica a San Francisco que la deje unirse a su grupo y le dice “Ya no busco ser comprendida, quiero comprender. No estoy pidiendo ser amada, quiero amar. Donde hay tristeza, por favor, por favor ayúdame a encontrar la alegría“.

Es esta re-priorización de los deseos lo que esta lección nos pide. Intercambiamos el deseo de estar satisfechos como la persona por el deseo de entrar en la Verdad.

A medida que continuemos en nuestra práctica, cada uno de nosotros llegará a reconocer esto como nuestro verdadero deseo y la única fuente de paz y alegría duraderas.POR ENCIMA DE TODO QUIERO VER.

LECCIÓN 27 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIOS
LECCIÓN 27 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIOS

“Esta lección y la siguiente forman un dúo: “Por encima de todo quiero ver” y “Por encima de todo quiero ver las cosas de otra manera”, y seguir avanzando en nuestro aprendizaje, volviendo al tema de la motivación. LECCIÓN 27 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIOS

Los maestros reconocen que el rasgo más importante que desean ver en sus alumnos es el «deseo» de aprender. Sin esa motivación, «nada» ocurrirá en el aula. Del mismo modo, los terapeutas no pueden ayudar a sus pacientes a menos que estén motivados a cambiar.

Por lo tanto, tenemos que «desear» aprender lo que Un Curso de Milagros nos está enseñando, de lo contrario, incluso el mejor maestro del mundo fracasará.

Deseamos aprender el curso de Jesús porque ello nos hará felices.

Para hacer esto, Jesús primero tiene que convencernos de que no somos felices ahora. Su necesidad se expresa muy bien en la apertura de “El alumno feliz” en el texto: “El Espíritu Santo necesita un alumno feliz en quien Su misión pueda llevarse a cabo felizmente.

Tú que eres tan partidario de la aflicción, debes reconocer en primer lugar que eres infeliz y desdichado. El Espíritu Santo no puede enseñar sin este contraste, pues tú crees que la aflicción es felicidad.

Esto te ha confundido tanto, que te has empeñado en aprender a hacer lo que nunca podrás hacer, creyendo que si no aprendes a hacerlo no serás feliz.” (T-14.II.1:1-4)

LECCIÓN 26 DE UN CURSO DE MILAGROS -COMENTARIO

LECCIÓN 26 DE UN CURSO DE MILAGROS -COMENTARIO.”ESTA ( Mis pensamientos de ataque atacan mi invulnerabilidad Lección 26) . SI TENGO PENSAMIENTOS DE ATAQUE, DEBO CREER QUE SOY VULNERABLE. Si creo que soy vulnerable, no puedo ser el Cristo porque Él es invulnerable.

Si, como Jesús me recordará repetidamente, “SOY TAL COMO DIOS ME CREÓ” (Hay más de 140 apariciones de este concepto a lo largo de Un Curso de Milagros), y si mi realidad es ESPÍRITU, debo ser uno con todo y con todos.

Por lo tanto, LITERALMENTE no hay nada ni nadie “allá afuera” que pueda hacerme daño. Sin embargo, en la medida en que creo que puedo ser herido – ya sea en mi propio cuerpo o en el de otra persona – estoy atestiguando mi vulnerabilidad.

Además, al decir que soy vulnerable, también estoy diciendo que tengo razón en mi autoevaluación y que el Espíritu Santo está equivocado.(4)

«Practicar con la idea de hoy te ayudará a entender que la vulnerabilidad o la invulnerabilidad son el resultado de tus propios pensamientos. Nada, excepto tus propios pensamientos, puede atacarte. Nada, excepto tus propios pensamientos, puede hacerte pensar que eres vulnerable.

Y nada, excepto tus propios pensamientos, puede probarte que esto no es así.

Enfocarse en los pensamientos

El enfoque de nuestros ejercicios es ÚNICAMENTE EN NUESTROS PENSAMIENTOS, LA FUENTE DEL PROBLEMA Y SU SOLUCIÓN.

De hecho, todo es pensamiento, cuya aceptación es el objetivo del entrenamiento mental del libro de ejercicios. Estos pensamientos no son de un órgano físico, el cerebro, sino de la mente, provenientes de la identificación con el ego o con Jesús.

¿Culpable o inocente?

De estos dos pensamientos o sistemas de pensamiento – culpabilidad o inocencia – surge un mundo y nuestra percepción del mundo. Si te sientes atacado, has elegido al ego como tu maestro y, por lo tanto, crees que eres vulnerable y que mereces ataque.

Esto no tiene nada que ver con el comportamiento; tiene que ver sólo con la forma en que percibes el comportamiento. Por otro lado, si recordamos nuestra invulnerabilidad como la creación perfecta de Dios, nuestra percepción del mundo cambia en consecuencia.

Creo haber atacado a Dios

El hecho mismo de que estoy aquí me está demostrando que realmente puedo atacar, porque SÓLO PUDE HABER LLEGADO AQUÍ ATACANDO A DIOS PRIMERO.

Y “sé” que he atacado primero porque percibo ataque a todo mi alrededor. La dinámica de la «proyección» me ayuda a comprender cómo se produce este fenómeno de la percepción del ataque: «la proyección da lugar a la percepción» – lo que percibo afuera es la proyección de lo que he hecho real dentro.

LECCIÓN 26 DE UN CURSO DE MILAGROS -COMENTARIO
LECCIÓN 26 DE UN CURSO DE MILAGROS -COMENTARIO

“La lección del libro de ejercicios de hoy dice: “… lo que tendría efectos a través tuyo también tiene que tenerlos en ti. Ésta es la ley que en última instancia te salvará, pero de la que ahora estás haciendo un uso indebido.

Debes, por lo tanto, aprender a usarla en beneficio de lo que más te conviene en vez de en su contra.” Esto se refiere a la Ley del Amor. La mente recibe una idea. Si le prestamos atención, la activamos y la entregamos a nuestra unidad (que UCDM llama proyección). Lo que entregamos, también lo recibimos.

Eso también se puede resumir con: “Lo que creo lo veo (proyecto); lo que veo, lo experimento; lo que experimento, creo.” Etc. La lección del libro de ejercicios de hoy dice que “esta ley finalmente te salvará”.

Las Reglas Para Tomar Decisiones de ACIM son pasos iniciales para ayudarnos a usar esta ley para nuestros verdaderos mejores intereses. El ejercicio que se presenta en la lección del libro de ejercicios de hoy es un ejercicio increíblemente útil.

Este ejercicio puede funcionar de manera similar a la Indagación de Causa Raíz

Por ejemplo, me levanté tarde esta mañana, así que estoy haciendo mi Tarea de Curación Gentil en lugar de estar en el Santuario esta mañana. Noté un poco de preocupación por no estar en el Santuario, así que practiqué el ejercicio de hoy sobre eso. Así es como funcionó:

“Estoy preocupada acerca de no estar en el santuario. Estoy preocupada acerca de que la gente piense que no me importa. Estoy preocupada acerca de que si piensan que no me importa, no les importará. Estoy preocupada acerca de que si no les importa, dejarán de venir.

Estoy preocupada acerca de que si dejan de venir, Awakening Together se desmoronará. Me preocupa que Awakening Together termine. Me preocupa no tener dirección en mi vida.

Me preocupa que no seré nada. Ese pensamiento es un ataque contra mí misma”. ¿Ves cómo permitir tomar conciencia de un miedo naturalmente condujo al siguiente miedo subyacente hasta que finalmente un miedo raíz fue expuesto suavemente?

Es por eso que la lección del libro de ejercicios dice: “A medida que la lista de los desenlaces que prevés se haga más larga, es probable que algunos de ellos, especialmente aquellos que se te ocurran hacia el final, te resulten menos aceptables.” Esto se debe a que las que ocurren cerca del final pueden ser las ideas que has estado negando.

LECCIÓN 25 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 25 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO-“No sé cuál es el propósito de nada.””Si ha de haber espacio para el aprendizaje, entonces tenemos que llegar a un lugar de humildad y admitir que realmente no sabemos nada.

LECCIÓN 25 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 25 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

La mente que es humilde puede aprender, pero la mente “lo sé todo” tiene mucha resistencia a admitir que tal vez haya estado equivocada en todo. Nos parece personalmente insultante que nos digan que lo que nos hemos enseñado a nosotros mismos es un error.

Hoy aprendemos que no sabemos cuál es el propósito de nada. Todo se trata del propósito. Él dice: “Propósito es significado.” (W.25.1.1) “Tú percibes al mundo y a todo lo que éste contiene como significativo desde el punto de vista de los objetivos del ego.” (W.25.2.1)

LECCIÓN 25 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 25 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

Los objetivos del ego sirven a nuestros propios intereses tal como los percibimos. Sin embargo, aprendimos que no sabemos lo que más nos conviene. Todo en nuestros días y en nuestras vidas es acerca de cómo usar este mundo para nuestros propios propósitos.

Esos propósitos siempre tienen que ver con cómo preservarnos como individuos separados. Nuestras metas para nosotros mismos son evitar tanto dolor y lograr tanto placer como podamos. Como tal, todo se trata de lo que creemos que nos hará sentir bien, pero ¿y si no sabemos qué es eso?

¿Y si estamos totalmente en el camino equivocado, y lo que pensamos que nos hará sentir bien nos está llevando cada vez más profundamente en la ilusión?

Tenemos miedo de “no saber”

Es desconcertante e incluso desorientador “no saber”, pero el Curso es claro de que lo que nos hemos enseñado a nosotros mismos es totalmente opuesto a lo que estamos aprendiendo ahora.LECCIÓN 25 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

Jesús nos está diciendo: …tú no eres el ego”. (W.25.2.2) Nos hemos identificado con un yo que Jesús dice que no es lo que somos. Este yo es nuestra identidad corporal y personalidad.

Jesús dice que lo que somos no es el “tú” que parece estar viviendo en este mundo, sino un gran y magnífico Ser eterno que está más allá del cuerpo y la personalidad. Por eso los objetivos que nos fijamos …no tienen nada que ver con lo que más te conviene”. (W.25.2.2)

Ego y culpa

El ego tiene que ver con la auto-preservación, lo que significa que nuestros objetivos tratan todos sobre cuidar nuestros propios intereses a expensas de todos los demás. Esto trae más culpa a nuestras mentes y, por lo tanto, más y más sufrimiento.

Se trata de deshacer

¿Cómo podría eso servir a lo que más nos conviene? Ahora, con la ayuda del Espíritu Santo, estamos en el proceso de deshacer todo lo que no nos sirve. Somos recompensados con más dicha y paz al unirnos con Aquel que tiene nuestros mejores intereses como prioridad.

Lo que realmente nos conviene es tomar todo lo que hemos fabricado con el propósito de mantenernos en este mundo y usarlo con el propósito de despertar de este sueño.

En otras palabras, cada situación, evento, circunstancia y persona que está en nuestras vidas, cuando el ego lo utiliza para sus propósitos, nos mantiene enraizados en el cuerpo y en el mundo. Sin embargo, cuando son entregados al Espíritu Santo para que los use para Su propósito, se convierten en un salón de clases para el perdón.

Cuando entendamos el propósito, entenderemos el sistema de pensamiento del ego. Entenderemos cómo, al cambiar al propósito de despertar, todo en el mundo, incluyendo nuestros cuerpos, puede ser usado para un propósito santo.

LECCIÓN 24 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

►No percibo lo que más me conviene.◄ ~LECCIÓN 24 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
“Cuando era pequeña, me preguntaban con frecuencia: “¿Qué quieres ser cuando seas grande? ¿Qué quieres hacer con tu vida?” Me dieron la impresión de que necesitaba decidir y que era mi trabajo decidir lo que me gustaba y lo que no, donde viviría o con quien viviría, o lo que haría con mi tiempo. He pensado que esta vida individual que aparento estar llevando dependía de mí y que podía encontrar la felicidad decidiendo por mi cuenta. Ahora me estoy encontrando con que es todo lo contrario.
Ahora estoy aprendiendo que no es mi trabajo decidir por mi cuenta porque no percibo lo que más me conviene. Estoy aprendiendo que mi trabajo es dar un paso atrás e ir a un lugar de quietud y pedir al Espíritu de la Totalidad en mi mente por dirección. Estoy aprendiendo a practicar recordando que por mi cuenta no sé lo que más me conviene. Pero la buena noticia es que hay una Fuente de Sabiduría y Amor en mi mente que sí lo sabe.
A medida que aprendo a practicar el hacerme a un lado cada vez más, estoy encontrando que esta Fuente de Sabiduría interior sabe lo que más me conviene y me guiará momento a momento para lograr mi verdadero propósito en esta ‘vida’. Estoy aprendiendo que mi verdadera Vida está en ser el Amor que soy y esta verdadera Vida nunca cambia y es eterna.
En el mundo de la percepción, las circunstancias de mi servicio cambian. La forma puede cambiar, pero el Amor permanece constante. Eliminar los obstáculos al recuerdo de mi verdadera Identidad es mi propósito fundamental en este momento. Comienza con recordar que no percibo lo que más me conviene.
Esta lección me ayuda a reconocer que no sé tanto como creo saber. Me está ayudando a abrir mi mente para ser enseñable. Todos hemos visto a los niños pequeños decidir que quieren algo y demandarlo, aunque podemos ver que no es en el mejor interés del niño. El niño piensa claramente que lo es. Lo que no está tan claro es que la mayoría de las veces somos como ese niño pequeño, exigiendo que las circunstancias de nuestras vidas sean de cierta manera para que nos hagan felices. Al igual que el niño que no conoce el cuadro completo y todos los efectos de tener lo que exige, tenemos una percepción limitada y no conocemos todos los efectos que tendría sobre nosotros tener lo que creemos que queremos. Al considerar la experiencia de mi vida, puedo ver muchos ejemplos de cuando insistí en que las cosas fuesen de cierta manera, sólo para descubrir que no era feliz cuando las tenía. Ha habido momentos en los que he tenido lo que creía que quería, y parecía que me lo quitaban. Ello me molestaba.
Pero aprendí a hacer una afirmación años atrás que utilizo muchas veces en situaciones como esas. Era: “Apenas puedo esperar para ver lo bueno que sale de esto.” Para mí esto es otra manera de decir que no percibo lo que más me conviene. Es reconocer que mi percepción es limitada y que si estoy dispuesta a escuchar a mi Maestro interior, recibiré lo que es útil y aprenderé lo que es útil. En toda situación en la que percibía pérdida, cuando utilicé esta afirmación o algo por el estilo, un gran bien venía de la experiencia – algunos de los puntos de inflexión más importantes en mi vida.
La lección de hoy es una gran herramienta a utilizar cada vez que creo que sé lo que más me conviene. Es útil cuando he creído que he perdido. También es útil para utilizarla cuando creo que tengo lo que quiero para que me ayude a abrir mi mente a una percepción mayor, con la ayuda del Espíritu Santo. Es un gran recordatorio de los límites de mi percepción y una apertura para permitir que el Espíritu Santo me dé Su perspectiva más amplia. Cuanto más pueda hacer esto, más paz y felicidad permitiré en mi vida.
¿Cómo puedo ver qué es lo que más me conviene con mis ojos de ego? No puedo. Lo que más me conviene es lo que más le conviene al Ser Uno. Eso está mucho más allá de la comprensión del ego, incluso si deseara comprender lo que más le conviene a mi Ser Verdadero, no lo haría. Mis expectativas de ego corren fuera de control, de aquí para allá y hacia todas partes como criaturas salvajes, indómitas e indisciplinadas. Los pensamientos van en todas direcciones a la vez, cada uno exigiendo ser atendido.
Lo que más me conviene es lo que le conviene a mi verdadero Ser. Necesito que el Espíritu Santo me muestre lo que es esto en cada momento. Ya no puedo seguir pretendiendo que sé lo que significa cualquier cosa. Entrego hoy todas las expectativas y todas las voces que compiten (por mi atención) al Espíritu Santo. Hoy estoy dispuesta a decir que no sé nada y estoy dispuesta a seguir la guía del Espíritu Santo. Sólo entonces lo que más me conviene será puesto de manifiesto. Sólo entonces estoy en el amor y la paz, y sin duda el amor y la paz son lo que más me conviene  .”Cuando estaba creciendo, a menudo me preguntaban: “¿Qué quieres ser cuando seas grande? ¿Qué quieres hacer con tu vida? Me dieron la impresión de que tenía que decidir y que era mi trabajo decidir lo que me gustaba o no, dónde vivía o con quién vivía, o qué hacía con mi tiempo. . He pensado que esta vida individual que parezco llevar depende de mí y que podría encontrar la felicidad decidiéndome por mi cuenta. Ahora estoy descubriendo que lo contrario es cierto.
Ahora estoy aprendiendo que no es mi trabajo decidir por mi cuenta porque no percibo mis mejores intereses. Estoy aprendiendo que mi trabajo es dar un paso atrás e ir a un lugar tranquilo y pedirle al Espíritu de totalidad en mi mente dirección. Estoy aprendiendo a practicar recordando que por mi cuenta no sé cuáles son mis mejores intereses. Pero la buena noticia es que hay una Fuente de Sabiduría y Amor en mi mente que lo hace.
A medida que aprendo a dar un paso atrás cada vez más, descubro que esta Fuente de Sabiduría interna sabe cuáles son mis mejores intereses y me llevará, de momento en momento, a lograr mi verdadero propósito en esta ‘vida’. Estoy aprendiendo que mi vida real es ser el amor que soy y que esta vida real nunca cambia y es eterna.
En el mundo de la percepción, las circunstancias de mi servicio cambian. La forma puede cambiar, pero el Amor se mantiene constante. Eliminar las barreras para recordar mi verdadera identidad es mi propósito fundamental en este momento. Comienza recordando que no percibo mis propios intereses.
Esta lección me está ayudando a reconocer que no sé tanto como creo que sé. Me está ayudando a abrir mi mente para ser enseñable. Todos hemos visto niños pequeños que deciden que quieren algo y lo demandan, aunque podemos ver que no es lo mejor para ese niño. El niño claramente piensa que sí. Lo que no está tan claro es que la mayoría de las veces somos como ese niño pequeño, exigiendo que las circunstancias de nuestras vidas sean una cierta manera de hacernos felices. Al igual que el niño que no conoce la imagen completa y todos los efectos de tener lo que exige, tenemos una percepción limitada y no sabemos todos los efectos de tener lo que creemos que queremos tener en nosotros. Al mirar mi experiencia de vida , Puedo ver muchos ejemplos de cuando insistí en que las cosas fueran de cierta manera, solo para descubrir que no era feliz cuando lo tenía. Hubo momentos en que tuve lo que pensé que quería, y parecía que me lo habían quitado. Me molestó mucho.
Pero aprendí una afirmación hace años que uso muchas veces en situaciones como esas. Fue: “No puedo esperar a ver lo bueno que viene de esto”. Para mí, esta es otra forma de decir que no percibo mis propios intereses. Es reconocer que mi percepción es limitada y que si estoy dispuesto a escuchar a mi Maestro interno, recibiré lo que es útil y aprenderé lo que es útil. En cada situación en la que percibí la pérdida, cuando utilicé esta afirmación o algo así, la experiencia me proporcionó un gran bien, a veces puntos de inflexión importantes en mi vida.

LECCIÓN 24 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 24 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

La lección de hoy es una gran herramienta para usar cuando creo que sé cuáles son mis mejores intereses. Es útil cuando he creído que he perdido. También es útil usar cuando creo que tengo lo que quiero para ayudarme a abrir mi mente a una mayor percepción, con la ayuda del Espíritu Santo. Es un gran recordatorio de los límites de mi percepción y una oportunidad para que el Espíritu Santo me dé su visión más amplia. Cuanto más pueda hacer esto, más paz y felicidad permitiré en mi vida.
¿Cómo puedo ver lo que más me conviene con mis ojos de ego? No puedo. Mi mejor interés es el interés del Sí Mismo. Eso está mucho más allá de la comprensión del ego, incluso si deseaba comprender el mejor interés de mi Verdadero Ser, lo cual no es así. Mis expectativas de ego se vuelven locas, aquí, allá y en todas partes como criaturas salvajes, indómitas e indisciplinadas. Pensamientos que van en todas las direcciones a la vez, y cada uno exige atención.
Mi mejor interés es el interés de mi verdadero Ser. Necesito el Espíritu Santo para mostrar qué es esto en cada momento. Ya no puedo fingir que sé lo que significa algo. Doy todas las expectativas y todas las voces en competencia al Espíritu Santo en este día. Hoy estoy dispuesto a decir que no sé nada y estoy dispuesto a seguir la guía del Espíritu Santo. Solo ces se manifiesta mi mejor interés. Solo entonces estoy enamorado y en paz, y seguramente amo una paz en mi mejor interés.«No percibo lo que más me conviene. (Lección 24)LECCIÓN 24 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
“Esta lección introduce el tema de la humildad. Estamos completamente seguros de saber qué es lo mejor para nosotros, y no sólo eso sino que también estamos seguros de saber qué es lo mejor para los demás. En cierto sentido, como esta lección deja en claro, es comprensible que pensemos de esa manera. De una forma u otra, se nos ha enseñado que si no cuidamos de nosotros mismos, ¿quién lo hará? Aprendemos que no podemos confiar en el mundo; no está configurado para satisfacer nuestras necesidades de forma instantánea – física o emocionalmente. Tampoco podemos confiar completamente en nuestros padres, ya que incluso los mejores de ellos, según el juicio del mundo, nunca estarían allí para nosotros «todo» el tiempo. Una parte de nosotros aprende así que debemos cuidarnos a nosotros mismos: no podemos confiar plenamente en nadie. El contexto de esta lección, por lo tanto, es la corrección de la convicción de que sabemos lo que más nos conviene.
El razonamiento detrás de esta enseñanza es obvio, una vez que pensamos en ello. Saber qué es lo que más nos conviene presupone que realmente conozcamos nuestras necesidades, problemas y deseos. Solo entonces, no hace falta decirlo, podríamos saber cómo satisfacer nuestras necesidades, resolver nuestros problemas y cumplir nuestros deseos. Y, sin embargo, como ya hemos visto y se nos ha enseñado claramente en el texto, el mundo y el cuerpo fueron «literalmente» fabricados para mantener el problema real de la separación – en nuestras mentes – oculto de nosotros. Por lo tanto, nuestra experiencia de nuestras necesidades y problemas no es más que una cortina de humo, cuyo propósito es arraigar nuestra atención en nuestros «cuerpos» – tanto de manera física como psicológica – lo que nos distrae de la «mente», donde se encuentra el problema y la respuesta.
Además, un resultado inevitable de nuestra arrogancia inicial lo complica aún más al pedirle a Jesús o al Espíritu Santo que nos ayuden con un problema cuya necesidad de que sea resuelto ha sido determinada por «nosotros». Por lo tanto, esperamos que Ellos compartan nuestra necesidad demente de proteger nuestra separación para que nunca sea deshecha.LECCIÓN 24 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
La humildad requerida es admitir que no sabes qué es lo mejor para ti, y que hay Alguien dentro de ti que sí lo sabe, y a Quien tienes que ir a pedirle ayuda. El siguiente paso es darte cuenta de lo mucho que no deseas Su ayuda, y cuando la solicitas, con frecuencia lo haces para recibirla en tus propios términos, en cuyo caso no estás renunciando a tu inversión en creer que tú sabes cuál es el problema «y» cuál es la solución.
Más aún, ¿por qué vas a aprender algo cuando ya crees que tienes la respuesta? Entonces, ¿cómo puede ayudarte si ya crees que sabes la respuesta a tu pregunta o la solución a tu problema? Por eso, en Un curso de Milagros, Jesús necesita que entiendas que «tú no sabes». Por lo tanto, él te enseña que el verdadero aprendizaje es un desaprendizaje: tú no puedes aprender la verdad hasta que primero entiendas que no la conoces. Es por eso que Jesús siempre está haciendo la impronta a todos sus estudiantes de que su corrección siempre conlleva el aspecto del «deshacimiento» (ver, por ejemplo, T-1.I.26: 2-3; T-28.I.1: 1-4; W-pII.2.3: 1-3; M-4.X.3: 6-7).
Al expresarse de esta manera, Jesús nos está diciendo que hasta ahora no hemos sido del todo honestos. Es por esto que hay un énfasis repetido en los procesos de indagación o búsqueda mental. Parte del problema inherente en nuestra búsqueda mental es que pensamos que estamos buscando en nuestros cerebros. En este punto, realmente no entendemos la distinción en Un Curso de Milagros entre el cerebro y la mente, un error comprensible cuando consideramos nuestra identificación casi completa con el cuerpo. Así nos olvidamos que nuestro cerebro es una defensa. Si el mundo fue fabricado como un ataque a Dios, ciertamente, el cuerpo también fue fabricado como un ataque a Dios, y el cerebro es el órgano principal del cuerpo: gobierna lo que piensa, percibe, dice y hace.
Jesús nos está pidiendo que podamos acercarnos a él y decirle: “Yo no entiendo nada. Por favor, enséñame”. Necesitamos ponernos en contacto con lo difícil que nos resulta esto. Ya que hay una parte de nosotros que verdaderamente cree que ya sabe lo que más nos conviene.
El mensaje de esta lección, por lo tanto, es que si somos verdaderamente honestos, reconoceremos la naturaleza contradictoria de muchos de nuestros deseos y objetivos. Esto es inevitable cuando se considera la imposibilidad de tener objetivos no conflictivos cuando no reconocemos lo que más nos conviene. Para nuestros egos, este interés es la autopreservación, pero dado que este yo conflictivo de ego se encuentra lleno de culpa y miedo, ¿cómo podría entonces la satisfacción de nuestros objetivos ser otra cosa que algo tenso y conflictivo que no es sino a lo que la culpa y el miedo siempre nos llevan? El párrafo final de la lección enfatiza una vez más el punto esencial que tenemos que aprender si es que vamos a completar con éxito nuestro estudio de Un Curso de Milagros:
Jesús desea que generalicemos esta lección a todas las situaciones en nuestras vidas. Para estar seguros de que no perdimos el punto, ni lo olvidamos, él continúa esta enseñanza en la Lección 25.”

LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO.LOS TRES PASOS DEL PERDÓN.Identificar la causa es reconocer que el problema no es lo que se encuentra en el mundo; mi malestar no es causado por lo que mi cuerpo o el de alguien más me hace o no.

La causa reside en una decisión tomada en mi mente. Ese es EL PRIMER PASO en el perdón. Dejar ir .

EL SEGUNDO PASO – significa pedirle ayuda a Jesús para poder mirar a mis pensamientos de culpa y ataque de otra manera.

Ya que me doy cuenta de que como mi ataque contra ti ha sido una fabricación, un montaje de la proyección, de igual forma lo ha sido mi ataque contra mí mismo: sigo siendo tal como Dios me creó; quién soy como el Hijo de Dios no ha cambiado. Dejar ir así implica mirar a mi culpa con el amor de jesús a mi lado.

Y entonces se da EL TERCER PASO: En el instante en que le pido ayuda a Jesús para ver mi culpa, su luz brillante y perdonadora hace que la culpa desaparezca.

Mi responsabilidad consiste únicamente en llevarle a Jesús mi culpa, ese el significado de aceptar la Expiación para mí mismo (T-2.V.5: 1).

PARA RESUMIR BREVEMENTE ESTOS PASOS:

1) Traigo de regreso dentro de mi mente la culpa que he proyectado en ti;

2) Mirando con Jesús esa culpa, se la llevo a él y en el instante en el que hago eso,

3) la culpa desaparece, porque he aceptado el amor y la luz que ya estaban presentes pero que estaban siendo ocultados por la oscuridad de mi culpa, que a su vez estaba protegida por mis pensamientos de ataque.

Entregar todos nuestros pensamientos

Nuestro trabajo, nuevamente, es simplemente – el reflejo de la “pequeña dosis de buena voluntad” – de llevar a Jesús nuestros pensamientos de ego; aquellos que hemos proyectado afuera, sin diferenciar los que fabrican el mundo, y los que fabricamos de nosotros mismos.

LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Todo en lo que creemos ya ha desaparecido, como dice el pasaje que cité anteriormente: “Hace mucho que este mundo desapareció.” (T-28.I.1: 6).

Lo que creemos

Simplemente CREEMOS que el mundo se encuentra aquí, por lo que Jesús usa el término ALUCINACIÓN para describirlo (T-20.VIII.7-8).

Nos llegamos a dar cuenta de la verdad del principio de Expiación al cambiar de mentalidad acerca de lo que estábamos tan seguros que correcto: que existe un mundo externo que nos victimiza a nosotros y a los demás.

Además, inconscientemente creemos que este mundo hostil es una defensa en contra de un mundo interno de culpa que es aún más doloroso.

Debemos estar equivocados

Estábamos equivocados acerca del mundo externo y también del mundo interno.►Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque.

“Esta lección es útil para mí porque todavía necesito recordar que soy la que fabrica las imágenes. El mundo que veo proviene de mis pensamientos. Me invita a asumir la responsabilidad por ver un mundo de separación, un mundo de cuerpos que están separados y solos.

Necesito recordar que son los pensamientos a los que me estoy aferrando en mi mente los que me están dando esta experiencia. Jesús me recuerda: “Cada una de las percepciones que tienes de la “realidad externa” no es más que una representación gráfica de tus propios pensamientos de ataque.” (3: 2)

Mis pensamientos son imágenes

Esta lección me dice que las imágenes que he fabricado ya han sido reemplazadas. “La visión ya tiene un substituto para todo lo que crees ver ahora.” (4: 4) Si no estoy viendo el substituto, entonces todavía estoy aferrada a las imágenes.

Estas imágenes son como un obstáculo al Amor que está detrás de ellas. No parece que estas imágenes sean pensamientos de ataque. Pero con el Curso estoy aprendiendo que todo pensamiento que no provenga de la unicidad de Dios está tratando de separarme de la unicidad de Dios.

Cualquier pensamiento de individualidad es un pensamiento de ataque. Parece estar ‘ahí afuera’, pero lo que está “ahí afuera” realmente proviene de mi mente. Esto se llama proyección.

Somos fabricantes de imágenes

Esto se conoce como fabricar imágenes. Necesito práctica en ser dueña de los pensamientos que son la causa del mundo que veo. Soy la que está a cargo de renunciar a estos pensamientos de ataque.

A medida que esté dispuesta a renunciar a ellos, me daré cuenta de que estas imágenes que he fabricado ya han sido reemplazadas. A medida que las abandono, me doy cuenta una vez más de que sólo el Amor es real.

Todas las formas de separación son en realidad sólo ideas falsas que mantuve en mi mente por un tiempo. Estoy dispuesta a entregarlas a mi verdadero Ser, Quien las iluminará y me mostrará que no son nada. Estoy dispuesta a renunciar a los pensamientos de ataque.

LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

El ego disfraza algunos pensamientos de ataque con mantos a los que llama compasión, preocupación y simpatía. Si veo a alguien herido y me estremezco ante el dolor que creo que esta persona debe estar sufriendo, eso es un pensamiento de ataque. Si me preocupo por un ser querido, eso es un pensamiento de ataque.

Descubrir los pensamientos de ataque

Si alguien comparte conmigo sobre su pérdida y me uno en su percepción de pérdida, eso es un pensamiento de ataque. Estos son pensamientos de ataque, ya que están percibiendo el Hijo de Dios como débil y vulnerable, capaz de ser perjudicado. Estos pensamientos están atacando a la verdad al percibir a la extensión de Dios como débil.

Debido a que un creador sólo puede crear a su semejanza, las creaciones deben ser como el creador. Si percibo a las creaciones de Dios como débiles, también he de percibir a Dios como débil. Sin embargo, el Curso nos está diciendo que el Amor de Dios es todo lo que existe. Y que Dios es nuestra fortaleza

.

LECCIÓN 22 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 22 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO.LO QUE VEO ES UNA FORMA DE VENGANZA.
(Lección 22).Es extremadamente importante, a medida que continuemos, no perder de vista que es imposible estar en este mundo sin albergar pensamientos de ataque.

Si el mundo está hecho como un ataque contra Dios, como dice Jesús mucho más adelante en el libro de ejercicios (W-pII.3.2: 1) – para demostrar que tenemos razón y que Él está equivocado – y si nos identificamos con este mundo y el cuerpo, somos una parte inherente de ese sistema de pensamiento de ataque.

El concepto del yo

Por lo tanto, el concepto mismo de existencia individual implica ataque, si no asesinato, debido a que para poder contar con la existencia existencia, Dios ha tenido que ser destruido.

Ego y cuerpo son lo mismo

En consecuencia, es imposible identificarse con el cuerpo – física y psicológicamente – sin compartir la totalidad del sistema de pensamiento del ego. Entre las muchas palabras que podríamos usar para encapsular el ego, «ataque» debería ocupar un lugar prominente en esta lista.

Todos albergamos pensamientos de ataque

Mientras haya pensamientos de ataque en nuestra mente, debemos ver el mundo a punto de ejecutar su venganza sobre nosotros.

La segunda frase, que es una descripción clásica de la proyección, nos proporciona la razón. Todos albergamos pensamientos de ataque, porque, nuevamente, nuestra identidad individual se basa en ello.

LECCIÓN 22 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 22 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Dado su origen – para que yo pueda existir, entonces Dios tiene ser destruido – se basa en el principio de «uno o el otro» o «matar o te matarán».

El pecado no existe

Todos creemos que somos pecadores porque creemos que atacamos a Dios. Este sentido de ser pecador, junto con la culpa que inevitablemente se deriva de ello, es tan abrumador que no puede ser tolerado.

Por lo tanto, el ego nos dice que empujemos el pecado y la culpa en nuestro inconsciente y entonces proyectarlos hacia afuera. Además, como la expectativa de castigo es inherente a la idea misma de culpa, el mundo surge como el medio del ego para demostrar que merecemos ser castigados, tratados injustamente y victimizados.

La idea de ser víctimas

El comienzo de nuestra vida física – la concepción y el nacimiento – se considera una prueba de que somos las víctimas inocentes de lo que otras personas nos han hecho. No estamos aquí como resultado de nuestras propias elecciones, sino de un accidente biológico.

Esto refleja la creencia casi universal de que no tuvimos nada que ver con nuestro nacimiento. Todo lo que nos sucede desde el momento en que somos concebidos es visto en el contexto de ser víctimas inocentes de poderes y fuerzas más allá de nuestro control.

Culpa y merecimiento son lo mismo

El ego siempre interpretará estos poderes y fuerzas como una forma de ataque contra nosotros, lo que el ego nos convence de que merecemos debido a nuestro ataque original contra Dios.

Esta es la idea central de la lección. De hecho, sin comprender esta dinámica inconsciente, uno no será capaz de entender Un Curso de Milagros – ni el sistema de pensamiento del ego o su deshacimiento mediante el Espíritu Santo.

Mientras creamos que estamos separados, creemos que tenemos pensamientos de ataque, y estos pensamientos de ataque «deben» ser proyectados afuera.

El pecado original

Por lo tanto, seguiremos creyendo que otros están haciendo, están a punto de hacer o ya nos han hecho lo que creemos que originalmente hicimos a Dios y a Su Hijo.

Olvidamos que tuvimos el pensamiento original de ataque, ya que lo hemos proyectado y ahora vemos a todos y a cada aspecto del mundo dispuestos a atacarnos a «nosotros».

LECCIÓN 22 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 22 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Por lo tanto nos sentimos justificados en atacar en defensa propia. Esta es la “cara de la inocencia” que mencioné anteriormente, un concepto que se describe con mayor detalle en muchos lugares del texto (por ejemplo, T-27.I; T-31.V). En la Lección 170 veremos este concepto de defensa propia elaborado en mucha mayor profundidad.

LECCIÓN 21-UCDM-COMENTARIO

LECCIÓN 21 -UCDM-COMENTARIO.ESTOY DECIDIDO A VER LAS COSAS DE OTRA MANERA. (Lección 21).”Esta lección sigue directamente de la anterior.

No hay grados de dificultad

Es interesante notar que Jesús habla específicamente sobre la ira en esta lección, aunque no se refleja en el título en absoluto. Él ilustra la idea de que no existe una jerarquía de ilusiones al hacer que nos demos cuenta de que la ira consiste en una amplia gama de pensamientos.

Esta es la búsqueda mental que habíamos discutido anteriormente, y ahora Jesús quiere que nos enfoquemos específicamente en nuestra ira.LECCIÓN 21 -UCDM-COMENTARIO

LECCIÓN 21-UCDM-COMENTARIO
LECCIÓN 21 -UCDM-COMENTARIO

No estamos decididos a ver de otra manera

El problema es que no podemos estar decididos a ver las cosas de otra manera al mismo tiempo que estamos enojados, porque nuestra ira dice: “Estoy decidido a ver las cosas de la manera que «yo» siempre las he visto.

Mi percepción es correcta, Jesús está equivocado y mantendré mi postura hasta que me muera.” LECCIÓN 21 -UCDM-COMENTARIO

Entender nuestros pensamientos

Jesús ahora nos está ayudando a darnos cuenta de que antes de poder decir “Estoy decidido a ver de otra manera”, tenemos que entender nuestros pensamientos, que es la razón por la cual nos pide que nos pongamos en contacto con ellos.

En otras palabras, la visión puede venir «sólo» al deshacer nuestros pensamientos de ira, o corrigiendo nuestra decisión errónea en favor del ego. Decirle «no» al ego es la forma de aprender a ver.LECCIÓN 21-UCDM-COMENTARIO

Nosotros creemos que lo que suscita nuestra ira es lo que las personas hacen o han dejado de hacer.

¿Por qué nos enojamos?

Lo que realmente despierta nuestra ira es la necesidad de proyectar la responsabilidad de la elección en favor de la separación.

Jesús usa la ira como ejemplo porque es tan central para el sistema de pensamiento del ego. Todos andan enojados, porque todos se sienten culpables por la separación y no quieren aceptar la responsabilidad de ello. LECCIÓN 21 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 21-UCDM-COMENTARIO
LECCIÓN 21-UCDM-COMENTARIO

Así, de nuevo, antes de que podamos estar decididos a ver las cosas de manera diferente, tenemos que reconocer y entender cuál es la «interferencia» que nos impide ver las cosas de otra manera.

Hay algo ahí afuera – ya sea en nuestro propio cuerpo o en el de otro – que nos causa dolor y que no es nuestra responsabilidad.

En otras palabras, nuestros pensamientos no tienen poder y, por lo tanto, no pueden causarnos angustia.

Alguien más ha suscitado este enfado, o alguna enfermedad o circunstancia. Somos inocentes, las víctima impotentes de fuerzas que se encuentran más allá de nuestro control.

LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO.Estoy decidido a ver.“Hay relativamente pocas lecciones como esta en el libro de ejercicios; la Lección 95 es especialmente similar. Su importancia no radica tanto en el tema específico, sino en que Jesús explica lo que está haciendo en estos ejercicios: cómo hacerlos y cómo no hacerlos.

Jesús nos dice: “No estoy tratando de convencerte de que tengo razón y tú estás equivocado, ni estoy tratando de obligarte a creer en estos conceptos. Estoy siendo tan amable como puedo, solo te pido que me acompañes, creas o no en esto”. Esto no es un argumento.

¿Prefieres tener razón o ser feliz?

Ya que Jesús no está tratando de demostrar que estás equivocado y que él tiene razón, así que no debes tratar de demostrar que tienes razón y que él está equivocado. Nuestra «única» razón para revertir nuestra manera de pensar «no» debería ser «Jesús» sino «nosotros» mismos: porque si lo hiciéramos nos sentiríamos mejor. Volvernos felices es la motivación que Jesús está tratando de inculcar en nosotros, como veremos más adelante.

Motivados para ver

Es importante proceder como lo harías con un par de zapatos nuevos: pruébalos y camina con ellos por un rato. Si se sienten cómodos, consérvalos; si no, descártalos. Y así, perdón por el juego de palabras, estamos listos para el siguiente paso cuando Jesús dice: “No te he estado dando mucha estructura «hasta ahora»”.

 La motivación ahora es el foco. La motivación del ego es exactamente lo opuesto a la felicidad. Todos «dirían» que desean la salvación, la felicidad y la paz, pero siempre se adquieren a expensas de alguien más, una inevitabilidad del sistema de pensamiento del ego.

LECCIÓN 20 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 20 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

Si he de ser feliz, tengo que obtener algo de alguien más; si tengo que obtener algo, alguien tendrá menos de ello. Esta es la esencia de la relación especial, un término, por cierto, que no aparece en absoluto en el libro de ejercicios, aunque claramente su dinámica de odio está reflejada claramente durante todo el libro.

Jesús está tratando de decirnos que realmente «deseamos» la salvación, lo que significa que realmente «deseamos» estar libres de nuestra culpa. Realmente «deseamos» ser felices y estar en paz.

Si tienes alguna pregunta sobre esto, solo piensa en lo difícil que es para ti ir por tu vida dándote cuenta de que cada cosa que ves o a la que reaccionas literalmente no se encuentra ahí.

La conexión entre los pensamientos y las imágenes

Esto provee algún tipo de idea de la naturaleza indisciplinada de tu mente. Puedes estar atento ahora mismo y entender todo lo que está siendo dicho. Sin embargo, está casi garantizado que en cuestión de minutos, si no segundos, volverás a tu vieja forma de ser: abrigar resentimientos, alterarte acerca de algo y creer que no existe conexión entre tus pensamientos y las imágenes que percibes.

Eso es lo que Jesús quiere decir con tener una mente “indisciplinada”. Él no nos está reprendiendo, sino simplemente diciendo: “Debes reconocer que esto es verdad. De lo contrario no me dejarás ayudarte.”   Este es un tema importante en Un Curso de Milagros, tanto aquí como en el texto (por ejemplo, T- 7.X; T-8.II; T-19.IV-B.12-15). No ha sido la primera vez que hemos hecho esta observación, ni será la última.

El especialismo

Va al corazón del intento de Jesús de motivarnos a aprender su curso para que seamos verdaderamente felices y dichosos. Normalmente, lo que nos trae alegría y placer es obtener lo que queremos. Creemos que el amor es especialismo – tener nuestras necesidades satisfechas – y no somos conscientes de que esto es parte del sistema del ego, por lo que sólo nos traerá culpa y dolor.

El problema es que no queremos ver, y por eso Jesús primero tiene que ayudarnos a que nos demos cuenta de cuánto no queremos, un deseo que proviene del reconocimiento de que si vemos a través de sus ojos ya no podremos culpar a nadie más. Ver a través de sus ojos significa que la realidad no es lo que percibimos afuera, sino su amor por nosotros, el reflejo de la realidad del Amor de Dios.

Renunciar a lo que creo ver

Por lo tanto, debemos ser conscientes de cuánto no queremos renunciar a la certeza de que tenemos razón con respecto a nuestras percepciones, porque ciertamente no queremos renunciar a nuestra certeza sobre lo que percibimos dentro, nuestro yo pecaminoso y culpable.

Por más dolorosa que pueda ser esa autoimagen, sigue siendo «mi» autoimagen egoica lo que establece «mi» existencia.

LECCIÓN 20 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 20 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

Si vemos separación, venganza, traición o sufrimiento, es a causa de que «deseamos» verlos. Este deseo es la causa, y lo que vemos es el efecto.

¿Estoy decidido a ver?

Jesús está tratando de convencernos de que realmente deseamos ver de otra manera. Obviamente todavía no estamos del todo convencidos.”¿Cuán decidido estoy a ver? ¿Cuál es mi renuencia? Ver es tener visión, lo que significa que dejamos ir el juicio. El juicio es lo que mantiene nuestro especialismo en su lugar.

Cuán fácil es juzgar este tipo de situaciones, pero el juicio nos cuesta la visión. Nos cuesta nuestra paz, nuestra dicha y nuestra felicidad. No vemos la conexión entre aferrarse al juicio y la pérdida de la paz y la felicidad, pero Jesús nos está mostrando lo que no podemos ver.

Él nos motiva a aprender lo que él está enseñando para que el dolor de la culpa que experimentamos pueda ser visto por lo que es.

Algunos de nosotros hemos sido buscadores espirituales por mucho tiempo y hemos pasado por una variedad de caminos y enseñanzas en la búsqueda de la iluminación.

Ver las resistencias

A pesar de este deseo de despertar, nos encontramos con el miedo y la resistencia. Esto puede incluir los momentos en que tratamos de hacer las lecciones con regularidad, pero nos “olvidamos”. Arrastramos nuestros pies para hacer la práctica. Nos rebelamos activamente contra los pensamientos planteados.

Tenemos sueño o hambre cuando tratamos de hacer la lectura. Hay muchas maneras en que el ego nos mantiene distraídos. “Mas para estar dispuesto a aprender de Él tienes que estar dispuesto a poner en duda todo lo que aprendiste por tu cuenta, pues tú que no te enseñaste a ti mismo bien no deberías ser tu propio maestro.” (T.11.VIII.3.8 ) (ACIM OE T.10.VIII.76)

A %d blogueros les gusta esto: